Ideas para decorar cuando tienes poco espacio

Ideas para decorar

A la hora de elegir cómo amueblar una habitación o qué tipo de accesorios necesitas en una vivienda, las dimensiones con las que cuentas será uno de los temas más importantes y la que más dolores de cabeza puede dar. Por eso, cuando tenemos que decorar y contamos con poco espacio, lo mejor es seguir alguna de estas ideas tan interesantes que pueden salvar a más de uno de volverse loco decorando.

Con algunas de las cifras más desorbitantes de los últimos años en el precio por metro cuadrado de suelo, en algunas de las principales ciudades de nuestro país, a la hora de elegir una vivienda el espacio se convierte en un problema. Por eso cada vez son más las personas que se animan a vivir en pisos y apartamentos más pequeños, que les permiten explorar su creatividad a la hora de decorarlos y convertirlos en un hogar ideal.

Las ventajas de contar con poco espacio es que sólo se va a utilizar de decoración aquello verdaderamente importante, lo imprescindible, dejando a un lado aquellos objetos más superfluos por los que no se siente demasiado interés. Además, permite jugar con las dimensiones, con los colores y con la disposición de las cosas para dar un toque original y distintivo a tu espacio. ¡Las posibilidades son infinitas!

Contenido

Piensa en vertical y acertarás

Una de las mejores ideas para decorar cuando tienes poco espacio es pensar en vertical e intentar ocupar el hueco de arriba a abajo, en lugar de hacerlo a lo largo, con la ayuda de las paredes. Por ejemplo, se pueden usar diversas estanterías de pared para colocar libros o discos, e incluso, colocar un zapatero para tener ahí los zapatos y ahorrar espacio. Todas las ideas son buenas cuando se trata de aprovechar todo el espacio de forma vertical que normalmente no se suele utilizar.

Decorar cuando tienes poco espacio

Una buena opción también relacionada con la verticalidad es ahorrar espacio adquiriendo muebles que se puedan plegar y que permitan tener un espacio extra para almacenar. Es por esto que cada vez más gente se anima a comprar cama nido, ya que al plegarse y meterse una cama debajo de la otra, se tendrían dos camas en el espacio de una.

Se trata de un ahorro máximo del espacio, muy enfocado por ejemplo a habitaciones infantiles, y además cuenta con un espacio extra de almacenaje intermedio bajo el canapé, en el que guardar otro tipo de cosas como mantas, abrigos, juguetes, etcétera. Este tipo de muebles son la clave para decorar sin espacio, ya que facilitan mucho el almacenaje.

Minimalismo y funcionalidad

Como el espacio con el que contamos es escaso, los objetos que no cumplan ninguna utilidad y que no les tengamos especial aprecio deben de quedar fuera para dejar hueco a los verdaderamente importantes. Un ejercicio personal para ver el valor de las pertenencias es muy necesario en estos casos, para que triunfe el minimalismo decorativo. Esto consiste en mantener una distribución equilibrada basada en la decoración mediante pocas cosas pero necesarias. ¡Menos es más!

La clave es tener pocos muebles pero útiles y que te ayuden a ahorrar espacio, como hemos comentado anteriormente, planificando muy bien su distribución. Un consejo puede ser, incluso, optar por muebles a medida que te ayuden a rellenar a la perfección el espacio de una manera más sencilla.

Para tenerlo todo más ordenado, la solución es crear diferentes tipos de compartimentos distribuidos por todo el espacio. Se trata de tener un sitio específico donde dejar las llaves, puede ser un gancho en la pared; donde dejar los abrigos, unas perchas detrás de la puerta; o un sitio donde dejar los collares, pulseras y demás complementos, como un cajón sobre un mueble.

Además, la mejor parte es que la decoración puede ser un trabajo en constante actualización, y la inspiración para cambiar algo de sitio puede llegar en cualquier momento, sólo hay que tener los sentidos abiertos y estar receptivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: