Factores que debes considerar en el momento de elegir un jamón ibérico

Jamón ibérico de calidad

El jamón ibérico se ha convertido en un elemento importante en las mesas de los hogares durante Navidad, ya que su delicioso sabor y su increíble aroma, se pueden utilizar junto con cualquier preparación gastronómica realizada durante estas fechas. Sin embargo, ¿cómo es posible saber que estás eligiendo el más adecuado? Si no eres un experto en jamones ibéricos y tienes esta duda, en el siguiente artículo vamos ayudarte a responderla.

Aspectos que debes considerar

En el mercado puedes encontrar una gran variedad de jamones ibéricos, de diferentes denominaciones, pesos y etiquetas, lo cual puede hacer que te sientas algo confundido si no tienes mucha experiencia en todo este sector.

Para elegir un jamón ibérico de Los Pedroches de gran calidad, los siguientes aspectos que te presentamos a continuación pueden facilitarte la compra.

Fino y estrecho

Una de las formas más fáciles de saber si se trata o no, de un jamón ibérico de gran calidad, puede ser su forma.

Los jamones ibéricos presentan una forma estrecha, delgada y de caña alargada y estilizada, y cuanto más fina y estrecha veas su caña, la pieza será de mayor calidad. 

Una caña fina y estrecha quiere decir que los cerdos se han ejercitado buscando bellotas durante su crianza y que el animal puede ser de una mayor pureza.

Precio

Un jamón ibérico debe pasar por muchos procesos, desde la crianza hasta el tiempo de curación del cerdo, antes de salir al mercado.

Esto hace que su precio sea caro debido a todo el esfuerzo y tiempo invertido, ya que se deben alimentar con bellotas y después pasar un tiempo de curación, que se encuentra entre uno a cuatro años.

Si vas a adquirir una pieza y la encuentras a un precio muy económico, puedes desconfiar un poco de la calidad del mismo. Así que para ir a lo seguro, puedes comprar una pieza que se ajuste a los precios estándar del jamón ibérico.

Color

El jamón no debe tener un color oscuro, todo lo contrario, debe estar limpio y verse brillante, esto quiere decir que se habrá tenido un mayor cuidado durante el proceso de elaboración.

Sus vetas en color blanco quiere decir que hay grasa infiltrada en el músculo, de manera que la misma debe ser abundante y tener más presencia en los laterales de la pieza. La grasa debe ser brillante y fluida, dado que se funde a una temperatura menor que la grasa del jamón serrano.

Peso

Los jamones de mayor calidad pueden tener un peso superior a los 8 kilos, esto gracias a que necesita más tiempo para curarse, consiguiendo un acabado de mayor calidad y un nivel de grasa más óptimo para el consumo, aunque esto no quiere decir que las piezas de menor tamaño sean de poca calidad.

Debes elegir el jamón ibérico de acuerdo con la cantidad de personas que se encuentren en tu hogar, ya que a cuanta mayor cantidad, más peso debe tener.

Conoce bien las etiquetas

Cada jamón ibérico presenta una etiqueta, y dependiendo de su color, puedes tener una idea más clara de la pureza del cerdo y de su origen.

La etiqueta negra indica un jamón 100% ibérico, donde se certifica que ambos padres del cerdo tratan de una raza totalmente ibérica y que se encuentran inscritos en el libro genealógico, además de asegurar que los animales tuvieron una dieta de engorde que incluía bellotas y otros alimentos naturales de la dehesa.

La etiqueta roja indica que el jamón proviene de cerdos con un 75% o un 50% de pureza en su raza, y que en su fase de engorde han sido alimentados con bellotas y otros elementos de la dehesa.

Mientras que la etiqueta verde puede ser jamón de cebo de cambio, con una procedencia del 100% ibérica, del 75% o del 50%, y alimentados con piensos de cereales, hierbas y legumbres durante su etapa de engorde.

Por último está la etiqueta blanca, siendo bastante similar a la etiqueta anterior en cuanto al porcentaje de pureza, pero en cerdos criados en granjas y no al aire libre, con una alimentación de legumbres y piensos de cereales.

Conociendo las etiquetas puedes saber con mayor precisión y rapidez su crianza, alimentación y la pureza del cerdo, lo cual influirá directamente en su sabor y aroma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: