Razones por las que visitar Lanzarote

Lanzarote

A quien más a quien menos unas vacaciones en un entorno paradisíaco se le pueden antojar apetecibles. Si de lo que se trata es de ir a un lugar agradable, con bellos paisajes, donde poder alejarse del habitual ruido… no cabe la menor duda de que la playa puede ser un gran destino. En este sentido, si nos paramos a pensar por un momento en ello, normalmente asociamos las más bellas playas con los parajes más remotos pero la realidad es que en España somos unos afortunados porque no hace falta salir del país para encontrarse en mitad del paraíso. Sin ir más lejos, en las Islas Canarias nos topamos con Lanzarote. Vamos a ver todos los encantos que puede llegar a ofrecer.

Visitar Lanzarote
  • Hoteles todo incluido en Lanzarote. Una de las principales preocupaciones a la hora de organizar unos días libres es el dónde alojarse. Hay que tener en cuenta que Lanzarote (como ocurre con el resto de las Islas Canarias) tiene una buena parte de su sustento basado en el turismo y esto es una gran ventaja porque supondrá que habrá unas cuantas opciones entre las que poder elegir. La comodidad de un hotel en el que ya todo está incluido es que uno puede despreocuparse por completo y que no habrá sorpresas en cuanto a gastos. Un ejemplo de esto lo encontramos en el Iberostar Selection Lanzarote Park. Bastará con hacer una selección de las fechas para poder comprobar que las ofertas son irresistibles.
  • Parque Nacional de Timanfaya. Con que hayas echado un vistazo a una guía de viajes de esta isla ya habrás podido comprobar que es uno de los lugares más destacados y que no puede faltar hacer una visita. Lo cierto es que el paisaje resulta de lo más espectacular porque debido a las erupciones volcánicas que tuvieron lugar entre 1730 y 1736 lo que se encuentra el visitante es un paisaje que más bien se asemeja a Marte. Resulta de lo más interesante el contratar un tour porque aunque la ruta se hará a pie hay mucha historia con la que maravillarse y zonas a las que es mejor acudir acompañado.
  • Sol, mucho sol. A la mayoría de nosotros nos gustará volver de las vacaciones con un buen bronceado. Más allá de la estética el activar la melanina del cuerpo y el que éste pueda absorber vitamina D de manera natural es de lo más beneficioso y saludable. En Lanzarote se puede contar con temperaturas agradables, prácticamente, todo el año. De hecho, si se tiene la posibilidad de elegir fechas para las vacaciones sin mucho problema una buena idea es viajar cuando el resto de la gente no lo hace, evitando los meses más fuertes de verano. Se podrá contar con buen clima y, además, a un precio más económico.
  • La gastronomía. No podemos negar que España es un país que destaca, a nivel mundial, por su exquisita y variada gastronomía y, como era de esperar, en Lanzarote no iba a ser menos. De esa tierra volcánica con la que cuentan nacen unas uvas exquisitas que ofrecen un vino un tanto particular. Tampoco se quedan atrás sus pescados, sus quesos o sus papas… Los mismos lugareños suelen ser una fuente infalible sobre los mejores restaurantes en los que uno puede pararse para recuperar energías.
  • Arte y naturaleza, todo en uno. A quienes el nombre de César Manrique (un artista local) no les acaba por decir nada les sorprenderán algún rincón de esta isla porque el lanzaroteño ha dejado su firma de una manera un tanto espectacular. Hablamos de los conocidos como Jameos del Agua a los que el artista dio vida en el año 1968. Aquí podremos ver una piscina, un jardín, un auditorio, un museo y un restaurante pero lo más llamativo es que todos los elementos encajan a la perfección con el entorno de formaciones rocosas, dando lugar a un todo.
  • Para toda la familia. Porque a Lanzarote se puede ir sólo para descansar, para practicar diversos deportes (ya que el clima acompañará), para salir y divertirse o para compartir momentos únicos con todos los miembros de la familia porque en la isla siempre hay cosas que se pueden hacer, como es el caso de dar un paseo subidos sobre un camello. Será un momento donde poder desconectar de todo lo demás y donde hacer algo singular que servirá de recuerdo para toda la vida.
  • Reserva de la Biosfera. Así es. Gracias a los valores sostenibles con los que la isla se ha conformado en el año 1993 la UNESCO decidió otorgar este nombramiento a Lanzarote. Aquí el turista podrá encontrarse con espacios naturales protegidos, una economía sostenible o una arquitectura cuidada.

Esto último sumando a todo lo anterior hace que, simplemente, Lanzarote se antoje como un paraíso alcanzable al que sí o sí hay que acudir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: