Selección 2011: número 1 (Películas)

Selección 2011: número 1 (Películas)

Publicado el 28.12.11
por Numerocero

'The Turin Horse'
Béla Tarr



La hija se levanta, va hacia el pozo, recoge el agua, ayuda a su padre a vestirse, ve que el caballo no se mueve, ambos comen patatas hervidas, ella mira por la ventana... y así pasan los días. Con muy pocos elementos, Béla Tarr ha firmado una obra hiponótica y de calado profundo, un filme apocalíptico con Nietzsche de fondo y con un padre y una hija como personajes principales, casi únicos. El cineasta húngaro retrata la rutina de ambos, aislados en una casa en medio de la nada, con la única compañía de un caballo que, como el Bartleby de Melville, ha decidido no moverse. El poso, pesado, terrible, desazonador, se va instalando en la película, en los movimientos lentos de la cámara. Tarr no repite encuadre, los días siempre son ligeramente distintos. Los planos resultan tan bellos como melancólicos: de hecho, no hay momento más doloroso que el del padre y la hija, cuando se han quedado sin agua, que desaparecen tras una montaña para, al poco rato, tener que volver.  Pues, ¿dónde van a ir ellos, aislados del mundo?

Parca en diálogos, ‘The Turin Horse’ tiene dos de los momentos escritos más brillantes de la temporada: la narración en off y sobre negro que abre la película –una anécdota sobre Nietzsche, que tras lanzarse al cuello de un caballo que estaba siendo apaleado quedó sin habla para el resto de sus días– y el monólogo que proclama un secundario, un hombre que llega a la casa de los protagonistas en busca de palinka (aguardiente) y que parece profetizar el fin del mundo. Tarr deja que la palabra cobre peso en ambas escenas: una es sobre negro y la otra discurre sin pausa, del tirón. Terriblemente fascinante, ‘The Turin Horse’resulta una película que huye de la obviedad, que sugiere más de lo que muestra, que otoga a la palabra un rol único incluso cuando se construye enteramente en imágenes.

‘The Turin Horse’llega en un momento en que el cine como tal está a punto de perder su significado. Curiosamente, esta película adquiere su relevancia en la sala de cine, como una experiencia intelectual y estética; en una pantalla grande, que permite contemplar la dimensión real de lo que representa el primer plano de un caballo; en un celuloide que realza el blanco y negro. Violeta Kovacsis.

2 - ‘Drive’, de Nicolas Winding Refn 

3 - ‘El Árbol de la vida’, de Terrence Malick

4 - ‘Melancolía’, de Lars von Trier

5 - ‘Valor de Ley’, de Joel Coen

6 - ‘Le père de mes enfants’, de Mia Hanson-Love

7 - ‘Un Método peligroso’, de David Cronenberg

8 - ‘13 Asesinos’, de Takashi Miike

9 - ‘La boda de mi mejor amiga’, de Paul Feig

10 - ‘Carlos’, de Olivier Assayas

11 - ‘El extraño caso de Angélica’, de Manoel de Oliveira

12 - ‘Misterios de Lisboa’, de Raoul Ruiz

13 - ‘Guilty of Romance’, de Sion Sono

14 - ‘El Niño de la Bicicleta’, de Luc y Jean-Pierre Dardenne

15 - ‘Meeks Cuttof’, de Kelly Reichhardt

16 - ‘Cisne Negro’, de Darren Aronofsky

17 - ‘Alamar, de P. G. Rubio

18 - ‘The Yellow Sea’, de Na Hong-jin

19 - ‘Una Mujer en África’, de Claire Denis

20 - ‘Le havre’, de Aki Kaurismaki


La lista de películas ha sido confeccionada con las votaciones de Natalia Marín, Raúl Acín, Diego Salgado, Violeta Kovacsics, David G. Natal y Maria Adell. 

 

Otros tags:
Hermanos Cohen, Bela Tarr, Claire Denis, Darren Aronofski, Takashi Miike, Terrence Malick, David Cronenberg, Hermanos Dardenne, Lars Von Trier, Sion Sono, Olivier Assayas, Aki Kaurismaki, Nicolas Winding Refn, Raoul Ruiz, Kelly Reichardt, Paul Feig, Mia Hansen-Love, P.G. Rubio, Na Hong-jin

Tu opinión, aquí

Sólo tienes que loguearte con una de las siguientes plataformas:

Dacebook
Twitter
Google
Yahoo
 
Numerocero ©. 2011-2014