Higiene en las oficinas: una de las claves para obtener una mayor productividad

Higiene en las oficinas

En el año 2013, la empresa Kimberly-Clark Professional, especializada en ofrecer productos y soluciones de higiene, productividad y seguridad, publicaba un estudio bastante interesante para toda clase de negocios. Según los datos que recogía, mejorar las condiciones de higiene de una empresa realiza un impacto positivo mucho más fuerte en sus trabajadores que otros incentivos habituales. Contar con un entorno laboral en el que la higiene destaque junto con el orden se encuentra entre los pilares principales del bienestar de los empleados.

A este estudio se suma también otro realizado por IKEA, en el que se afirmaba que 9 de cada 10 trabajadores son mucho más productivos y se encuentran más cómodos en entornos bien decorados y ordenados. La conexión es evidente, desarrollar una actividad laboral en un entorno limpio y en el que se sigan las normas de higiene a rajatabla motiva a toda la plantilla de la empresa un poco más, provocando que haya un aumento de la productividad.

Es por esa razón, entre otras, por la que muchas empresas acaban recurriendo a servicios de limpieza profesionales para mantener en orden sus oficinas y garantizar un clima adecuado para todo su equipo. Existen muchas plantillas de profesionales ofreciendo este servicio a lo largo y ancho de España, habiendo casos bastante destacables, como el del servicio de limpieza de oficinas en Alcobendas Limpiezas LM2, conocido por su experiencia, por la formación de todo su equipo y por su eficacia a la hora de ofrecer buenos resultados.

La relación entre limpieza y productividad está más que trazada y demostrada, pero lo cierto es que hay diferentes factores en los que influye la contratación de un buen servicio de limpieza, que acaban afectando a todo el rendimiento del negocio en general y a la satisfacción tanto de clientes como de trabajadores.

¿Tan importante es la limpieza en una empresa?

Si con los estudios revelados no es suficiente, hay más datos que se pueden tener en cuenta. La limpieza adecuada de todas las instalaciones de una empresa y de sus oficinas son algo que afecta directamente a quienes desarrollan su actividad laboral en ellas constantemente. La marca de higiene Tork publicaba en 2015 un estudio en el que demostraba que el 84% de los trabajadores es consciente de que la limpieza afecta directamente a su trabajo.

La limpieza en una empresa

Los datos van más allá, de hecho, ilustran aspectos que son realmente cruciales para cualquier compañía. En ese mismo estudio, se revela que el 92% de los empleados considera que un buen servicio de limpieza afecta positivamente a la imagen que la empresa da de cara a sus clientes, como también el 71% coincide en que es algo que afecta a la rentabilidad del negocio. Huelga decir que estas dos cuestiones están íntimamente ligadas, y es que una mala imagen puede causar rechazo en el consumidor y, por tanto, afectar a su condición como cliente.

Una higiene que, además, debe conseguirse a través de diferentes medios. Por supuesto, los servicios de limpieza deben encargarse de que no quede suciedad alguna y de que las oficinas estén completamente ordenadas una vez se abran las puertas en cada nueva jornada; pero también hay ciertos aspectos que recaen sobre los hombros del equipo de la empresa, o sobre la organización de la misma.

Así, cosas como comprar ambientadores profesionales se consideran esenciales. Marcas como Serkonten han demostrado que los ambientadores para oficinas no solo son recomendables, sino que son necesarios, ya que mantienen un aroma agradable en todo momento y arrojan cierto bienestar entre los trabajadores. Una oficina con malos olores, desde luego, sería un lugar difícil para trabajar con comodidad.

El desorden, el material y los equipo sucios, y también, los malos olores, son elementos que afectan negativamente al bienestar de los empleados, y eso acaba provocando que la productividad tanto de estos como de la empresa descienda. Una de las principales claves de un entorno profesional adecuado es la comodidad de todos los que se encuentran en él, ya que esto les permite desarrollar su actividad tranquilamente y sin necesidad de estar atentos a otros aspectos secundarios.

A mayor limpieza, más fácil es trabajar y con mayor motivación se hace. Ya no es solo algo que afecte a la imagen que el negocio proyecte hacia sus clientes si hay cualquier clase de visita, es algo que se traslada a todos y cada uno de los miembros de su equipo humano y que puede llegar a afectar incluso a su estado anímico.

Por eso es tan importante recurrir a buenos equipos de limpieza de oficinas. Los mejores acuden en las horas que se indiquen para no influenciar en la actividad de los trabajadores, aunque hay estudios que demuestran que estos se sienten incluso mejor si el personal de limpieza interactúa con ellos, como si fueran compañeros de trabajo; realizan sus labores siempre con los mejores productos y se aseguran de que los resultados sean impecables. En definitiva, hacen que el personal de la compañía se encuentre en un lugar totalmente limpio y cómodo para trabajar al máximo rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: