Magia negra: qué es y qué tipos hay

Magia negra

La descripción de la magia negra es simple, son todos aquellos actos pertenecientes a la liturgia mágica, cuyos métodos y objetivos no son bien vistos por la sociedad. Otra forma de definir a la hechicería negra es como una serie de recursos y métodos que tienen como objetivo la obtención de poderes sobrenaturales con el único propósito de dominar o perjudicar a otras personas.

Con este tipo de magia se emplea a entidades malignas para producir desgracias, enfermedades o cualquier tipo de daños a otros individuos.

Origen de la magia negra

No se le puede dar un origen exacto a la magia negra, puesto que esta ha estado presente desde el comienzo de la historia humana, desde tiempos prehistóricos, el ser humano ha buscado distintas formas de obtener fuerzas y poderes sobrenaturales.

Por medio de los dioses, demonios y hasta las almas de los muertos, era una de las principales formas de búsqueda de estos poderes en sociedades antiguas desde hace miles de años. En la mayoría de los casos se hacía para afectar al enemigo. La práctica de este tipo de brujería siempre fue mal vista, por lo que sus practicantes sufrieron de rechazo por parte de las demás personas.

A pesar de la gran persecución sufrida por quienes realizaban ritos de brujería oscura durante la época medieval, esta logró sobrevivir y volver a proliferar a mediados del siglo pasado cuando se removieron las leyes que penalizaban la práctica de la brujería. Hoy en día aún existen muchas personas que practican este tipo de hechizos y hacen uso de sus atributos en beneficio propio o de las personas que pagan por sus servicios.

Origen de la magia negra

Tipos de magia negra

La magia negra tiene diversidad de clases según sean los métodos y requerimientos para su ejecución, las más comunes son:

Necromancia

La necromancia es una de las clases de este tipo de magia, siendo muy conocida, consiste en el conjuro y control de los espíritus de los muertos, se emplea para la realización de consultas o para solicitarles que hagan algo, en muchos casos, los practicantes de la magia oscura los utilizan para atormentar a sus enemigos o personas que no les agraden.

necromancia

Magia negra con vudú

Resulta de la mezcla de dos tipos de magia, la magia negra y la magia vudú proveniente de las comunidades africanas. Esta clase de magia se aplica a través de un muñeco, hecho por el practicante o brujo, dicho muñeco debe emular lo más posible a la persona en específico que se desea perjudicar. Con esta magia se puede controlar los actos, e incluso, hasta la voluntad de la persona afectada.

Magia roja

La magia roja, también conocida como hematomancia, es un tipo de hechicería empleada para la hechicería y adivinación que tiene como elemento principal el uso de sangre o tejidos vivos. Se considera una clase de magia oscura cuando se emplean la sangre y/o tejidos de otras personas. Se puede emplear con fines relacionados al amor o la sexualidad, pero su principal uso es perjudicar y manipular la vida del objetivo. Es una de los tipos de magia más ricos cuando se trata de dogmas, rituales y celebraciones con cierto grado de complejidad.

Magia gris

Este tipo de magia resultante de la mezcla de las magias blanca y negra, se le considera una magia neutral, sus usos no son muy conocidos, lo que se sabe es que puede emplearse tanto para el bien como para el mal, pero a diferencia de la negra, su práctica no daña a la persona objetivo.

tipos de magia negra

La magia blanca como antídoto

Como las dos caras de una misma moneda, las magia blanca y la negra tiene mucha relación entre sí a pesar de ser completamente opuestas una de la otra. La negra se utiliza para hacer daño y, por su parte, la magia blanca contrarresta esos daños. No solo los afectados por el empleo de fuerzas negativas requieren de los beneficios brindados por la liturgia blanca, sino que hasta los propios brujos y hechiceros tienen que recurrir a ella en muchas ocasiones puesto que, al tratar constantemente con entidades negativas como espíritus y demonios, con frecuencia los brujos pueden ser víctimas de sus propios males y no pueden librarse de ello sin la ayuda de la magia blanca.

Principales medios de la hechicería negra

Como se ha mencionado con anterioridad esta clase de magia existe con el propósito de causar daños, y para cumplir con su objetivo se vale de ciertos medios:

Mal de ojo

Producto de la envidia y los celos de una persona con una gran fuerza psicológica, causa en la víctima una especie de nerviosismo, inquietud o agitación que no parece tener un origen preciso. Ciertas personas pueden transmitir mucha energía negativa a través de su mirada. Esta clase de males se presenta mucho en los bebés, por eso en varias culturas se acostumbra a colocar ciertos amuletos en la muñeca o talón de los recién nacidos para desviar estas malas energías.

mal de ojo

Negatividad

Es un tipo de maleficio superior al mal de ojo, ya que, a diferencia de este, no solo perturba, sino que absorbe la energía vital de la víctima, lo que la comienza a debilitar física y espiritualmente.

Maldiciones

Son uno de los peores maleficios que pueden ser lanzados a un objeto, persona e incluso una familia, sus efectos pueden ser muy variados y durar por muchas generaciones.

Conclusión

Este tipo de brujería ha estado presente desde los orígenes de la humanidad, desde esos remotos tiempos han existido personas que han buscados el poder de esta clase de magia para obtener beneficios para sí mismos, pero esta práctica puede ser muy peligrosa y atraer desgracias para quien la práctica, por lo que en muchos casos deben buscar ayuda en la magia blanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: