FIB 2016
El Guincho

El Guincho

Canada / Everlasting, 2016
7.0
Publicado el 28.01.16

'HiperAsia' no es un disco al uso ni siquiera en su formato. En vez de el tradicional vinilo o CD, el álbum se ha presentado en forma de wearable: pulseras y sudaderas con un código NFC que se escanea con el móvil y, ¡voilá!, directo a los auriculares. La cosa no queda ahí: el disco se ha presentado también con un vídeo-tráiler de 40 minutos protagonizado por una versión digital de El Guincho que parece recién salida de un videojuego. Será interesante ver cómo funciona el experimento y cómo lo reciben los aficionados al coleccionismo y a los puristas del formato físico tradicional (aunque también podrán disfrutar también la versión clásica), pero al margen de la anécdota, esta forma de presentarse al mundo da muchas pistas de lo que podemos encontrar en el último trabajo del canario. 

Tras seis años de secano discográfico, El Guincho ha vuelto con un disco que está llamado a ser ignorado e incomprendido: 'HiperAsia' no es fácil. No te arrastra a la primera escucha como  'Alegranza' ni tiene la accesibilidad de 'Pop Negro', el que fue sin duda su trabajo más convencional. En esta ocasión, El Guincho sorprende con un álbum muy experimental, en el que vemos al canario más interesado en la búsqueda  de nuevos sonidos y en el propio proceso creativo que en facturar hits inmediatos. A diferencia de sus trabajos anteriores, 'HiperAsia' exige un esfuerzo que no casa bien con estos tiempos en los que se pasa página y se salta de un hype a otro a golpe de ratón y al que el propio artista guiña el ojo con el formato y el proyecto multimedia que acompañan al lanzamiento.

'HiperAsia' toma su nombre de los bazares chinos que pueblan las calles de Madrid y que llevaron al artista a descartar todo lo que había compuesto para tratar de capturar su adaptación a la ciudad. De ahí se desprende el aire confesional del álbum, el más autobiográfico hasta la fecha, y en el que vemos a El Guincho reflexionando sobre lo que echa de menos ('Con un rotu seco'), la forma de combatir un mal día ('Pizza') o el inevitable proceso por el que se pasa con la distancia de separar al amigo del conocido (“son muy pocos los que no me fallan”, canta en 'Parte Virtual'). Pero el gran hallazgo de 'HiperAsia' es su estructura: compuesto como un gran collage hecho con beats, cuts y samples y en los que aúna glitch y pop (el mejor ejemplo es el de 'Stena Drillmax'). Tampoco faltan los guiños al pop ('Parte Virtual' o 'De Bugas', grabado a golpe de autotune, o 'Cómix', en el que colabora Mala Rodríguez). El resultado es un disco muy rico en texturas y difícil de aprehender en una sola escucha, pero que confirma a El Guincho como uno de los artistas más interesantes e innovadores del panorama español.

COMENTARIOS
Tu nota: ( opcional )  
   
 
Numerocero ©. 2011-2017