La histórica relación entre el póker y la NBA

relacion poker y nba

La temporada 2019/2020 de la NBA comenzará el próximo 22 de octubre. Cuatro meses han pasado desde que los Toronto Raptors se hicieron con su primer anillo tras destronar al campeón de los dos últimos años, Golden State Warriors. Los jugadores de la mejor liga de baloncesto del mundo han aprovechado este periodo de descanso para recuperarse y ponerse a punto de cara a una de las campañas más esperadas de los últimos años. Como viene siendo habitual, las canchas de las 30 franquicias de la liga estadounidense se llenarán de rostros famosos tanto del mundo de la música como de la televisión o el cine que quieren disfrutar del espíritu de la NBA.

No es músico, ni tampoco actor, pero Phil Hellmuth es uno de los rostros más asiduos al Oracle Arena, el pabellón de los Golden State Warriors. Pese a que el ganador de 15 brazaletes de las World Series of Poker (WSOP) nació en Madison, ciudad del estado de Wisconsin, el famoso jugador de póker siempre ha mostrado su pasión por la franquicia de la Bahía. Esta nueva temporada, la franquicia californiana estrenará su nuevo pabellón, el Chase Center, por lo que Hellmuth (que vive en la ciudad de Palo Alto) tendrá que desplazarse hasta Mission Bay, una de las zonas más populares y acaudaladas de San Francisco, para disfrutar de los partidos de su equipo favorito.

El jugador nacido en Madison lidera el ranking histórico de victorias en las WSOP con 15 brazaletes. El último de ellos lo consiguió en el Evento #71: $5.000 NLHE Turbo, en el que participaron 452 jugadores, de la edición de 2018. Phil Hellmuth es uno de los mejores jugadores de la historia del póker. A pesar de ello, “The Poker Brat”, como es conocido en el circuito mundial, siempre ha sido cuestionado por los expertos del juego de cartas, que señalan que su palmarés no se corresponde con su conocimiento del juego. Unas críticas a su juego que siempre le han acompañado desde su primera victoria con apenas 24 años en el Main Event de la edición de 1989.

La influencia del póker en la NBA

Phil Hellmuth siempre se ha relacionado con el mundo del baloncesto profesional. El jugador de poker, uno de los más excéntricos de la historia del juego de cartas, se ha codeado con los mejores jugadores de la NBA en los últimos años. Un interés que refleja la especial relación entre la NBA y el póker. De hecho, la leyenda del póker fue clave en el anillo que los Warriors conquistaron en el año 2015, cuando derrotaron a los Cleveland Cavaliers de LeBron James (4-2). Al menos así lo señala André Iguodala, el MVP de las Finales de la NBA 2015. El alero, que ahora forma parte de la plantilla de los Memphis Grizzlies, manifestó en el programa de Jimmy Kimmel como Hellmuth le había ayudado para defender y neutralizar a LeBron James.

André Iguodala mantuvo una conversación con Phil Hellmuth en un campo de golf de la ciudad de Las Vegas. Durante esa charla, el jugador de póker, que siempre ha destacado por su capacidad de lectura de las partidas, le enseñó su “White Magic” para calmar los nervios y saber manejar ciertas situaciones durante el partido. Más allá de esta anécdota, Hellmuth mantiene una estrecha relación con la plantilla de los Warriors, especialmente con Draymond Green. De hecho, Hellmuth considera al ala-pívot de 29 años como su hermano, por lo que le ha enseñado algunas de sus habilidades para triunfar en el popular juego de cartas.  Por su parte, el jugador de los Warriors también ha colaborado con Hellmuth en varias ocasiones, como su reseña para el libro Poker Brat: Phil Hellmuth’s Autobiography que se publicó en el año 2017.

influencia del poker en la NBA
Fuente: https://www.pokercentral.com

Hace apenas unos días, Draymond Green participó en el torneo Poker After Dark. Por primera vez en la historia, Phill Hellmuth ha abierto las puertas de su tradicional partida privada invitando a algunos de sus amigos. El alero de los Warriors participó en la primera jornada de este cash game de US$100/US$200, aunque no tuvo tanto éxito como en la cancha de baloncesto. Green, que sólo contaba con una pareja de ases y un simple ocho, tiró un farol apostando todas sus fichas para apurar sus opciones de victoria contra la jugadora de póker profesional, Maria Ho. La jugadora taiwanesa, que contaba con unas dobles parejas, aceptó el farol y terminó llevándose los 13.500 dólares de premio.

La afición de los jugadores de la NBA

La gran mayoría de los jugadores de la NBA son aficionados al póker. Una pasión por el popular juego de cartas que ha llevado a algunas franquicias a tomar serias decisiones en las últimas temporadas. En la campaña 2011/2012, los Memphis Grizzlies prohibieron a sus jugadores que jugaran a los naipes en sus desplazamientos, debido a una pelea en el avión de vuelta del Staples Center de Los Ángeles entre OJ Mayo y Tony Allen por una deuda de juego. En la campaña anterior también se produjo un hecho similar en los Washington Wizards, con Gilbert Arenas y Javaris Crittenton como protagonistas. A pesar de ello, estos casos son la excepción, ya que el póker es una de las aficiones que más unión genera entre los jugadores de baloncesto en los desplazamientos a lo largo del año.

Michael Jordan es el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. El exjugador estadounidense y actual propietario de la franquicia de la NBA los Charlotte Hornets también es un gran aficionado al póker. Earvin “Magic” Johnson, uno de sus grandes rivales en la cancha y amigo fuera de ella, contó hace más de diez años sus aventuras juntos en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Según el histórico base de Los Ángeles Lakers, Jordan podía pasarse toda la noche jugando al póker, sobre todo cuando iba perdiendo y quería recuperar su dinero, aunque después también era capaz de irse a jugar al golf, comer rápido y jugar el partido siendo el máximo anotador del Dream Team. Un ritmo inaguantable para jugadores de la época como Scottie Pippen, Charles Barkley y el propio Magic Johnson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: