FIB 2016
Álvaro Ortiz

Test de Rorschach: Álvaro Ortiz

Publicado el 12.12.14
por Numerocero

Cuando vimos el avance de ‘Murderabilia’, el nuevo cómic de Álvaro Ortiz, supimos que en esa historia de un joven escritor bloqueado, gatos y la fascinación por los asesinos en serie había unas cuantas influencias que se podían plasmar en un Test de Rorschach. Por eso nos pusimos en contacto con su autor, uno de nuestros preferidos del cómic nacional, para someterle a la prueba de las imágenes. Álvaro Ortiz empieza además un “murderabilia tour” en varias ciudades españolas, donde se podrá ir a conocerle y a hablar de sus obras, además de llevarte tu cómic firmado (y dibujado). Mira las fechas aquí.

 

 

Supongo que habrá un montón de mechones de pelo de Charles Manson rulando por ahí porque el tipo antes llevaba las greñas acordes con su época. No sé si es cierto o no pero dicen que es la persona que lleva más años en la cárcel sin haber matado a nadie. Y fue mi primer contacto con el tema de la Murderabilia (coleccionismo de obetos relacionados con asesinatos) cuando en un libro que tenía mi hermano por casa sobre arte digital (o algo así), cuyo título no recuerdo, leí la historia de que Trent Reznor se había comprado la casa de Cielo Drive donde Sharon Tate había sido asesinada. Juraría haber leído después en algún otro sitio que Reznor la compró sin saber que esa era LA CASA, pero aún así cuando se mudó se llevó consigo la puerta y la colocó en su nuevo estudio. Y míralo, ahora Reznor es un respetable compositor de bandas sonoras. Es una historia que me llamó mucho la atención. Un día tengo que ponerle a algo de título Cielo Drive. Ah, y había rumores de que Rob Zombie iba a llevar la historia de La Familia Manson a serie de televisión. Sería estupendo.                   

 

 

Espero que el gato de Joann Sfar no se haya comido ningún cadáver, supongo que será más de charlar sobre teología, judaísmo y ese tipo de cosas. No sé si es mi autor de cómics favorito (aunque puede que sí) pero es uno de los que más admiro por el conjunto de su obra (y eso que no la he leído entera, no sé si hay alguien que haya publicado tantos cómics en los últimos 20 años). La libertad con la que afronta cada libro, la variedad de géneros, lo loco de sus planteamientos y esos personajes tan geniales me vuelven loco, me provocan una gran envidia y al final siempre lo acabo citando como una de mis mayores influencias.

Aunque en realidad si lo pienso creo que su trabajo y el mío no se parecen absolutamente en nada.

 

De Paul Auster sí que creo poder afirmar que es mi escritor favorito. Y aunque tampoco me he leído todos (me voy dosificando), sí es el escritor del que más libros he leído, eso seguro. Y quitando un par que no me gustaron mucho el resto me parecen entre magníficos y muy magníficos.

Cuando hice Cenizas había una parte que aludía directamente a un trozo de Brooklyn Follies, y ahora con Murderabilia también comentan en las reseñas que la historia es muy Auster por el rollo de que el protagonista es un escritor buscando una historia, además de que supongo que lo de los catálogos y las colecciones también tienen relación con sus libros.

Hace tiempo que no me leo ningún libro suyo para que no se me pegue demasiado (ah no, me leí Diario de Invierno hace no tanto, vaya...) pero es que hay algunos que me encantaría adaptar al cómic. Si me tengo que quedar con uno El palacio de la luna. O la música del Azar. O yo que sé...

Lo de adaptar a Auster sería algo complicadísimo teniendo en cuenta el precedente de La ciudad de cristal, hecho en cómic por Paul Karasik Y David Mazzucchelli y que es un cómic increíble. Sus 10 primeras páginas una obra maestra que igual me he leído mil veces.

Por cierto, Karasik y Mazzuccheli hicieron el cómic lo hicieron por una especie de encargo de Art Spiegelman, que es quién ilustra la portada que hay ahí arriba. Es un círculo curioso.

 

 

 

Yo soy muy de series. Últimamente veo más series que películas y esta chica insultantemente joven lleva 3 temporadas escribiendo, produciendo y protagonizando Girls para la HBO con un nivel tremendo. Personajes y diálogos perfectos y punto. Y todo en capítulos de 20 minutos. En serio, hay que ser muy bueno para poder hacer eso así de bien. Aunque acabo de terminarme su libro No soy una de esas chicas y bueno, mal mal no está, pero la prefiero haciendo series, eso está claro.

 

 

Más allá de saber que había un psicópata llamado John Wayne Gacy Jr., mi primer conocimiento serio sobre este simpático vecino que amenizaba las fiestas infantiles de su barrio vestido de payaso fue por la canción que incluyó Sufjan Stevens en su disco más celebrado; el inmenso Illinoise, en el que hace un repaso de dicho estado y en el que dedica una de las mejores canciones al tipo de la foto.

La cosa es que mi nivel de inglés es horrible y años atrás todavía era peor, por lo que aunque escuchaba esa canción una y otra vez en el mp3 no me enteraba de nada de lo que me estaban contando y además es que ni siquiera había mirado el título, así que el día que me dio por mirarlo me llevé una tremenda sorpresa, porque la canción más bonita y delicada del disco contaba la historia de este señor que cuando no estaba disfrazado hinchando globitos estaba violando y asesinando a jóvenes a los que después enterraba debajo de su casa.

Este tenía que salir sí o sí en mi cómic, porque los cuadros que pintó en la cárcel están cotizadísimos y son unas piezas claves dentro del coleccionismo macabro, pero al igual que con Manson preferí sacarlos un poco de refilón y centrar la atención en algunos casos menos conocidos.

Otros tags:
Joann Sfar, Girls, Paul Auster, Sufjan Stevens

Otros contenidos relacionados:

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017