Las estafas online más comunes

Estafas online

Internet se ha convertido en una herramienta indispensable para la vida cotidiana, pues nos permite acceder al conocimiento, incrementa nuestra productividad en el trabajo y también es una fuente indiscutible de entretenimiento para todas las edades. No obstante, navegar en internet también puede llegar a ser un asunto peligroso.

Las estafas online se han convertido en el pan de cada día. Esto se debe a que durante la navegación pueden quedar expuestos muchos datos de carácter confidencial, los cuales pueden ser captados por terceras personas con fines delictivos. De no ser precavidos, es bastante probable que caigamos en alguno de los muchos timos que pululan en internet.

Es por ello que hemos recopilado la información necesaria para mostrar la forma en que funcionan cuatro de las estafas online más comunes. De esta forma podrás estar prevenido en caso de que uno de estos peligros se encuentre al acecho durante tu actividad online, especialmente cuando se trate de manejar información delicada como datos bancarios o actividades de eCommerce.

Las cuatro estafas más comunes en internet

Casinos sin regulación

El listado de timos a través de internet está liderado por las loterías falsas y los casinos sin regulación alguna. Usualmente se trata de sitios web que imitan las características de un casino formal pero, por lo general, su única función es captar el dinero de incautos sin proveerles el servicio que esperaban.

Por esta razón, los aficionados de las apuestas tienen que elegir casinos en vivo regulados y con una excelente reputación, para lo cual es importante una investigación previa consultando diversas fuentes, como foros o páginas especializadas fiables.

Emails falsos

Otra de las formas en que los delincuentes cibernéticos atacan a sus víctimas es por medio de de correos electrónicos falsos donde se pide información delicada, como credenciales de inicio de sesión o enviar enlaces maliciosos que terminan descargando malware una vez que el usuario hace clic, el cual una vez instalado, puede transmitir datos o realizar acciones sin autorización.

Reconocer esta clase de correos falsos es bastante simple. Por ejemplo, verificar la dirección de email del remitente y compararla con la utilizada oficialmente por la empresa en cuestión. Además, puedes comunicarte telefónicamente con la empresa para constatar si han sido ellos los responsables de la comunicación y, de no ser así, hacer caso omiso y bloquear el remitente.

Páginas falsas de comercio electrónico

En la actualidad, el comercio electrónico es una constante y, como consecuencia, los ciberdelincuentes han encontrado un escenario perfecto. Por lo general, las tiendas falsas realizan ofertas extremadamente tentadoras para llamar la atención de potenciales víctimas que, al final de la “compra”, habrán entregado su dinero sin recibir ningún producto o servicio a cambio.

Phishing

Para realizar el phishing, los delincuentes utilizan correos electrónicos, WhatsApp y SMS para comunicarse con usuarios de entidades financieras e intentar obtener su información bancaria, como credenciales de inicio de sesión en la banca electrónica, datos de tarjetas de crédito, contraseñas de sitios web y muchos otros datos que puedan de alguna forma servir para actividades fraudulentas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: