¿Cómo elegir un servidor dedicado para tu empresa?

VPS para empresa

A pesar de que muchos consideran que internet se trata de algo etéreo e intangible, la realidad es que toda la información disponible se encuentra alojada en servidores. Si tienes un negocio con presencia en internet, necesitas contratar los servicios de un servidor que te garantice estar siempre activo y, concretamente, requieres de un servidor dedicado para tu negocio.

Existe una multitud de servidores dedicados, cada uno con diferentes tarifas y planes de servicios, lo cual dificulta la decisión. Para ayudarte con este tema, hemos preparado una guía sencilla que te permitirá entender de qué se trata un servidor dedicado, sus ventajas y cómo elegir el más apropiados tus necesidades.

¿Qué es un servidor dedicado?

Usualmente, lo que hacemos al contratar un hosting es obtener un pequeño espacio dentro de un servidor que contiene la información de muchos otros sitios web, con varios clientes utilizando los mismos recursos de hardware, algo adecuado para proyectos pequeños, pero desaconsejable para grandes proyectos ya que afecta la velocidad de carga del contenido y otros temas.

Por su parte, un servidor dedicado (Dedicated Server), se refiere a un hospedaje web cuyo espacio para almacenar la información del sitio es exclusivo, que no tendremos que compartir con nadie y, por tanto, ofrecerá mayor nivel de eficiencia. Esta sería la alternativa adecuada para proyectos web que necesitan garantizar la disponibilidad de todos los recursos del sistema.

Una de las mejores infraestructuras para alojar cualquier sitio web son los servidores “Bare Metal” de OVHcloud, quienes ofrecen un servidor dedicado barato y con la capacidad de adaptarse a las necesidades de tu proyecto. Por esta razón, se han convertido en una de las modalidades preferidas en la actualidad.

¿Cómo elegir un servidor dedicado para una empresa?

El servidor es un computador de alta capacidad y, por consiguiente, los parámetros para seleccionar el plan de servicios son bastante similares a los que analizaríamos al comprar un ordenador.

  • CPU. Suelen tener diferentes microprocesadores, de los cuales dependerá el nivel de rendimiento obtenido al ejecutar el software que se encuentre alojado en el servidor.
  • Memoria RAM. De la memoria dependerá en gran medida la velocidad de carga que alcance la web, por lo tanto, los requerimientos de memoria pueden variar de un proyecto a otro en función de sus características y necesidades.
  • Almacenamiento. Algunos servidores dedicados utilizan discos duros magnéticos (HDD), mientras que otros han incorporado discos duros de estado sólido (SSD). Los primeros tienen más capacidad pero los segundos resultan más rápidos y eficientes, aunque en la mayoría de los casos no tendremos que preocuparnos demasiado por este tema.
  • Transferencia de datos. Implica el volumen de datos que se pueden transferir a través de la conexión de red con el servidor. Es común que algunos proveedores limiten esta velocidad en los servicios económicos para ofrecer un servicio ilimitado a precios superiores.

Finalmente, será necesario realizar la comparación entre las diferentes propuestas de servicios para elegir la que vaya más acorde con nuestro proyecto web y presupuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: