Tendencias ecológicas en la moda

ecológicas

Desde hace un tiempo vemos las palabras sostenibilidad o eco-friendly asociadas a actividades cotidianas. Las cadenas de supermercados reducen el uso de plásticos, se promueve el reciclaje de desechos o se enfatiza la importancia de la reducción en el consumo de carne.

Cada vez somos más conscientes del daño que el cambio climático está produciendo y sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo. Por eso preguntamos, ¿está la industria de la moda «embarcada» en esta tendencia? Poco a poco, algunas de las grandes marcas y otros pequeños fabricantes de ropa han comenzado a unirse a estas campañas. La moda ha entrado en las tendencias ecológicas de diferentes formas y vamos a conocerlas.

Tres tendencias ecológicas que la industria de la moda ya sigue

Uso de materiales naturales

Una de las acciones más visibles de estas nuevas tendencias en la moda es el uso de materiales naturales tradicionales como algodón, lino, seda, cáñamo. También se ha incentivado la experimentación con otros recursos, como restos de frutas u hongos. El uso de estos materiales no solo puede beneficiar la salud del planeta por su forma de producción.

Los materiales naturales también son más saludables para quienes los usamos pues permiten a la piel respirar mejor. Sin embargo, uno de los problemas con los que aún se enfrenta la industria textil es que algunos de estos materiales no tienen la calidad para confeccionar prendas de mucho estilo. Por eso, no es fácil conseguir tanta ropa eco-friendly, pero están haciendo su mejor esfuerzo para ganar nuestra preferencia.

Reducción de contaminantes en la fabricación

La confección de prendas de vestir con materiales sostenibles está asociada a su producción ecológica. La etiqueta «ecológico» suele estar asociada a cultivos producidos sin pesticidas o agroquímicos. Pero la industria textil ha apostado, además, por otros cambios. La reducción del uso de tintes y productos que no sean de origen natural comienza a ser tendencia entre grandes marcas. Por otra parte, los fabricantes comienzas a utilizar productos reciclados en la llamada «economía circular», dándole una segunda vida a muchos materiales de desecho.

Mejores condiciones para los trabajadores

El otro factor que ha comenzado a ser considerado seriamente por las grandes industrias textiles tiene que ver con la mano de obra. El accidente ocurrido hace pocos años en Bangladesh llamó la atención sobre las condiciones de las fábricas que confeccionan para grandes marcas. Hoy día se hacen esfuerzos para que la sostenibilidad también llegue a los trabajadores que confeccionan las prendas y sea bien valorado su trabajo.

¿Y qué piensan las nuevas generaciones de las tendencias ecológicas?

Si bien las nuevas generaciones se mueven con lo último en tecnologías, se ha observado que tienen gran interés por la sostenibilidad. Las tendencias ecológicas que ya habían sido adoptadas por las generaciones anteriores, encontraron eco en los baby boomers, milenials y generación Z. Su mentalidad «emprendedora» parece favorecer a las marcas que han definido una postura sobre el tema. Y eso lo ha entendido la industria textil para seguir moviéndose en ese sentido…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: