Las mejores alternativas a Facebook en 2020

Mejores alternativas a Facebook en 2020

Con más de 2,200 usuarios activos, Facebook es la red social más utilizada del planeta. Cuenta con soporte en 20 idiomas y una gran variedad de cualidades que la hacen atractiva para las empresas, ya que su plataforma de marketing permite entregar anuncios publicitarios en una amplia variedad de formatos, segmentados en función a los intereses de cada usuario.

Sin embargo, a pesar de su popularidad, esta red social ha atravesado momentos difíciles de cara a los usuarios, debido a las filtraciones de información personal y las acusaciones de venta de datos personales a empresas, para el uno de la plataforma de marketing Facebook Ads. Esta polémica ha causado que muchas personas comiencen a mirar otras opciones mucho más seguras.

Es esa la razón por la cual nos hemos dado a la tarea de recopilar una serie de alternativas a Facebook disponibles este 2020. Por supuesto, iremos un poco más allá de las redes sociales dominantes como Instagram (también de Facebook), Twitter y Snapchat, sino que apostamos por plataformas un poco diferentes, con mayores ventajas a nivel de seguridad de datos.

¿Buscando mejores alternativas a Facebook en 2020? Estas son las opciones disponibles

Una de las razones por las que una gran cantidad de personas se encuentra incómoda con las redes sociales más grandes y conocidas es por el hecho de que sus datos personales dejan de ser privados y pasan a estar disponibles para los anunciantes. La publicidad personalizada es una genialidad a nivel de marketing, pero puede resultar incómoda para ciertas personas.

Otras redes sociales como Facebook

En vista de esta situación, nos hemos encargado de recoger diferentes alternativas a Facebook, con las que pasar un rato ameno en internet, conocer personas, hacer nuevos amigos, compartir con nuestros familiares y mucho más, gozando de una mayor seguridad en lo que respecta a la privacidad de nuestros datos personales.

Diáspora 

Diáspora se trata de una red social basada en un código abierto y que fue desarrollada en el año 2010 por cuatro estudiantes, bajo la premisa de ofrecer completo control al usuario. Aunque no se trata de una competencia directa, ciertamente toma de ella muchas características como la posibilidad de publicar fotos y notificaciones de estado, compartir publicaciones de terceras personas y comentarlas, además de chatear en vivo.

En este caso, los datos de los usuarios no son recogidos de forma central, sino que se distribuyen a lo largo de una red de usuarios, siendo una red social libre porque los datos no pertenecen de ninguna forma a los creadores y administradores de la plataforma. Finalmente, la característica que más agrada a las personas que la utilizan es la ausencia de publicidad.

Ello 

Desde su fundación, en Ello han establecido como meta convertirse en una alternativa a otras grandes redes sociales, pero libre de publicidad segmentada. Gracias a esta característica es posible que los datos de usuario no se vean expuestos a terceras personas con objetivos comerciales, como sí ocurre con la red social de Mark Zuckerberg. Se sostiene a través de un modelo freemium de financiamiento.

La red cuenta con al menos 1,5 millones de usuarios, aunque se desconocen datos reales de la cantidad de usuarios activos mensualmente. Una particularidad de la red es que no obliga a que el usuario se registre utilizando su nombre real, lo que hace que la identidad de las personas deje de estar expuesta libremente.

Redes sociales alternativas

Friendica

Esta red social también utiliza un código abierto, plantándose como competencia de Diáspora, principalmente por poseer una arquitectura bastante similar. Lo que busca Friendica es servir de alternativa a las redes comerciales que dominan el mercado. Su creador es Mike Mcgiverin, quien trabajó durante años para NetScape.

Se parece muchísimo a Facebook, permitiendo compartir contenido, crear grupos y unirse a grupos creados por otros usuarios, favoreciendo la interacción entre usuarios con los mismos intereses. Como desventaja, todavía cuenta con muy poca cantidad de usuarios a pesar de la cantidad de años que han pasado desde su lanzamiento.

Vero 

Quizás una de las alternativas más potentes para competir con las más grandes sea Vero. Esta red social fue creada por Ayman Hariri en 2015 y para 2018 su CEO ofreció las primeras cifras de crecimiento: al menos tres millones de usuarios hacen parte de esta red, que a pesar de no ser comparable con los miles de millones de Facebook, sí que es un número considerable para iniciar una competencia.

El modelo de financiamiento se basa en una membrecía anual con lo cual Vero Labs consigue los recursos necesarios para el sostenimiento del proyecto. De este modo el sitio puede mantenerse activo, crecer y permanecer libre de publicidad. La organización de los perfiles, la forma de interactuar y compartir el contenido, parece un hibrido de Instagram y Facebook.

Mastodon

Se considera una red social madura en cuanto a funciones y calidad de desarrollo, aunque realmente ha sido una de las últimas en salir. Mastodon tiene un enorme parecido con Twitter, pero en realidad es una excelente alternativa para utilizar. Fue desarrollada sobre un código abierto descentralizado al igual que las opciones anteriores y su uso es bastante simple.

La ventaja principal es el nivel de privacidad que ofrece, ya que no entrega a ningún anunciante nuestros datos personales. Además, puedes elegir quienes de tus contactos miran tus publicaciones y los que no deseas que observen tu actividad. Este nivel de privacidad ya ha sido trabajado por Facebook, sin embargo aquí es mucho más simple de utilizar.

Facebook

Conclusiones

Millones de usuarios de las redes sociales gigantes se sienten abrumados por la cantidad de publicidad y por el uso de la información de parte de estas empresas. Lo cierto es que todos dieron la autorización para el uso de los datos al aceptar los términos y condiciones durante el registro, pero pocos leen estas letras pequeñas.

Así, son muchos millones los que también terminan por darse de baja del servicio o simplemente abandonarlas y decantarse por opciones más seguras o un tanto diferentes, en la que la privacidad no se vea comprometida como pudiera ocurrir con otras opciones.

También te puede interesar: Las mejores APPs para ver anime en tu móvil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: