Movimientos inusuales en el campo magnético de la tierra

Gipselly 31/01/2019
campo magnético

El campo magnético terrestre es la energía magnética que resulta de la interacción entre los núcleos del planeta tierra y su movimiento de rotación.

La Tierra tiene dos núcleos: el núcleo interno que está conformado por hierro sólido, y el núcleo externo conformado por la unión de hierro y níquel en estados líquidos. Ambos núcleos, sumados al movimiento de rotación terrestre, generan corrientes eléctricas que convierten al planeta en una especie de imán gigante.

Este campo magnético, también llamado magnetósfera, es el que protege a la tierra de partículas provenientes del sol como neutrones, electrones y rayos cósmicos, es decir, funciona como un escudo.

La ciencia y el efecto del campo magnético en la vida del planeta

La ciencia siempre ha hablado sobre las investigaciones del campo y los polos magnéticos, y sobre la inversión de los polos y todo lo que esto involucra. La intensidad del campo magnético varía cada miles de años, variación que se puede detectar, por ejemplo, en las rocas.

La orientación de las rocas de cuando se enfrían las partículas de óxido de metal, es lo que le indica a los científicos en qué posición estaban los polos magnéticos en determinado momento. Esta orientación es la que confirma que en definitiva los polos se invierten y además indica que se han invertido muchas veces.

El campo magnético se debilita un 5% cada diez años, lo que significaría que estamos entrando en un período de inestabilidad que, se cree, dura aproximadamente 786.000 años. El período de transición final, que es cuando los polos magnéticos se invierten del todo, es extremadamente corto en relación al período de transición, pues dura menos de 100 años.

Al menos eso es lo estudiado y registrado, sin embargo, no se puede asegurar que cada cambio de polos magnéticos se produzca de la misma manera todo el tiempo.

El polo norte magnético, aunque cercano, no está situado en el mismo lugar que el polo norte geográfico. Se ha movido poco a poco, junto a la variación de la intensidad del campo magnético.

Actualmente el polo norte magnético se encuentra a 5° de diferencia del terrestre, que es el que marca el eje de rotación de la tierra. De ahí deriva, dependiendo de tu ubicación, la leve o gran imprecisión del uso de las brújulas, pues cuando se trata de relaciones graduales a partir del centro de la tierra, las distancias son kilométricas.

¿Qué consecuencias podría traer todo esto?

La debilitación o desaparición del campo magnético, aunque dure poco, eliminaría la protección contra los rayos cósmicos y contra la radiación solar. A largo plazo, relativamente, afectaría la vida humana, animal y vegetal provocando variaciones o  mutaciones genéticas.

De manera inmediata, habría consecuencias catastróficas como alteraciones en los instrumentos de navegación y en las infraestructuras eléctricas.

También desórdenes en la naturaleza, en los animales. Las abejas, los animales marinos, las aves, son animales que utilizan el campo magnético como método de orientación.

Las variaciones en el campo magnético pueden desorientarlos y llevarlos a hábitats no correspondidos y, por lo tanto, a la alimentación incorrecta y en consecuencia a su extinción.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

shares
error: