4 parajes obligados en Turquía

Turquía

Turquía está ubicada entre Europa y Asia, entre occidente y oriente. Es un país de gran riqueza histórica producto de influencias de diversas culturas: griega, romana, persa y árabe. Si estás pensando visitarlo, estos son los cuatro parajes obligados en Turquía.

Estambul, capital de tres imperios

Turquía

Estambul fue fundada como Bizancio y llegó a ser la capital de tres imperios: el bizantino, el romano y el otomano.

Entre los lugares imperdibles de la ciudad está la Mezquita Azul, construida por el Sultán Ahmed I entre 1609 y 1616. Tiene una inmensa cúpula central y está rodeada de seis minaretes. Se recomienda visitar al amanecer o el atardecer.

Muy cerca está Santa Sofía, actualmente un museo, pero en sus orígenes una basílica convertida más tarde en mezquita. Es uno de los símbolos de la ciudad y una joya del arte bizantino.

Otro sitio obligado es el Puente Gálata, que conecta la parte vieja con la nueva de la ciudad. También se recomienda conocer el Gran Bazar, inmenso mercado con más de 3600 comercios.

Sitio arqueológico de Troya

Turquía

Troya es otro de los cuatro parajes obligados en Turquía. Sí, es el mismo lugar donde se desarrolló la mítica Guerra de Troya. Está ubicada en una posición estratégica para el comercio y la navegación, en la boca de entrada del estrecho de los Dardanelos, entre Europa y Asia. El sitio arqueológico contiene las ruinas de la antigua ciudad, halladas en 1871.

Al llegar te saludará el Caballo de Troya, hecho de madera en recuerdo de la épica batalla. Con el recorrido por los yacimientos arqueológicos podrás conocer la historia de Troya desde el año 3.000 a.C. Entre las ruinas apreciarás el Templo de Troya, las bases de la muralla de la ciudad y el teatro principal.

Esmirna

Turquía

Esmirna, la hermosa Izmir, es la tercera ciudad más grande del país y uno de los cuatro parajes obligados en Turquía. Está situada en la costa del mar Egeo y tiene una historia que se remonta al tercer milenio a.C.

Entre los atractivos de la ciudad están las ruinas del Ágora romana y del Castillo de Terciopelo en la colina de Kadifekale. En el Museo Arqueológico encontrarás esculturas que se encontraban en el Ágora, entre ellas las de Poseidón y Deméter.

En Esmirna podrás disfrutar de los bares y cafés en el paseo costero del Kordon, y adentrarte en el laberíntico mercado Kemeralti.

Pamukkale, castillo de algodón

Turquía

Es sin duda uno de los cuatro parajes obligados en Turquía, situado en el valle del río Menderes. En Pamukkale serás testigo de las singulares formaciones naturales de piedra caliza y travertino, producto de movimientos tectónicos que comenzaron hace millones de años.

Las formaciones asemejan cascadas congeladas por el característico color blanco de las rocas. De ahí también su denominación como castillo de algodón. Entre las terrazas hallarás piscinas naturales de aguas termales, donde sin embargo está prohibido bañarse. Sí podrás caminar descalzo por la orilla; a todo el sitio se debe entrar sin zapatos como medida para preservarlo.

En los alrededores podrás visitar el Parque Natural, la Piscina de Cleopatra y la ciudad de Hierápolis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: