Cómo vivir grandes aventuras en el mar en Barcelona

Vivir grandes aventuras en el mar en Barcelona

Visitar los históricos edificios, los grandes museos y caminar por las callejas antiguas, no son las únicas actividades que puedes realizar en Barcelona. Una visita en la ciudad puede ser, también, una gran oportunidad para vivir grandes experiencias en el mar.

Barcelona es una de las ciudades españolas que más turistas recibe y se no nos escapan las razones. Es la sede de algunos de los edificios más emblemáticos de Europa, y la cuna de artistas reconocidos mundialmente. Pintoresca y multicultural, la ciudad ofrece un muy amplio abanico de actividades, tanto para los visitantes como para los propios barceloneses.

La aventura en Barcelona está asegurada

Más allá de los puntos turísticos ya conocidos, como la majestuosa Basílica de la Sagrada Familia o la Casa Batlló, Barcelona también da la posibilidad de vivir grandes experiencias al aire libre. Abiertos al público están el bello parque Güell y el Parque de Collserola. Además, están las costas bañadas por el Mar Mediterráneo, siendo las más populares las de la Playa de la Barceloneta. Pero, además de poder recostarse a descansar en la arena o cenar en los restaurantes de la zona, también se puede disfrutar del mar adentro, haciendo uso del alquiler de barcos.

¿Qué puedo hacer si decido alquilar un barco?

El alquiler de barcos permite disfrutar de una aventura en total independencia, ya que el ir con patrón es opcional. Además, no hay límite en el tiempo de uso.

Hay distintos modelos que puedes seleccionar a la hora de alquilar, cada uno con su respectivo fin y capacidad. Los hay para seis personas, como para cuatro o dos, siendo el más grande el velero Jeanneau Sun Odyssey 379, con capacidad para ocho personas, cocina y baño.

Tanto si quieres tener una experiencia en grupo, en familia o una velada romántica, es posible. Como experiencias en grupo, puedes disfrutar de un paseo en velero frente al litoral de Barcelona. También puedes elegir una excursión en catamarán; ésta opción es un poco más lujosa, ya que permite hacer celebraciones o festejos con música y todas las comodidades.

Para experiencias románticas, puedes alquilar por una excursión en velero, que incluya una comida (desayuno o cena) con un servicio de catering a tu disposición. Por otro lado, otro servicio sería el de pasar una noche en un velero de lujo con cena gourmet y servicio, y una excursión por la mañana a lo largo de la costa.

Para eventos más formales, no es necesario eliminar el elemento de diversión. En una regata corporativa estarás acompañado por un instructor que se encargará de entrenar a las personas a bordo para convertirlas en tripulantes, y que vivan de primera mano la experiencia de manejar un velero. También es posible celebrar un evento corporativo en una goleta, con patrón y tripulación a bordo, y los servicios necesarios para hacer de aquella jornada la más relajante.

La aventura está asegurada

Así como es una gran opción pasar una tarde o noche en la tranquilidad del cielo y el mar, también puede serlo agregar algunas dosis de adrenalina. El jet ski Barcelona puede ser una experiencia realmente divertida; a bordo de una moto de agua podrás recorrer la costa de Barcelona y disfrutar de una excursión personalizada. No necesitarás de ningún permiso para pilotar, por lo que lo único que tendrás que hacer será seguir las instrucciones del monitor a cargo de guiar la salida.

Si quisieras vivir una experiencia en compañía de otros y con la misma carga de intensidad, también está el Banana Boat, un gran plátano inflable que será arrastrado por una lancha a toda velocidad.

Y si no fuera suficiente con esto, el Parasailing puede ser la opción indicada, ya que no sólo estarás en contacto con el mar sino que podrás verlo desde arriba. Consiste en un paracaídas tirado por una lancha a más de 150 m sobre el nivel del mar. Puedes realizar la actividad sólo o acompañado, aunque recomendamos vivirla acompañado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: