FIB 2016
Mejores capítulos de serie de 2015

Mejores capítulos de serie de 2015

Publicado el 28.12.15
por Rebeca Suárez
@rebecasrz

Una lista de mejores capítulos como es este caso, o de series, o de cualquier tipo de obra artística, en la que todavía queden grandes nombres fuera, siempre debe ser motivo de alegría.  El 2015, por más decepciones astronómicas con las que pareciera que nos topáramos (sí, te miramos a ti, ‘True Detective’), ha sido otro gran año de ficción en televisión, con grandes series en los circuitos habituales pero también en los márgenes.

A continuación, repasamos en orden cronológico según emisión, algunos de los mejores capítulos que este 2015 nos ha ofrecido. 

Broad City: Wisdom Teeth

I feel so alive right now!

Una de las mejores cosas acerca de ‘Broad City’ (y ya es decir, porque la serie tiene buenas cualidades para dar y regalar), es su predisposición a romper sus propios moldes.  Sus creadoras no le tienen miedo a nada y eso no ha estado nunca tan claro como en ‘Wisdom Teeth’, uno de esos episodios locos en los que una visita al dentista puede tener hilarantes y psicotrópicas consecuencias. Abbi, por fin, se desmelena completamente, y a Illana le toca hacerse la adulta para correr al rescate de su amiga. Un cambio de tornas descacharrante que viene a confirmar lo que venimos dos temporadas diciendo: que estas chicas son oro.

1992: Capítulo 1

Hoy sólo tengo siete millones. Estoy pasando por un mal momento.

Hay series que uno ve con admiración, con interés o intriga. Y hay series, como ‘1992’, que vemos con todo lo anterior, unido a un sentimiento más: rabia. Rabia de encender cada día nuestros aparatos electrónicos y catódicos y sabernos rodeados de una corrupción que campa a sus anchas, mientras vemos, y disfrutamos haciéndolo, a nuestros vecinos italianos retratar con tan buen atino su propia revolución política y económica. La serie pensada por Stefano Accorsi se ha convertido en uno de los visionados más intensos y estimulantes de este año. Una cita ineludible con la ficción y con la realidad. 

Mad Men: Lost Horizon

It just looks good now, but it was miserable when you were in it. Trust me.

Don asiste a la que debería ser la reunión de su carrera, pero antes de que pasen dos minutos, decide no perder más su tiempo, ni su vida, y se va. Es una de las más tranquilas y modestas escenas de ‘Mad Men’ y sin embargo, o precisamente por eso, una de las mejores. Junto con esa llegada triunfal de diosa absoluta de Peggy a McCann Erickson tras un día de incertidumbre vital y laboral en su antigua empresa, ‘Mad Men’ ha consigo dibujar la evolución de los dos personajes pilares de su historia en apenas unos segundos.  Y todavía habrá alguien por ahí perdido, preguntándose por qué ‘Mad Men’ es una de las mejores series de la historia.

Inside Amy Schumer: 12 Angry Men Inside Amy Schumer

This girl believes she's allowed to be on camera?! She's not a ten!

No hay discusión posible: éste ha sido el año de Amy Schumer. Para acompañar a su despegue mediático, la cómica ha entregado además la mejor temporada hasta la fecha de su serie de sketches, con su episodio parodia de ‘Doce hombres sin piedad’ como genial guinda del pastel.  Una habitación llena de caras masculinas conocidas y una simple pregunta: ¿está Schumer lo suficientemente buena como para salir en la tele? El resultado: media hora de crítica a los estándares machistas de la televisión y humor loco, pero no por ello menos afilado.  Uno de esos capítulos que piden a gritos aplaudir tras su visionado.

Louie: Untitled

What do you think’s causing the nightmares?

Hay escenas que, meses después  de vistas, realizan pequeñas visitas de cortesía a nuestros pensamientos. Y, ocasionalmente, muy raramente en realidad, hay capítulos enteros cuyo imaginario y sentido es capaz de visitarnos con regularidad. Con ‘Untitled’ de ‘Louie’ se da este fenómeno. Un experimento onírico que no por aparentemente disperso y aleatorio es menos controlado. ‘Untitled’ le da vueltas a nuestra relación con el subconsciente y con los demás, y lo hace como sólo Louis C. K. podría hacerlo. ¿Se puede pedir más?

The Jinx: Episodio 6

What the hell did I do? Killed them all, of course.

Este año vivimos, de la mano de Andrew Jarecki y gracias a Robert Durst, uno de los momentos más sorprendentes, espeluznantes y taquicárdicos de nuestras vidas televisivas.  Y todo se lo debemos a un micro abierto por error. La miniserie documental de HBO sobre la increíble vida de este acaudalado asesino  no tiene desperdicio, pero esas auto declaraciones inconscientes finales, se nos quedarán grabadas en la memoria durante mucho, mucho tiempo.

Show Me A Hero: Partes 5 & 6

Everything has a cost.

Las expectativas eran altas y David Simon y Paul Haggis tenían apenas tres emisiones para cumplirlas. Pero Simon, cocinero de ficciones a fuego muy, muy lento, parece no haber tenido problemas para manejar los complejos ingredientes de esta historia en el tiempo estimado. Y a las pruebas nos remitimos: ‘Show Me A Hero’ ha sido una de las experiencias televisivas del año. En su tramo final, nuestros lazos afectivos con los personajes están en su sitio y el desenlace de la lucha titánica de una ciudad entera por la construcción de viviendas sociales para los más desfavorecidos, nos toca especialmente. La batalla parece ganada, pero la lucha, excepto para los héroes que se quedaron en la cuneta, continúa.

You’re The Worst: LSD Soundsystem

To be a slave to an idea of coolness is why some of your friends never grow and in the end are actually less themselves, and counter intuitively live less authentic lives.

‘You’re the worst’ se convirtió la temporada pasada en esa serie de modernos perdedores, y perdidos, con cuyo anti romanticismo podíamos vernos vagamente (o completamente) identificados. Lejos de mantenerse estancada, en su segunda temporada Stephen Falk ha decidido dar un paso más y dotar de profundidad a sus tramas y personajes introduciendo en la mezcla una enfermedad mental. El resultado ha sido, entre otras cosas, uno de los capítulos que mejor reflejan la necesidad humana de querer creer que ahí fuera hay una vida mejor, y que la felicidad puede estar, literalmente, a la vuelta de la esquina…. O no.

Master of None: Parents

Isn’t that the gist of every immigrant story? It was hard.

El gran acierto de Aziz Ansari con su ‘Master of None’, más allá de su indudable humor, es el estudio de nuestro estilo de vida moderno desde una perspectiva refrescantemente honesta y humilde. Ansari no teme señalar problemas pero tampoco se le rasgan las vestiduras para entonar un mea culpa necesario. Con ‘Parents’, el cómico echa un vistazo a la extraordinaria vida y lucha de sus padres, y de otras figuras similares, con un mimo y admiración absolutamente encomiables. Una declaración de intenciones aún más deliciosa sabiendo que los padres de Dev no son otros que los del mismo Ansari en la vida real.

London Spy: Lullaby

I must be easy to read.

‘London Spy’ es una serie de espías sin espías, una visión alejada de fórmulas que aspira a algo tan complicado como explicar el amor, la verdad y la superación de la pérdida. Y lo consigue. En ‘Lullaby’, Ben Whishaw y Jim Broadbent nos capturan completamente con su relación de opuestos complementarios. Una historia que con otra dirección y otros actores podría irse fácilmente de madre, pero que en las manos que la presentan se convirtió en una experiencia profundamente emocional.

Jessica Jones: AKA WWJD?

You blame bad parenting? My parents died! You don’t see me raping anyone!

Durante un puñado de capítulos, llegamos a pensar que Killgrave jamás se nos relevaría del todo, que sería siempre ese personaje enigmático que acechaba por el rabillo del ojo, pero a quién nunca acabaríamos de enfocar en primer plano. En WWJD? (¿Qué haría Jessica?), no sólo tenemos el placer de empezar a quitarle la careta, sino que somos espectadores en primera fila de una disección psicológica de sus acciones y consecuencias por parte de Jones.  Un enfrentamiento verbal que deletrea en términos cristalinos un concepto que debería ser ya tan claro como el consentimiento, y un punto de giro determinante para la trama de uno de los estrenos más interesantes y estimulantes del año.

Fargo: Loplop

Do you understand the difference between thinking and being?

Aunque he sido, y soy, la primera en admitir que esta temporada de Fargo no ha estado del todo a la altura de la anterior, es indudable que suyas siguen siendo algunas de las imágenes más evocadoras e impactantes y algunos de los momentos televisivos más intensos y emocionantes. En ‘Loplop’, Peggy se enfrenta a sus propios demonios, que en su caso se materializan desde su subconsciente en forma de gurús de la auto ayuda, y todo a su alrededor se convierte en un caos fascinante.

Transparent: Kina Hora

So, what is a wedding? It’s a ritual. It’s a pageant. It’s a very expensive play.

Pocas cosas se me ocurren ahora más difíciles que escoger un solo capítulo de la que, sin lugar a dudas, ha sido una segunda temporada excepcionalmente hermosa, emotiva y brillante de ‘Transparent’.  Su arranque no hace sino marcar un listón aparentemente imposible que el resto de sus capítulos parecen no tener problemas en seguir. Una boda blanca para una familia muy lejos de ser monocromática, y la conjunción perfecta y armónica de unos personajes arrebatadores en sus aciertos y en sus errores.

Please Like Me: Champagne

I love you and you love me, and it’s just the most remarkable coincidence.

En un mundo lleno de cinismo e ironía, ser honesto puede ser el último acto auténticamente revolucionario que nos quede. Puede que Josh Thomas no pretenda cambiar ni revolucionar nada, pero con sus historias sinceras y tiernas  ha conseguido crear una de las series más refrescantes del panorama televisivo actual. Su tercer temporada es una verdadera joya a la espera de ser descubierta por tantos, y dentro de ella, su capítulo encapsulado es sólo una pequeña muestra de por qué ‘Please Like Me’ es la gran serie que probablemente te estés perdiendo.

The Knick: This Is All We Are

This world offers too much.

Hay cosas en este mundo que nunca entenderemos, como quiénes somos, de dónde venimos y por qué no está ‘The Knick’ mucho más a menudo en el podio de mejores series en activo.  Lo que hacen Soderbergh y compañía es auténtico malabarismo visual y narrativo, capítulo tras capítulo. Y aún así, partiendo de lo más alto, siguen consiguiendo sorprendernos para bien con piezas tan excepcionales como ‘This is all we are’, un cierre no por imposible menos coherente, con cuyo revisionado tendremos que consolarnos hasta un regreso que, sea cuando sea, se nos hace lejísimos.

Bola Extra:

Unbreakable Kimmy Schmidt: Kimmy goes to school!

Porque Peeno Noir.


 

Otros tags:
Broad City, Jessica Jones, Mad Men, Louie, The Jinx, Show me a hero, Master Of None

Otros contenidos relacionados:

Broad City
27.03.15
Broad City
27.03.15
Un 2015 de serie
05.01.15
COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017