¿Qué es el Microblading de Cejas?

Microblading de Cejas

Las cejas son un componente importante del rostro ya que tienen la capacidad de hacer que la expresión de una persona cambie por completo. Por esa razón, muchas mujeres no se encuentran a gusto con sus cejas y utilizan maquillaje para cubrir las imperfecciones causadas por el exceso de depilación, asimetría, cejas despobladas o falta de pelo a causa de quimioterapia y quemaduras.

Para ellas, existe una solución mucho más eficiente que el maquillaje con cosméticos, la técnica del Microblading, que es un tatuaje semipermanente que corrige la forma de las cejas, permitiendo un acabado muy natural y realista.

El éxito de la técnica se fundamenta en el precio en agujas de microblading, las cuales son especiales para insertar los pigmentos líquidos en la dermis de forma delicada, dando como resultado trazos que simulan el pelo de las cejas.

¿Qué y cómo funciona el Microblading de cejas?

Se trata de una técnica de maquillaje que busca corregir y reconstruir de forma total las cejas que carecen de pelo o las áreas con ausencia del mismo, de la manera más natural posible.

Microblading

Para esto, se utiliza una herramienta similar a un bisturí biselado, que contiene una serie de 14 agujas estériles y desechables que permiten la inserción delicada de los pigmentos en las capas superiores de la dermis, buscando simular el vello de las cejas. Las agujas de microblading nano son tres veces más finas que las utilizadas en un tatuaje normal, razón por la cual se logra un efecto que imita el pelo, pudiendo dibujarlo uno a uno y conseguir un diseño de cejas que resulte natural. 

Al ser un tatuaje sobre las capas superiores de la dermis, no es permanente y desaparece en un tiempo aproximado de 2 años.

Contrario a lo que pueda pensarse, tan solo llega a causar pequeñas molestias y solo en algunas personas. Además, la recuperación posterior es rápida, siempre que se sigan los cuidados correspondientes.

Ventajas y beneficios del Microblading de Cejas

Resultado natural

Se traza individualmente cada vello, por lo cual se logra un resultado natural que busca emular el aspecto de las cejas. Se puede utilizar una gran variedad de colores que compaginen con el natural y con los cuidados correspondientes. El color no cambiará.

Larga duración en comparación con el maquillaje

Es una técnica de tatuaje semi permanente, por lo que ofrece resultados con una duración muy superior a las técnicas tradicionales de maquillaje que utilizan lápices y polvos. Por esto, se elimina la necesidad de maquillarse las cejas diariamente durante un plazo de dos años.

Pigmentos naturales

Los pigmentos utilizados en esta técnica son naturales e hipoalergénicos, por lo cual se evita riesgos de toxicidad. Por supuesto, se deben utilizar siempre compuestos de calidad para garantizar los resultados.

Rápida cicatrización

El proceso de recuperación incluye una leve inflamación algunas horas después del tratamiento y la aparición de una micro costra señal de cicatrización. Dado que incluye pigmentos y agujas, no se recomienda para pacientes con diabetes, ni alergias o enfermedades de la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: