Acusan a China ante la ONU de extraer órganos humanos de personas vivas de la etnia musulmana Uigur

Quirofano

Imagen ilustrativa de Pixabay.

El abogado Hamid Sabi pidió esta semana a la ONU que investigue las fuertes sospechas sobre China, a la que acusa de extracción de órganos de miembros vivos de la comunidad musulmana Uigur y del Movimiento Falung Gong, prohibido desde 1999.

Hamid Sabi cita un informe detallado emitido en junio pasado por el Tribunal de China, un grupo de abogados e investigadores con sede en Londres y que se hace pasar por “independiente”. Según sus hallazgos , esta práctica, que ha estado ocurriendo durante varios años, ha cobrado cientos de miles de víctimas. Pekín tomaría órganos por la fuerza “en toda China”, “más allá de toda duda razonable”, dice el informe.

Además de las fuentes anónimas audicionadas, el Tribunal de China se basa en argumentos como el extremadamente corto tiempo para obtener un trasplante (unas pocas semanas), potencialmente demasiado corto para un sistema basado únicamente en la donación voluntaria de órganos. El número de tales operaciones se estima en 90,000 cada año, aproximadamente 245 por día. Sin embargo, en 2016, China reportó solo 10,000 trasplantes. 

El país asiático niega regularmente estas acusaciones. Antes de la publicación del informe, el portavoz del gobierno esperaba que “los rumores no engañen al pueblo británico”. El gobierno también asegura que las reglas de la OMS son respetadas. Sin embargo, la opacidad del régimen chino impide una investigación claramente independiente in situ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: