¿Qué es un deshumidificador con purificador de aire?

Deshumidificador con purificador de aire

La llegada del otoño supone un cambio en los ambientes, tanto en exteriores como en el interior de nuestros propios hogares. Nos exponemos de este modo a cambios relativos a la temperatura, a los niveles de humedad o incluso a la aparición de nuevos organismos que el nuestro no siempre acepta con normalidad. En definitiva, nuestra sensación de bienestar, sobre todo en nuestra casa, puede verse ligeramente afectada. No obstante, los avances en la tecnología se han traducido en nuevos productos que, como es el caso por ejemplo del deshumidificador, nos que permiten volver a esa normalidad y comodidad que tanto valoramos en nuestro espacio personal.

Los cambios estaciones: sus consecuencias en nuestra propia casa

La llegada del otoño y posteriormente el invierno trae consigo precipitaciones abundantes y frecuentes, así como el aumento de los niveles de la humedad en el ambiente, los cambios de temperatura entre fuera y dentro de nuestra casa, la escasez de luminosidad, etc. Además de afectar a nuestra salud, por medio de alergias, gripes o generando una sensación térmica baja, todos estos aspectos afectan también a nuestra propia vivienda, pudiendo incrementar las posibilidades de que aparezcan, por ejemplo, manchas de moho o marcas de humedad en las paredes y techo. Si, además, nuestra casa no es de reciente construcción, la presencia de estos elementos puede ser más corrosiva y visible.

Por ello, cada vez son más las familias que optan por prevenir este tipo de situaciones: tanto para proteger su salud y bienestar, como para cuidar el entorno en el que viven, estando ambos campos vinculados.

¿Qué funciones cumple un deshumificador purificador?

Identificadas las consecuencias de estos cambios estacionales, muchas personas se lanzan en la búsqueda de soluciones. El mercado ofrece distintos productos, entre los que destacan los deshumificadores. No obstante, dentro de esta categoría también nos encontramos una gran variedad, estando muy valorado en particular el llamado deshumidifcador purificador.

Para entender su funcionamiento, es necesario entender qué significan cada una de los dos términos que lo componen y los objetivos que persiguen:

  • Un deshumificador: tiene como finalidad que permite regular los excesos de humedad que se producen en una superficie cerrada, bien sea un cuarto, el salón, etc. El tiempo que debe estar en funcionamiento varía en función de distintos factores como son el tamaño del cuarto, los niveles de humedad que presenta o el aislamiento de la sala. Desde que se pone en funcionamiento, la mayoría de los deshumificadores nos van indicando los niveles de humedad y cómo estos van descendiendo hasta el porcentaje que deseemos. No debemos confundir este producto con el humificador, que lo que persigue es el efecto contrario: generar humedad en un espacio cerrado.
  • Un purificador: su función es prácticamente depurativa, limpiar el aire que respiramos dentro de un espacio cerrado. A pesar de que aireemos las estancias de nuestra casa, del exterior consiguen entrar elementos como son lo ácaros –grandes amantes de las humedades y el calor- o el polen. En ambos casos, pueden dar lugar a alergias que, aunque no son patologías graves, pueden afectar considerablemente nuestro bienestar. Así mismo, otra función de los purificadores es la de neutralizar los malos olores que se generan en el interior de nuestra casa y que, en épocas como la hibernal, son más difíciles de eliminar.

Como resultado, un deshumificador purificador consiste en un único aparato que ofrece las funciones de los dos anteriores, convirtiéndose en un producto muy completo, que requiere mucho menos espacio.

Deshumificador purificador

Ventajas de los deshumificadores purificadores en mi hogar

Además de las cuestiones vinculadas al espacio, adquirir un deshumificador purificador trae consigo una serie de ventajas, destacando entre ellas:

  • Descenso de consumo de calefacción: al eliminar la humedad, estamos eliminando no solo la sensación de frío que trae consigo, sino que nuestra casa requiere de menos calefacción, lo que supone un ahorro importante.
  • Eliminación de olores: apretando tan solo un botón, el aire de nuestra casa comenzará a estar más limpio y puro, algo que pronto podremos percibir. Además, de este modo evitaremos tener que abrir las ventanas de nuestro hogar en pleno invierno, o en época de lluvias y frío.
  • Mejora del confort y el bienestar en el interior del hogar: sentirse en casa es sentirse cómodos y esto suele ocurrir cuando vivimos en un lugar limpio, cuyo ambiente es agradable. Sin ningún tipo de esfuerzo productos como el deshumificador purificador nos ayudará a conseguir dicho bienestar.
  • Ahorro económico: al comprador dos productos en uno estaremos dividiendo a la mitad el gasto que nos costarían por separado. Por eso, un deshumificador purificador será una inversión a medio y largo plazo muy satisfactoria.
  • Mejora la vida diaria de las personas con alergias: las personas con asma, alergias, dermatitis, etc. son las más afectadas por los ácaros, el moho o por los ambientes húmedos. Solamente el cuidado máximo del espacio en el que viven y hacen gran parte de su vida los ayudará a llevar mejor esta época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: