Cómo conviven los comercios de tela online, en tienda física y por app y sus diferencias

comercios de tela

La irrupción de los comercios de tela dentro del panorama digital ha supuesto algunos cambios interesantes. Las personas que trabajan en la industria de la confección que ya conocen al proveedor y la calidad de los textiles que ofrece en su catálogo de productos, consiguen ser más eficientes al evitar tener que ir a las tiendas físicas a seleccionar las telas que necesitan.

Pero quizás el cambio más grande ha sido para los mismos comercios de telas, que han tenido que adaptarse a las necesidades del consumidor y a participar en el e-commerce. Por supuesto, dentro de un sector como los textiles, comerciar tela online supone una serie de retos, pero también algunos beneficios.

Los comercios de tela están reinventando el sector textil

Durante muchas décadas, fueron los grandes almacenes de tela los protagonistas del sector. Los fabricantes acudían a estas tiendas en busca de las últimas tendencias y novedades, siendo asesorados por vendedores expertos. La experiencia de compra en sí misma era bastante grata para quienes adoran las labores de confección.

Sin embargo, la vida moderna cada vez se vuelve más demandante; tenemos menos tiempo para completar una mayor cantidad de tareas y es necesario que las empresas, pequeños negocios y artesanos optimicen el tiempo que invierten en las compras. Así, las tiendas de tela online surgen como una alternativa interesante, logrando convivir de manera armónica con las tiendas físicas.

Tal como ha ocurrido con otros sectores económicos y comerciales, el comercio electrónico no solo es la evolución natural de las tiendas físicas, sino que se convierten en el complemento perfecto para crear sistemas capaces de cubrir las necesidades de todos los tipos de consumidores.

Comprar telas online o en tienda

Comprar telas por aplicaciones móviles vs. comprar tela en la tienda

Más que una competencia, las tiendas en línea y las aplicaciones móviles dedicadas al comercio de telas suelen ser una extensión de la tienda física. De este modo, la tienda tiene la capacidad de abrirse al mercado nacional e internacional, eliminando las limitaciones geográficas, accediendo a una base de clientes más amplia y aumentando de forma considerable sus ingresos.

Las tiendas que son nativas digitales consiguen en el comercio electrónico una forma de distribuir sus productos sin tener que invertir demasiado dinero en espacios de venta, solo requiriendo espacios de almacenamiento y despacho a los clientes a través de servicios de paquetería.

En cuanto a las diferencias, las tiendas de telas por internet pueden ofrecer una variedad de medios de pago mucho más amplia que las tiendas tradicionales. Además, tienen la posibilidad de especializarse y dirigirse a nichos de mercado muy concretos con el objetivo de no competir de forma directa con las tiendas físicas tradicionales de mayor trayectoria.

El gran beneficiado de toda la innovación en el sector será el cliente final, que ahora podrá simplificar el proceso de compra, acceder a catálogos más amplios y realizar compras incluso desde el teléfono móvil con la misma eficiencia que lo haría en la tienda física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: