Consejos efectivos para dejar de fumar

dejar el tabaco

Aunque pueda parecer un proceso complicado, cada vez más personas adoptan métodos efectivos que les permiten dejar de fumar en poco tiempo

Dejar el tabaco es una de las decisiones más importantes que cualquier persona puede tomar en su vida. A veces puede suponer una tarea muy complicada, ya que por lo general, la mayoría de las personas fumadoras están demasiado acostumbradas a fumar unos cuantos cigarrillos al día. Alejarse del tabaco es la primera medida que hay que adoptar para dejar de fumar, pero no basta con tomar únicamente este tipo de decisiones.

Para dejar de fumar de forma definitiva hace falta mucha paciencia, y también la ayuda de algún método específico que impida que la persona tenga la sensación de querer fumar en cualquier momento. Un ejemplo de este tipo de proceso es el Método Jorge Masó para dejar de fumar, que se basa en el uso de la Hipnosis Clínica Despierta para ayudar a las personas a acabar con su dependencia al tabaco.

Un método 100% natural y con un altísimo porcentaje de efectividad que se aplica a través de diferentes sesiones que llegan a distintos puntos de España como Madrid, Barcelona, Oviedo, San Sebastián, Palma de Mallorca o Girona de manera mensual. Dejar de fumar no es fácil, pero cada día que las personas no consumen tabaco supone una pequeña victoria para acabar definitivamente con el consumo de los perjudiciales cigarrillos.

Los mejores métodos para dejar el tabaco      

Dejar de fumar es una decisión muy difícil, ya que las personas fumadoras tienen una gran dependencia al consumo diario de tabaco, por lo que dejar el tabaco de un día para otro es una tarea muy complicada que requiere de ayuda especial. Por ello, desde hace algunos años se han venido desarrollando diferentes terapias y métodos para ayudar a las personas a dejar el tabaco de forma definitiva.

formas para dejar el tabaco

La hipnoterapia o tratamiento hipnótico a través de diferentes sesiones se ha convertido en un método bastante efectivo para dejar de fumar, ya que el terapeuta puede conseguir que el paciente abandone todos esos hábitos que le hacen ser dependiente del tabaco. Un caso muy famoso de Hipnoterapia aplicado a terminar con las adicciones fue el de la cantante Fergie (ex-componente de los grupos Wild Orchid y The Black Eyed Peas), que consiguió dejar el tabaco después de varias sesiones de tratamiento hipnótico.

Ante este y otros muchos casos de éxito, parece claro que la hipnoterapia es una gran opción a la hora de dejar definitivamente el tabaco, puesto que con este tipo de terapia el paciente puede abandonar todos esos malos hábitos que le inducen a consumir cigarrillos de manera impulsiva.

Hipnosis Clínica Despierta para dejar de fumar

Cada vez son más los expertos en hipnoterapia que recomiendan utilizar la Hipnosis Clínica Despierta para dejar de fumar, ya que este tipo de terapia está considerada como la forma más sana, segura y eficaz de eliminar el mal hábito de fumar en todas las personas. En las sesiones de terapia, el paciente desprograma por completo su mente, y por tanto, es capaz de reducir de manera notable esa gran ansiedad que genera la dependencia al consumo de cigarrillos.

De este modo, el terapeuta trata de transmitir una serie de mensajes al subconsciente para que la persona entienda que el tabaco ya no es necesario ni agradable en su vida, y que la relajación se puede conseguir de distintas formas, sin necesidad de tener que encender un cigarrillo en ningún momento.

El Método Jorge Masó es un claro ejemplo de Hipnosis Clínica Despierta, ya que representa a un método sin accesorios, totalmente natural y eficaz, a través del cual los pacientes pueden dejar de lado la adicción al tabaco. Un método que requiere de varias sesiones para tener éxito, pero que desde la primera sesión llama la atención de la persona que decide probarlo para dejar de fumar.

Principales beneficios de dejar el tabaco

Como ya es conocido por todas las personas, dejar de fumar es una de las mejores decisiones que se pueden tomar en la vida en cuanto a salud se refiere, puesto que cuando se deja el tabaco las personas respiran mejor, dejan de toser, se cansan mucho menos al realizar deporte y reducen las posibilidades de sufrir un ataque al corazón o de padecer algún tipo de cáncer.

Además, al dejar el tabaco las personas mejoran de manera notable su calidad de vida, ya que por ejemplo se recupera el buen aliento, se evita el envejecimiento prematuro de la piel y se da una mayor sensación de limpieza en la ropa al no oler a tabaco de manera constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: