El gran fraude de los influencers

El gran fraude de los influencers

Los influencers están de plena actualidad. Para pertenecer al exclusivo club de los influencers de éxito, se debe tener la máxima credibilidad sobre un tema en concreto. Tener presencia e influencia en las redes sociales, en todas o en una con más preponderancia. Un influencer puede llegar a convertirse en alguien con muchas posibilidades de dar relevancia a una marca.

Los influencers están ocupando la posición de nuevos dioses en el panorama virtual. Personas que recomiendan a miles de personas qué productos comprar y qué servicios contratar. Las marcas ven en estas personas un claro potencial para usar esa credibilidad en su propio interés. Las organizaciones buscan al influencer que agrupe las características más apropiadas para transmitir el mensaje de su marca. Gracias a ellos, llegan de una forma alternativa, muy directa y efectiva, a su target definido.

Pero no todo lo que brilla es oro en este ámbito del marketing. La realidad pone este nuevo negocio en el punto de mira de los fraudes y de las malas inversiones. El ejemplo más clarificador, en este sentido, se encuentra en la joven estadounidense que, con más de 2,6 millones de seguidores en la red social de Instagram, fue incapaz de vender más de 36 camisetas.

Influencers, un negocio burbuja

El término ha tenido muy buena aceptación en el más variado espectro de adictos a internet. Según el periódico El Mundo, en la actualidad hay más de 20 millones de influencers en todo el mundo. Para muchos se trata de la profesión del siglo XXI, que mueve más de 1.000 millones de euros y que, según algunos, llegó para reinventar el mercado del marketing y la publicidad.

Pero la realidad es que este oficio viene siendo sobre explotado y que la mayoría de los autodenominados influencers no son más que embaucadores que quieren aprovechar esta tendencia.

Influencers un negocio burbuja

La inversión en influencers no está siendo rentable para las empresas. En el pasado año, las marcas españolas invirtieron 35 millones de euros en este tipo de campañas, hasta un 400 % más que en el año anterior. La respuesta fue insuficiente. La mitad de toda esa inversión no tuvo ningún retorno.

Y es que la mayor parte de la comunidad de casi todos los influencers es falsa o su audiencia es de muy mala calidad. Los seguidores en muchos casos no son más que bots, es decir, usuarios automatizados, falsos, software con la función específica de dar likes a los comentarios.

Por este motivo es fundamental contar con herramientas para el análisis de datos de las redes sociales, como es el caso de The Social Flame, especializada en la red social de Instagram. Gracias a ella, el empresario que quiera invertir en este sector encontrará al influencer que realmente asegure un retorno de la inversión y ofrezca beneficios promocionales sustanciales.

The Social Flames, el Big Data de Instagram

La red social Instagram es la segunda con más usuarios activos al día, con más de 500 millones. Pero, sobre todo, es la más usada por muchas empresas y marcas que ven en ella una herramienta perfecta para contactar con un público consumidor y capaz de generar muchos leads.

Gracias a The Social Flame, se puede tener acceso a una enorme cantidad de datos y estadísticas de esta red social. Con esta información, las empresas pueden sacar partido y optimizar sus inversiones con estrategias eficaces.

Para qué usar The Social Flame

Con esta herramienta se podrá conocer y manejar una gran cantidad de estadísticas de cuentas en Instagram, tantas como el analista desee. También se puede usar para localizar los hashtags más populares en un momento dado, realizar acciones comparativas con cuentas parecidas, conseguir menciones a marcas, recibir alertas de cuentas…

A nivel corporativo, cuando se descubre esta herramienta, se vuelve imprescindible. Gracias al directorio que ofrece, se puede comprobar cuáles son las cuentas con mayor número de seguidores. Pero no solo eso, también se puede conocer el engagement que están produciendo y hasta el número de comentarios y likes que consiguen.

Pero eso no es todo, desde la web de The Social Flame se consigue saber, en cuestión de segundos, cuáles están siendo los hashtags más usados y, por tanto, los más eficaces durante todo el año. Como se sabe, el dominio y uso correcto de los hashtags facilita una mayor preponderancia y visibilidad en las publicaciones realizadas. Saber directamente cuáles son los mejores y más populares será de gran utilidad a cualquier empresa.

Por otro lado, y en referencia al inicio de este artículo, con The Social Flame se obtendrán datos reales y fidedignos para conocer lo que publican los influencers más destacados. Esta herramienta facilita la localización de influencers reales y potencialmente beneficiosos, cuando se acude a sus listas segmentadas y totalmente personalizadas. Con ella, se ahorrará tiempo, pues se evitará el tener que entrar en estos perfiles uno a uno.

La diferencia fundamental de The Social Flame se localiza en su potente buscador, capaz de encontrar cualquier cuenta y analizar de arriba abajo todas sus estadísticas. Esta ventaja la ha convertido desde su mismo nacimiento en la herramienta que está revolucionando el análisis de datos en la red social de Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: