Huggy Wuggy: el peluche del videojuego de terror «Poppy Playtime»

Huggy Wuggy

Poppy Playtime es un videojuego de terror que se encuentra en tendencia. La premisa del juego es bastante sencilla, asumimos el papel del exempleado de una fábrica de juguetes y exploramos la línea de producción varios años después de que todos los trabajadores de la planta desaparecieran de forma misteriosa sin dejar ningún rastro.

La aventura termina de adquirir el tono de terror gracias a la presencia de un personaje bastante particular. Se trata de Huggy Wuggy, un peluche de aspecto siniestro que asfixia hasta la muerte a cualquiera que se atreva a ingresar a la fábrica de juguetes. Para su terrorífica misión, tiene secuaces como Kissy Missy, de diseño similar pero en color rosa.

Huggy Wuggy se ha convertido en el juguete sensación

A pesar de ser el siniestro protagonista de un juego de terror, el peluche de merchandising oficial ha ganado una popularidad enorme, especialmente entre los niños. La popularidad del juego y su rápida difusión en redes sociales como TikTok, han contribuido a convertir el juguete en un fenómeno de ventas.

Sin embargo, algunos padres han iniciado una campaña de alerta dirigida a los padres de niños muy pequeños. Ellos intentan que los padres sean conscientes de lo que el juguete representa antes de realizar esta compra, pues muy fácilmente podrían confundirlo con una figura inofensiva sin conocer la naturaleza violenta del personaje.

Peluche Poppy Playtime

Huggy Wuggy es una pieza de merchandising coleccionable, lanzada oficialmente por los creadores del juego. No obstante, los padres deberían comprender que no es un juguete dirigido a todas las edades, a pesar de que el juego ha ganado popularidad en el segmento de edad entre los 6 y 15 años.

Motivo de preocupación en las escuelas

Además de ser una sensación en cuanto a ventas y un juego que gana popularidad constantemente, el juguete también ha despertado la preocupación en las escuelas. Se han emitido diferentes alertas en las instituciones educativas estadounidenses, indicando que el juego Poppy Playtime y el juguete Huggy Wuggy están siendo utilizados para bromas de mal gusto.

Muchos estudiantes han creado una serie de fan fiction con un terror mucho más profundo y nada relacionado con la historia del juego, únicamente tomando los personajes del juego para crear leyendas urbanas con el objetivo de infundir terror en el resto de estudiantes. Gracias a internet, estas historias consiguen expandirse a un ritmo vertiginoso afectando a miles de niños.

Quizás a muchas personas esto no les causa alarma. Sin embargo, es necesario entender que existen niños más sensibles y predispuestos a impresionarse con esta clase de historias, pudiendo incluso generar un trauma importante si llegan a ser víctimas de alguna de estas bromas que vienen popularizándose gracias a la versión coleccionable del peluche Huggy Wuggy.

En cualquier caso, y aunque no existe una restricción real con respecto a la venta de este juguete de terror, es importante que los padres sean conscientes y eviten comprar esta clase de coleccionables  a niños muy pequeños e impresionables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: