Brooklyn 9 9

Lost & Found: Cinco series de estreno a recuperar (II)

Publicado el 15.07.14
por Rebeca Suárez

Volvemos a aprovechar la calma catódica estival para recomendar cinco estrenos de esta temporada que merece la pena recuperar. Comedias originales y retro, humor ácido inglés y atmósferas insidiosas al servicio del drama. A continuación, nuestro cuadernillo Santillana catódico.

 

BROAD CITY (Comedy Central. Temporada de 10 capítulos con 2ª confirmada).

Una de las cosas más difíciles en la comedia es tener voz propia. Crear algo que sin ser rebuscado ni pretencioso, se despegue del resto de la oferta televisiva. Hacer de lo esperpéntico y chocante no una triquiñuela para cazar espectadores, sino parte de una personalidad única y arrolladora. Y la serie de Ilana Glazer y Abbi Jacobson lo consigue sin (aparentemente) apenas esforzarse. Como si traer una bocana de aire fresco a nuestras pantallas fuera lo más natural del mundo.

Broad City’ es una de esas series que durante su emisión pasó desapercibida, pero que poco a poco va ganando adeptos. La que naciera como webserie, y pasara a formar parte de la parrilla de Comedy Central de la mano de Amy Poehler, ha acabado por convertirse en una de las mejores comedias del año.

Humor sin prejuicios ni barreras, diálogos deslenguados, situaciones cotidianas barnizadas de hilarante locura y cameos de altura a lo largo de diez capítulos que se nos han hecho a todas luces cortos.

 

 

INSIDE No. 9 (BBC Two. Temporada de 6 capítulos independientes).

Hay una ley no escrita que dice que todos los años habrá una serie inglesa de la que todo el mundo hable. Y a falta de descubrir lo que el resto del 2014 nos depara, de momento este título le corresponde a ‘Inside No.9’.  Una ejemplo perfecto más de aquello que llamamos aquí hace tiempo Sick Britain. Esa portentosa habilidad inglesa para mezclar el humor, el terror y la angustia, y salir más que airosa.

Esta nueva oferta de las perturbadas y brillantes mentes que también nos ofrecieron ‘Psychoville’, está compuesta por seis historias cuyo único nexo de unión es transcurrir en una habitación o casa con el número nueve.  Y respirar la misma macabra atmósfera, claro.

Una juego confuso de escondite entre adultos, una vuelta de tuerca entre un autor frustrado y un mendigo insistente, un famoso cuyo último aliento queda atrapado en el globo que infla a la niña moribunda a la que visita… O la que quizá sea la más llamativa de todas: un homenaje muy particular a Jacques Tati en forma del complicado robo de un valioso cuadro sin que medie palabra en todo el capítulo.

 

THE RED ROAD (Sundance Channel. Temporada de 6 capítulo con 2ª confirmada).

Sundance Channel fue uno de los nuevos participantes en la aventura de la ficción propia que mejor nos sorprendió la temporada pasada. Primero con la interesante ‘Top Of The Lake’ y más tarde con la fantástica ‘Rectify’, cuya segunda temporada podemos disfrutar actualmente.

Su gran apuesta de este año no nos ha dado tantas satisfacciones, pero no por ello su visionado deja de tener valía. ‘The Red Road’ es una sugestiva mirada a la culpa y las decisiones irrevocables. Su historia arranca con un policía que intenta tapar un fatal accidente automovilístico provocado por su  inestable mujer. Y destapa a su paso en su pequeña comunidad viejas rencillas que el inestable fango no ha conseguido enterrar.

Lo mejor de la propuesta de Aaron Guzikowski no es su historia familiar central (con cierta tendencia al melodrama básico), sino la densa y envolvente atmósfera que respira el pueblo donde ésta se desarrolla. Esa otra América profunda. No la de cowboys y hillbillies que tan bien retrata ‘Justified’, sino la de los indios, la exclusión social y las deudas pendientes.

 

 

BROOKLYN NINE-NINE (Fox. Temporada de 22 capítulos con 2ª confirmada)

He aquí la prueba irrefutable de que los premios consagrados son una ceremonia televisiva que obedece a todo menos a lo que anuncia obedecer.  Si no que se lo digan a los que aún lucen restos de la cara de incredulidad que se les puso cuando ‘Brooklyn Nine-Nine’, una serie cuya primera temporada acababa de empezar, le arrebató el Globo de Oro a mejor comedia a su mentora ‘Parks and Recreation’.  Pero que la decepcionante y loca realidad de los premios no nos amargue este dulce. Porque la serie merece la pena, y mucho.

Creada por Dan Goor y Michael Schur (responsables también de ‘Parks and Rec’, cosa más que palpable sobretodo al inicio de la serie, cuyos personajes parecen sacados de la misma plantilla) y protagonizada por Andy Samberg (ex partícipe de Saturday Night Live y parte fundamental de ‘The Lonely Island’) retrata la vida de una comisaría de policía en el famoso barrio neoyorkino. Y lo hace, no desde el cinismo ni el afán de romper moldes que tanto abunda en la parrilla televisiva contemporánea. La mayor sorpresa de la serie es su capacidad para mezclar con éxito su latente espíritu de comedia ochentera (sencillez y buenrollismo) con unos protagonistas sólidos que funcionan desde el primer momento.

 

W1A (BBC 2. Temporada de 4 capítulos).

W1A’ es (además del código postal de las oficinas de la BBC) la continuación natural de ‘Twenty Twelve’, la descacharrante falsa serie documental sobre la preparación para la cobertura televisiva de las Olimpiadas de Londres que duró dos temporadas.

Narrada, como ya lo hiciera en su predecesora, por David Tennant  (‘Doctor Who’, ‘Broadchuch’) al estilo de los inconfundibles documentales producidos por la cadena nacional inglesa, ‘W1A’ consigue aunar el humor afilado y la contenida mala leche marca de la casa patria. Todo desde la más perfecta corrección, por supuesto. Ya sabemos que los ingleses, educación mediante, son los únicos seres capaces de inferir el mayor y más enrevesado de los insultos y conseguir que les acabemos dando las gracias.

Su protagonista, Hugh Bonneville (‘Downton Abbey’), el que fuera el pobre diablo sobre ruedas (las de su bicicleta plegable) encargado de llevar a buen puerto la desastrosa producción olímpica, es ahora  nombrado ‘Director de Valores’. Y entre sus muchas, vagas y confusas funciones está la de modernizar la imagen de la casa o salir al paso de las acusaciones de sexismo y discriminación hacia los mayores vertidas sobre la BBC.

¿Existe otro país en el mundo donde la cadena oficial pública se preste a auto parodiarse con tanta despreocupada e hilarante ironía y mano dura?

Tu opinión, aquí

Sólo tienes que loguearte con una de las siguientes plataformas:

Dacebook
Twitter
Google
Yahoo
 
Numerocero ©. 2011-2014