Préstamos personales: ¿Cuáles son los más demandados?

Prestamos personales

De acuerdo con los datos de Cuentas Financieras de la Economía Española del Banco de España, el pasado año las entidades financieras concedieron más de 708.200 millones de euros, una cifra que revela un incremento interanual del 0,9%. Del total, las hipotecas constituyen 514.677 millones de euros, los créditos de consumo, 95.885 millones y los préstamos destinados a otras finalidades, 94.869 millones.

El segmento de los préstamos personales es uno de los que ha experimentado un mayor crecimiento. Pero, ¿cuáles son los más demandados? ¿Cuáles son las formas de conseguir un minicrédito al instante? A continuación, te hablamos de ello. ¡Toma nota!

Estos son los tipos de préstamos personales que existen

Créditos al consumo

Estos productos financieros están regulados por la Ley 16/2011 de contratos de crédito al consumo. Su concesión se lleva a cabo por una entidad siendo el destinatario siempre una persona física. Los créditos al consumo suelen solicitarse para hacer frente a necesidades tan variadas como comprar vehículos, hacer viajes o renovar el mobiliario del hogar. Su importe suele situarse en una horquilla situada entre los 200 y los 75.000 euros. Su amortización se lleva a cabo a partir de cuotas periódicas sujetas a un tipo de interés previamente acordado. Además, su aprobación está sujeta a garantías de pago como el grado de solvencia del solicitante o la presencia de un avalista.

Préstamos rápidos

La principal ventaja de estos productos bancarios es que se tramitan de forma prácticamente instantánea. La rapidez de su concesión implica unas cuantías más reducidas. La irrupción de Internet los ha convertido en una alternativa altamente creciente. Basta con cumplimentar un formulario, facilitar un documento identificativo, dependiendo del caso algún tipo de garantía (por ejemplo una nómina) y los datos de la cuenta bancaria. La resolución de las solicitudes se recibe de forma inmediata y además el solicitante puede personalizar algunas variables como los plazos de devolución. En general, los préstamos rápidos suelen estar sujetos a importes que oscilan entre los 200 y los 1.000 euros.

Microcréditos

Son un tipo de préstamo rápido que se caracteriza por una mayor tasa de concesiones. Sus importes son más reducidos y además el destinatario no requiere de garantías para acceder a un modelo de financiación convencional (o, al menos, no unas garantías demasiado exigentes). Sus orígenes se remontan a Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz en 2006, que se dedicaba a hacer pequeños préstamos para contribuir al desarrollo de proyectos humildes dentro de entornos sociales desfavorecidos. Su efectividad poco a poco hizo que esta modalidad de financiación se fuese popularizando.

En la actualidad, los microcréditos se formalizan de forma íntegramente online a partir de pocos clics. Sus cuantías suelen situarse entre los 50 y los 10.000 euros.

La importancia de analizar las contrataciones

Antes de formalizar la solicitud de cualquier tipo de préstamos personales es importante valorar la capacidad de pago. Lo más recomendable es no recurrir a este modelo de financiación si las deudas superan el 40% de los ingresos percibidos mensualmente. Además, las condiciones de contratación deben analizarse minuciosamente. Esto incluye el importe de las cuotas, los plazos de evolución o el tipo de interés asociado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: