FIB 2016
unreal Tv series

Lost & Found: 5 series de estreno a recuperar

Publicado el 19.08.15
por Rebeca Suárez
@rebecasrz

Porque hay tradiciones que hay que respetar, aprovechamos una vez más el parón televisivo estival para recomendarte cinco series estrenadas este año que merece la pena recuperar. Dramas políticos italianos, ciencia ficción patria, perros verdes y amores atípicos ingleses y una vuelta de tuerca a los realities americanos en nuestras asignaturas pendientes para este verano.

1992

Hace 23 años España estaba viviendo un frenesí continuo de fiesta, celebración y despilfarro con Cobi y Curro como maestros de ceremonia, y no podíamos encender el televisor sin ver la enésima repetición de Freddie Mercury y Montserrat Caballé dándolo todo en su tributo a Barcelona. ¿Y los italianos? Pues los italianos estaban a otra cosa. Para ellos el año 1992 será el año de la Tangentópolis, y en el que, día sí y día también, los periódicos salían de las rotativas con el último político o empresario corrupto en caer en manos de la justicia gracias a la operación Manos Limpias.

Italia, que al contrario que otros países (no miro a nadie…) no tiene miedo ni reparos para ensuciarse las manos hurgando en sus miserias, ya nos dio en 2014 una de las mejores series del año sobre su mafia, ‘Gomorra’ y éste, lejos de relajarse y vivir de las rentas, nos vuelve a traer una de las más interesantes y estimulantes series del panorama internacional, capaz de codearse con quien le tosa sin moverse un solo centímetro.

Un visionado obligatorio sobre la reestructuración de la deuda ideológica y moral de nuestros vecinos, siguiendo las garras de la corrupción a través de seis personajes que, a pesar de habitar un mundo dos décadas más joven, nos parecen más actuales y pertinentes que nunca. 


EL MINISTERIO DEL TIEMPO

Resulta curioso que en un país en el que revisitar ciertos aspectos pasados no sólo no se fomente, sino que directamente se pene, sea precisamente una serie de viajes en el tiempo la que nos haya conquistado a todos. Pero ‘El Ministerio del Tiempo’, a pesar de emitirse en nuestra supuesta cadena pública (con todo lo que esto supone), ha sabido sondear los obstáculos de medio, presupuesto, tiempo, y, lo que es más importante, prejuicios, consolidándose como un bicho raro, un pequeño unicornio en el panorama seriéfilo: la serie española que nos gustó a todos.

La serie creada por Pablo y Javier Olivares aúna historia y ciencia ficción con humor, misterio, acción, la dosis justa de mala leche e ironía y, raro para una serie patria, una factura técnica más que digna. 

Están restaurando mal mis obras. Están demasiado iluminadas. Parecen… una serie española de televisión”, se quejaba el Velázquez que pulula por sus oficinas. Así es el ‘El Ministerio del Tiempo’, una ocurrencia extraña en nuestro panorama televisivo que no sólo lo sabe, sino que se recrea con agudeza y picardía en ello, casando lo épico y heroico con lo terrenal y hasta chabacano en una mezcla que, indudablemente, funciona. Y muy bien.


THE MARRIAGE OF REASON AND SQUALOR

Podríamos admitir que esto de recomendar fehacientemente una serie española se nos hace raro, si no fuera porque después de ver ‘The Marriage of Reason and Squalor’ hemos tenido que reestructurar completamente los baremos por los que medimos lo raro en televisión.

Esta adaptación de Jake Chapman de su propia novela, estaba concebida originalmente como una película, para finalmente ver la luz en Sky Arts en la forma de una mini serie de cuatro capítulos de 20 minutos de duración.

Resumir su trama se antoja casi tanto una imposibilidad como una traición a su espíritu. Después de todo, hablar de una chica llamada Chlamydia Love (sí, has leído bien) que viaja vía los residuos de un retrete público a la isla privada en la que se encontrará con su amado dice poco sobre lo que ofrece la serie en realidad: un viaje psicotrópico y claustrofóbico por la psique de un cerebro falsamente enamorado en evidente (en ocasiones nauseabunda) descomposición. Una mirada, si no perfecta, ni en ocasiones especialmente cohesionada, sí original e indudablemente interesante.


UNREAL

Quien diga que sólo ve los The Wires y Breaking Bads del panorama seriéfilo actual, o miente, o no sabe lo que se pierde. Porque en la variedad, y en la coordinación serie - estado vital, está la clave del éxito seriéfilo-espiritual.

UnReal es la serie perfecta para esos momentos en los que buscamos diversión y entretenimiento. En los que el morbo nos parece una buena elección y el cerebro pide a gritos el piloto automático. Sin perder el rumbo, claro. 

Un reality en el que una serie de señoritas compiten por ganarse la atención y el “amor” de un joven adinerado y atractivo no es sólo la pesadilla de cualquier feminista, ni uno de los programas (The Bachelor) más vistos de la televisión estadounidense, es la premisa de uno de los pelotazos seriéfilos del año. Un vistazo entre bambalinas al mundo tróspido en toda su gloria: con puñaladas traperas, manipulación psicológica, toqueteos ilícitos y una trama espídica que te dejará pidiendo a gritos un capítulo más.


CATASTROPHE

Si lo tuyo no son los realities ni el drama culebronesco por muy ameno que te lo pinten, pero sin embargo estás buscando una serie ligera y entretenida que te solucione la papeleta veraniega, ‘Catastrophe’ puede ser tu serie. 

Su trama, a priori, no parece gran cosa: Mujer inglesa conoce a hombre americano, mujer y hombre se abandonan a los placeres erótico-festivos de la vida, hombre se vuelve a Estados Unidos, mujer descubre que está embarazada, hombre vuelve y juntos se preparan para ser padres.

Lo dicho, no llama mucho la atención. Ni debe hacerlo. Porque el atractivo de esta historia no está en su básica premisa, sino en el tratamiento y desarrollo que hace de ésta. ‘Catastrophe’ es divertida sin sobre esforzarse y romántica sin grandes gestos ni mentiras preconcebidas sobre el amor. La serie de Sharon Horgan y Rob Delaney explora en tan solo seis episodios las contradicciones y vicisitudes de afrontar problemas y oportunidades en la madurez, de una manera fresca y honesta. ¿Qué más se le puede pedir?

Otros tags:
El ministerio del tiempo, The Marriage of Reason and Squalor, Unreal, Catastrophe, 1992

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017