¿Para qué sirve hacer root en nuestro teléfono Android?

Hacer root en nuestro teléfono Android

Seguramente, en alguna ocasión habrás oído el término ‘’rootear el móvil’’, pero es probable que no sepas muy bien de qué se trata. Básicamente se trata de tener acceso al directorio raíz de nuestro teléfono, para que podamos modificarlo a nuestro antojo, añadir y quitar elementos para mejorar el rendimiento de nuestro terminal, e incluso, poder instalar aplicaciones de pago completamente gratuitas. Pero como todo, tiene sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué ventajas nos aporta tener Android rooteado?

Ahora que sabes de qué se trata, te estarás preguntando si realmente merece la pena realizar esta modificación. Como hemos dicho, hacer root en el terminal tiene tanto cosas buenas como malas, por lo que es recomendable acceder al blog de como-espiar, donde podemos tener más información sobre este tema para ver que en general todo son ventajas. Nos brinda la posibilidad de tener un control completo sobre nuestro terminal Android para sacarle un mayor partido en términos generales.

Ventajas de tener Android rooteado

Básicamente, como usuarios normales de nuestro teléfono, no tenemos ningún tipo de acceso para poder borrar o modificar los archivos del sistema operativo. Para eso es necesario convertirse en una especie de ‘’super usuario’’, o lo que es lo mismo, ‘’rootear’’ el teléfono para abrir todos los puertos y así ser capaces de gestionar todo lo que queramos. Con total libertad para modificar incluso el propio sistema operativo de Android, añadir una versión diferente, o incluso, sistemas operativos realizados por otros usuarios que aportan menos errores y más funcionalidades, por ejemplo.

En otros términos, lo que nos va a aportar que nuestro teléfono Android sea rooteado, es tener una completa libertad para modificar todo lo que queramos, teniendo así muchas más posibilidades. Y como hemos mencionado, incluso, vamos a poder instalar aplicaciones que son de pago, de forma gratuita, rápida y sencilla. Es una buena forma de probar aplicaciones, para en caso de que no nos convenzan, no haber gastado ese dinero en vano.

Algunas de las dudas más frecuentes tienen solución

Es normal llegados a este punto, albergar una serie de dudas y temores, como es obvio, ya que este tema provoca muchas reticencias en general. Pero básicamente no nos va a ocurrir nada por tener el teléfono rooteado, aunque llegados a este punto debemos destacar que algunas aplicaciones detectan cuando un móvil está modificado y no deja que lo usemos. Pero aquí tampoco debe haber temor, pues como hemos dicho, tenemos completa libertad para hacer gestiones en nuestro terminal, por lo que también vamos a poder ‘’camuflar’’ que somos usuarios root.

Conseguir hacer root, se realiza a través de la instalación de un firmware en nuestro teléfono, que por norma general, se hace pasando el archivo correspondiente desde un ordenador a nuestro dispositivo. Una vez hecho, accederemos a él para ejecutarlo como si de un programa se tratara, luego bastará seguir los pasos que el propio firmware nos indica para dejar nuestro móvil rooteado.

Hay móviles que tienen más complicaciones que otros, pero por regla general, son todos iguales. Como mucho habrá que acceder a un menú especial mediante una combinación de teclas (botón de apagado más subir volumen durante 15 segundos, normalmente). Así se desbloqueará un menú oculto que nos dará paso para instalar nuestro firmware.

En definitiva, hacer o no root va a depender de nosotros, pero si queremos hacer muchas más cosas de las que el móvil en sí nos permite, entonces no cabe duda de que la respuesta será un rotundo sí. El hecho de poder tener completa libertad y acceso a todo el sistema para que seamos nosotros mismos los que podamos añadir, modificar o eliminar elementos es algo muy ventajoso.

Ahora bien, si somos usuarios básicos que usamos lo estrictamente necesario en nuestro móvil, entonces hacer root no es para nosotros, puesto que realmente no le vamos a sacar beneficio más allá de instalar algunas aplicaciones, y en ese sentido, nos es indiferente no hacer root en el terminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: