¿Conviene comprar un ordenador por piezas?

Ordenador por piezas

A la hora de comprar un ordenador existen muchas opciones, dentro de ellas, es preciso considerar la posibilidad de comprar las partes por separado y así poder  montarlo luego. En este artículo hablamos acerca de sus ventajas y nos preguntamos si es realmente la mejor opción.

Comprar un ordenador es, por lo general, algo que no se toma a la ligera. Especialmente hoy que existen tantas opciones disponibles, es importante prestar atención a las posibilidades que ofrece el mercado, teniendo en cuenta nuestras necesidades y el uso que le brindamos a este tipo de dispositivos. En base a ello pueden surgir varias preguntas, y una de las que más vale la pena preguntarse, es si realmente conviene comprar un ordenador ya montado, o si es preferible comprar las partes y montarlo uno mismo.

Un ordenador por piezas, ¿cuáles son sus ventajas?

Para muchas personas, los ordenadores se compran ya montados tal cual se venden en las tiendas, sin concebir ni siquiera la posibilidad de comprarlo por piezas. Ninguna de las opciones es mala, aunque sí es preciso pensar en las características que debe cumplir el dispositivo para que su funcionamiento sea compatible con el de nuestras necesidades. Es posible que la idea de montar un ordenador pueda parecer difícil y esto pueda ahuyentar a muchos, sin embargo, como bien se explica en guiahardware.es, no es una tarea imposible. Siguiendo las indicaciones allí expuestas, es algo que se puede hacer tranquilamente por uno mismo, pero sí es cierto que antes que nada, resulta importante investigar un poco e informarse acerca de cada pieza, herramienta y complemento necesario.

Montar un ordenador no es algo necesario. Como mencionamos, es una de las mejores opciones si lo que queremos es contar con un dispositivo que sea eficiente para cumplir con una serie de requisitos específicos. Al comprar un ordenador ya montado, como los típicos ordenadores de escritorio o los portátiles que ofrecen en las tiendas de tecnología, no disponemos de las mismas funciones, esto no significa que los ordenadores montados sean malos. Como sucede con todos los dispositivos electrónicos, hay modelos que pueden resultar más o menos eficientes, pero es una cuestión totalmente subjetiva. Si sólo necesitamos un ordenador para realizar algunas tareas básicas, como usar los buscadores, gestionar el correo electrónico, utilizar aplicaciones de entretenimiento o plataformas de streaming, entonces es posible que un ordenador montado sea más que suficiente.

Montar ordenador por piezas

Si, por el contrario, necesitamos un ordenador con el que podamos realizar tareas más específicas, entonces cabe preguntarnos si no sería más adecuado comprar las piezas por separado. Ésta es una alternativa que la mayoría de los gamers, youtubers, editores de vídeo, diseñadores o productores profesionales eligen, porque les permite tener un dispositivo que no se satura, con un rendimiento ágil y fluido que soporta el uso de complejos programas de edición o diseño. En el caso de los gamers, pueden montar por sí mismos un ordenador cuyo desempeño sea eficiente para los videojuegos más modernos, cuyos requerimientos mínimos suelen ser considerablemente más exigentes.

¿Una buena opción para tu bolsillo?

Muchas veces se discute si es mejor montar un ordenador o comprar ya uno montado en función del presupuesto. Lo cierto es que, como todo lo demás, se trata de un asunto muy subjetivo. Es posible que comprar un ordenador por partes sea más económico que comprar uno ya montado, porque esa parte del trabajo no está hecha por lo que, lógicamente, tampoco se cobra. Sin embargo, esto puede llegar a cambiar dependiendo del tipo de ordenador que queramos montar. En los casos en los que buscamos montar un dispositivo más complejo, como por ejemplo para un uso gaming exigente, es probable que tengamos que invertir un poco más de dinero.

Tener en cuenta de forma clara nuestro presupuesto nos será más que útil para poder planificar los componentes a comprar y así contar con todas las piezas necesarias. Una gran ventaja de esta opción es que podemos continuar haciendo mejoras en el futuro, cuando dispongamos de más dinero o estemos preparados para invertir un poco más en otros componentes. Además, al comprar las piezas por separado es posible hacer combinaciones de elementos que, por lo general, no se encuentran disponibles en los ordenadores montados de las tiendas, como tarjetas gráficas, procesadores o memorias. Lo más aconsejable es investigar atentamente sobre cada una de las opciones, y comparar tanto las características como los precios. De esta forma, podremos estar seguros de que con nuestro presupuesto podremos contar con un gran ordenador, que sea adecuado para nuestras necesidades particulares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: