Un poco más ecológicos. El uso del celofán

Conservar bien los alimentos

Seguro que como consumidor responsable quieres alternativas a los plásticos. Con toda seguridad formas parte de todos aquellos que ven, como un grave problema, cómo este material devora día a día nuestros mares, bosques y cada rincón de nuestro querido planeta.

Sabemos tu preocupación, por eso queremos darte una alegría, queremos hacerte saber que mucho de lo que creemos que es plástico, en realidad no lo es, es celofán. Y el celofán, un material muy parecido al plástico utilizado también como envoltorio, para envolver y adornar regalos, para la elaboración de cintas adhesivas, membranas semipermeables y, sobre todo, para la fabricación de bolsas de celofan es 100 % biodegradable, por lo tanto, respetuoso con el medioambiente y la mejor alternativa al plástico.

Más sobre el celofán

No es de extrañar que la mayoría de nosotros confundamos el celofán con algún tipo de plástico, como una película de polipropileno, pues son enormemente parecidos. La diferencia estriba en que es un polímero natural derivado de la celulosa, su aspecto es el de una película muy fina, flexible y transparente.

El celofán es muy usado para el empaquetado y transporte de productos alimenticios, pues es muy resistente a los esfuerzos de tracción, ocupa muy poco lugar, es fácilmente maleable, es decir, se adapta muy bien a cualquier producto, y además al ser transparente te ofrece como consumidor una mayor seguridad en la compra, pues estás viendo, sin tocar, el alimento que estás adquiriendo.

El uso del celofán

Otras ventajas que ofrece el celofán es que es muy fácil de cortar, y su característica o comportamiento mecánico es idéntico al del papel, es decir que, si lo doblas, permanecerá doblado, una propiedad de gran ayuda para envolver regalos, por ejemplo, uno de los usos más demandados que se le suele asignar a este material.

Si quieres hacer un regalo, este es el material que has de usar, pero si lo que quieres es guardar y conservar alimentos, puedes elegir entre una más que amplia gama de bolsas de celofán, como por ejemplo las diseñadas para ser selladas, las autoadhesivas de labios y cinta, las que llevan incorporadas un cierre de cremallera de bolsas reconectables, las que tienen tapas de lengüetas para colgar, con fuelle, o las cestas de celofán y mangas florales.

Para conservar bien los alimentos

Siguiendo con la línea de la conservación de alimentos, si en lugar de conservarlos por poco periodo de tiempo, como se consigue magistralmente con el celofán, queremos que dure, entonces deberemos proceder a su congelación, para lo cual necesitaremos tener en casa un frigorífico con congelador o, preferiblemente, un arcón congelador.

En este sentido, podríamos señalar algunas de las ventajas que obtendríamos al comprar un arcón congelador, como decimos, la mejor opción para almacenar y conservar los alimentos durante largos periodos de tiempo, además de disponer de un buen espacio extra para conservar, correctamente diferenciados, los distintos productos alimenticios.

Estas son las ventajas de tener un arcón congelador en nuestra vivienda:

Capacidad

Como ya hemos indicado, al ser amplio, se puede almacenar mucha comida, más aún cuando no disponen de cajones. Por otro lado, al ser horizontal su fondo es mayor, mucho más ancho, aumentando su capacidad.

Alimentos de todo tipo

En este mueble congelador puede tener cabida cualquier tipo de alimento, puesto que el tamaño no será ningún impedimento. Tampoco importa su forma, pues al tener tanta capacidad, podremos organizarlo como mejor nos convenga, facilitando, además, su localización y acceso.

La temperatura y el precio

Los arcones congeladores, por diseño y características, mantienen mucho mejor el frío, ofreciendo un buen rendimiento y, por tanto, disminuyendo el consumo energético. En este sentido, encontramos un fuerte elemento positivo para su compra, ya que nos permite ahorrar bastante en la factura de la luz si los comparamos con los tradicionales congeladores con cajones. Por otra parte, y en relación al ahorro que representa, los arcones congeladores horizontales son bastante más baratos que cualquier congelador vertical.

Por último, cabe resaltar que al mantener de forma óptima la temperatura, conseguimos una mayor tranquilidad en la conservación de los alimentos y durante mucho más tiempo.

Consejos para elegir el arcón congelador ideal

A la hora de elegir el arcón congelador para tu hogar, es importante que sigas atentamente los siguientes consejos que vamos a dar a continuación.

Calcula bien las medidas del electrodoméstico, al ser muy voluminosos necesitan de mucho espacio, controla bien este punto, pues debes tener espacio suficiente para que quepa en la cocina o en el almacén, allá donde esté destinado a colocarse. Se pueden encontrar desde los 50 hasta los 160 cm de ancho.

Igualmente debes optimizar la capacidad del arcón, los hay desde 60 hasta 400 litros de volumen. Elige el que más se adecúe a tus hábitos de consumo, tener uno que va a estar a la mitad provocará un gasto excesivo y que sea demasiado pequeño no solucionará el problema del almacenamiento y mantenimiento de los alimentos congelados que tengamos.

En relación al ahorro y a la eficiencia de su consumo, también debemos valorar la etiqueta energética, cuanto más eficaces sean menor gasto. Esta eficiencia se mide por la calificación A+, A++, A+++.

Para terminar, debemos prestar atención a las funciones de descongelación, aseguremos antes de comprar de que tiene función no Frost para evitarnos el engorroso trabajo de quitar el hielo que, inevitablemente, se irá acumulando y quitándonos capacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: