Aprende a hidratarte el pelo de forma correcta

La hidratación es el paso fundamental para tratar los cabellos secos. Este tipo de problema puede deberse a diversos factores, desde la coloración, pasando por el uso excesivo del secador, las planchas o los rizadores, hasta por unos incorrectos hábitos de higiene, e incluso, una mala alimentación.

Para solucionar este problema, la prestigiosa firma alemana de peluquería Schwarzkopf nos trae una mascarilla capilar hidratante, que conseguirá revertir su pelo encrespado y seco. Esta mascarilla capilar cuenta en su formulación con numerosos ingredientes que conseguirán hidratar su cabello hasta lo más profundo de la fibra capilar. Estos ingredientes son productos tan naturales como el aloe vera, la manteca de karité o los aceites de argán, almendras y jojoba. También, se suelen incluir vitaminas, silicona o colágeno.

Gracias a todos estos productos, conseguirá hidratar toda la fibra capilar, desde la raíz, aportándole la grasa capilar que ha perdido, hasta la punta, fortaleciéndola y reparando las fisuras. El procedimiento para una correcta hidratación es:

Hidratar el pelo de forma correcta

Primero, tras haber lavado el pelo (también con un champú específico para un cabello deshidratado) y aclarado convenientemente, coja una cantidad moderada de mascarilla (más o menos la medida de dos o tres nueces) y aplíquela por todo el cabello (raíz, largos y puntas).

Después, enróllese el pelo y enrósquelo en un moño, si es necesario, lo agarra con una pinza para que no se suelte. Otra opción para recoger la melena, podría ser utilizar un gorro de ducha o hacerse un turbante con la toalla. El fin de este paso es conseguir que la mascarilla penetre en la fibra capilar. Dejaremos actuar el producto de media hora a cuarenta y cinco minutos (si el problema es muy severo, incluso una hora).

Un consejo que le será muy útil: cuando acuda a su peluquería, pídale al peluquero que, a la hora de aplicar la mascarilla, en vez de aclararla al instante, la deje actuar dentro del climazón (aparato que proporciona calor; muy utilizado en peluquería para reducir los tiempos de exposición) durante veinte minutos, como máximo.

Finalmente, deberá aclararse la cabeza con abundante agua tibia, o si puede, con agua fría, para conseguir un mayor brillo. La mejor opción de secado será dejar el pelo al aire libre. Le proporcionará un efecto natural a la melena y sin dañarla (si por el contrario prefiere secarlo a mano, aplíquese antes un protector térmico).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: