¿Cómo restaurar el poder impermeable de tu viejo chubasquero?

Chubasquero

Muchos de los chubasqueros de mujer están protegidos por un tratamiento para repeler el agua, al cual deben su impermeabilidad. Para que conserven sus propiedades estos tratamientos deben renovarse con alguna frecuencia, de manera que la ropa mantenga su eficacia y poder de protección.

Te contamos como restaurar ese viejo impermeable olvidado en el clóset y los consejos que debes seguir para que tu preciada colección de chubasqueros conserven sus caracteristicas iniciales.

¿Por qué es importante restaurar la impermeabilidad del chubasquero?

Protegernos de la lluvia, o de la humedad, mientras nos ejercitamos al aire libre, permite que la actividad no solo sea más confortable y segura, sino que la hace mucho más placentera. Si prefieres emplear ese viejo chubasquero para correr todos los días y notas que empiezas a padecer de frío, es posible que necesites restaurar su repelencia al agua.

¿Cuáles son las señales de la pérdida del poder de impermeabilización?

  1. Tu chubasquero de mujer/hombre empieza a empaparse en lugar de escurrir el agua.
  2. Empiezas a mojarte internamente con tu propio sudor.
  3. Al permitir el paso de agua, la pieza se empapa y aumenta su peso.

¿Cómo devolver sus días de gloria al viejo chubasquero de mujer/hombre?

Antes de iniciar cualquier tratamiento revisa bien la etiqueta de tu chaqueta. Asesórate en las páginas de fabricante, o consulta a través de sus redes sociales. Muchas empresas se promocionan efectivamente por estos medios y dan respuestas oportunas a tus interrogantes.

Consejos para restaurar la repelencia al agua

  • Normalmente bastará con lavar, aplicando el ciclo corto en una lavadora convencional, con el objetivo de retirar las capas de grasas o suciedad que se hayan depositado sobre el tejido.
  • Evita usar detergentes o jabón, ya que afectará irreversiblemente la repelencia duradera al agua (DWR: Durable Water Repellent). Emplea líquido limpiador especial, siguiendo las instrucciones de lavado.
  • Seca la chaqueta al aire, o empleando el ciclo de calor suave. De esta manera reactivarás el tratamiento impermeabilizante, devolviendo al tejido su propiedades de repeler el agua.
  • Si no tienes una secadora disponible, plancha la ropa empleando un programa de calor suave, sin vapor. Puedes colocar una toalla, o tela, entre la superficie de la plancha y la chaqueta, para distribuir el calor y proteger el tejido.
  • Si observas que no se restauran las propiedades de repelencia probablemente sea necesario aplicar el tratamiento de repelencia al agua nuevamente.

¿Cómo aplicar tratamiento de impermeabilización a tu chubasquero?

Si necesitas volver a impermeabilizar asegúrate de adquirir el tratamiento recomendado por el fabricante y seguir las instrucciones de uso. Para esto:

  • Lava la chaqueta siguiendo los pasos del apartado anterior.
  • Cuelga la pieza en un lugar apartado, donde puedas aplicar el tratamiento con comodidad. Confirma si necesitas la pieza seca o húmeda antes de iniciar.
  • Rocía uniformemente el químico, a una distancia prudente.
  • Lleva la prenda a la secadora para activar el químico, aplicando calor medio.

Consejos finales

La frecuencia del tratamiento depende de la intensidad en el uso del chubasquero. La exposición a contaminantes del medio, grasas y la acción propia de detergentes, e incluso repelentes contra insectos, pueden acortan el ciclo de vida de estos productos.

Comprueba las señales de desgaste y realiza el mantenimiento apropiado, de acuerdo al caso, para restituir la funcionalidad de tus chubasqueros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: