FIB 2016
Aventuras de un librero independiente (2)

Aventuras de un librero independiente (2)

Publicado el 17.05.13
por David G. Natal
@DavidGNatal

Lee la primera parte

SECCIÓN QUEJAS

A pesar de que  el contexto social pueda ser propicio a las quejas, varios de los responsables de estas librerías prefieren obviar los lamentos  o, como lo reflejan desde Pequod, “ver el vaso medio lleno “. Sin embargo, las quejas existen y en su mayoría tienen como destinatarios a la clase política y al nulo compromiso de  los diferentes gobiernos con la cultura. Jesús Trueba de La Buena vida apunta a que, para empezar, “el precio del suelo de las grandes ciudades como Madrid no permite que sobreviva una librería”. Desde Anti reconocen que, a pesar de que “El libro es el único sector cultural que no ha visto incrementar brutalmente el IVA (…) es imposible hacer más daño que el que están haciendo a la cultura” y apuestan por un ‘IVA cultural’ y, mientras tanto, “autogestión”. Reconociendo lo mucho que gusta a los políticos llenarse la boca con la Cultura y lo poco que apoyan las iniciativas culturales, desde Tipos Infames comentan que “muchas veces no sería tanto la ayuda directa o la subvención, sino la eliminación de trabas burocráticas”.

Menores son las quejas contra el sector industrial, aunque Jesús Trueba apunta que “los propios actores del sector, editores y distribuidores, aunque digan tomando cañas que apoyan a las librerías pequeñas, fortalecen la posición comercial de las grandes superficies y cadenas, menospreciando y dificultando la viabilidad de las librerías independientes”. También hay algo para los lectores. Los responsables de Anti ponen como ejemplo a una librería amiga que acaba de cerrar por el Norte de España. “Cuando dieron la mala noticia recibieron un montón de apoyos y elogios de gente que hacía años que no se pasaba a comprar a su librería. Ellas sentían mucha rabia porque si esta gente que les daba la palmadita hubiera apoyado su proyecto como clientes no habrían tenido que cerrar”. De nuevo desde Tipos Infames resaltan, mirando hacia el futuro, que “seguramente la crisis llevará, debido a la mayor necesidad de supervivencia y mantenimiento del mercado y cuota de lectores, a incrementar los niveles de excelencia (mejor selección de títulos, ediciones más cuidadas, traducciones …)”.


SECCIÓN AGRADECIMIENTOS

Los agradecimientos siempre son más fáciles de repartir y, en el caso de nuestros libreros, se distribuyen entre clientes, editoriales y autores. Los primeros son a menudo, como afirman desde Arrebato Libros, verdaderos prescriptores, aquellos “que nos enseñan día tras día todo aquello que sabemos sobre el mundo de la literatura”. Desde La Buena vida dan la “bienvenida a la biodiversidad” en el mundo de las pequeñas editoriales y apuntillan que, aunque sea verdad “que han crecido como las setas y que el número de títulos es exagerado para lo que se lee, también lo es el de las marcas de yogures, bares y restaurantes malos, y nadie dice nada”.

 Desde Anti concretan sus agradecimientos en el trabajo valiente de casas editoriales de pequeño tamaño como “Contraseña, Media Vaca, Litera, Barbara Fiore, Morsa, Belleza Infinita, Traficants, Pepitas de Calabaza, Caja Negra, Consonni, Tenov o Apa-Apa”. También desde Tipos Infames quieren ejemplificar en una labor concreta, la del Grupo Contexto, quienes “fueron los primeros del sector que nos apoyaron y lo siguen haciendo”. Junto al trabajo de selección de los editores, los buenos autores son reivindicados por Pere Fernández de Pequod, ya que sin ellos “ninguno de los que nos dedicamos al mundo del libro pintaríamos nada aquí”.



SECCIÓN RECOMENDACIONES

Tratándose de personas que pasan sus días entre montañas de libros, no podemos resistir la tentación de pedir a todos estos libreros, que ante todo son lectores empedernidos, que nos recomienden sus libros recientes favoritos. Jesús Trueba, de La Buena Vida, se queda con ‘La experiencia dramática’ de Sergio Chejfec, publicado por Candaya, “una novela extraña con un poder de atracción fuera de lo común”; ‘Moo Park’ de Gabriel Josipovici (Raig Verd), ‘Donde dejé mi alma’ de Jerôme Ferrari (Demipage) y ‘Yo no soy Sidney Poitier’ de Percival Everett, “un escritor único en la actualidad”,  (Blackie Books). En Anti se inclinan por su primer libro como editorial, ‘Tierra extraña’ de Alexis Nolla y , de paso recomiendan también otra obra del mismo autor, ‘Escondite/La Isla del diablo’ de Apa-Apa Cómics.

A Pere Fernández, de Pequod, las publicaciones recientes que más le han marcado son ‘El crimen del soldado’ de Erri de Luca (Seix Barral’), ‘Últimos días en el Puesto del Este’ de Cristina Fallarás (Salto de Página), ‘La vida cuando era nuestra’ de Marian Izaguirre (Lumen) y comparten con La Buena Vida al destacar la obra de Jerôme Ferrari, quien también recibe la admiración de Tipos Infames. Desde la librería de Madrid nos recomiendan además ‘Un paraíso inalcanzable’ de John Mortimer (Libros del Asteroide), a la que definen como “clasicazo”, y de nuevo lo último de Erri de Luca, una narración “breve, intensa y maestra”. Por último, Albert Padrol de Altair resalta las novelas gráficas ‘Gabo’ (Sins Entido), sobre la vida de García Márquez, ‘Petrogrado’ (Norma Editorial), sobre Rasputín, y ‘Bhimayana’ (Sexto Piso). En narrativa su elección es ‘El fin del mundo equivocado’ de Mauro Corona, que han editado ellos mismos.

 

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017