Situaciones en las que cambiar la titularidad de un vehículo

Cambiar la titularidad de un vehículo

Cambiar la titularidad de un vehículo, ya sea un coche, una moto o cualquier otro, es un trámite muy común, lo más frecuente es que se deba a la venta del mismo, en esos casos, la documentación estará disponible y es relativamente sencillo.

Sin embargo, hay otras ocasiones en que no ocurre así. Cuando el caso se sale de lo común, toca conseguir asesoría especializada, de manera que se pueda lograr realizar el trámite con éxito.

En caso de fallecimiento

Cuando el propietario del vehículo ha muerto, es necesario que se tramite ante el DGT cambio de titularidad por fallecimiento a beneficio del heredero, sin embargo, hay muchos casos en los que esto no es tan simple.

Cuándo no hay testamento

Hay casos en los que el propietario no dejó su manifestación de voluntad, o sí la dejó, pero no incluyó el vehículo en cuestión en el inventario de bienes. Si además hay varios bienes y herederos, entonces no estará claro quién va a beneficiarse de la propiedad del vehículo.

Mientras esto se define en las instancias que corresponda, se puede tramitar una transmisión provisional dentro del plazo de 90 días después del fallecimiento. En estos casos, la persona que tenga la custodia del vehículo quedará como poseedor provisional, por lo tanto, el organismo le expedirá el permiso de circulación correspondiente y tendrá bajo su responsabilidad las obligaciones inherentes al vehículo.

Cambio de titularidad por fallecimiento

Cuando la posesión del vehículo esté totalmente definida, el propietario debe hacer el trámite para el documento definitivo, para ello tiene 90 días después de tomada la decisión.

Cuándo hay testamento

Cuando el fallecido dejó testamento y en éste estaba incluido el vehículo, el trámite es muy similar a una venta, sólo hay que presentar los documentos que comprueban la sucesión y lo demás que solicite el organismo. Es muy importante informarse acerca de los plazos que están establecidos, para hacerlo todo correctamente.

En caso de no poseer documentación suficiente

Se pueden presentar casos con dificultades para cambiar titularidad vehiculo por no contar con la documentación suficiente para realizar el trámite de manera regular. En estos casos es necesario contar con la asesoría de un experto que consiga la manera más idónea de resolver el problema, veamos algunos ejemplos:

  • Titular ilocalizable. Este caso se trata de una venta que se realizó sin documentación, mediante un contrato oral, y el dueño anterior desaparece antes de realizar los trámites ante el organismo competente. Este caso es delicado y requiere de mucha pericia para poder comprobar la venta.
  • Varias ventas sucesivas. Esto es más común de lo que podría pensarse, se trata de que el vehículo cambió de dueño varias veces sin hacer los trámites correspondientes. Este problema se puede resolver siguiendo un procedimiento que requiere de un profesional experto, pero sí es posible regularizar la situación.
  • Fallecimiento muy anterior. Cuando el dueño del vehículo fallece, pero los herederos no hacen los tramites correspondiente durante muchos años, entonces se presenta un problema de extemporaneidad que hay que resolver. En estos casos, a veces faltan muchos documentos, ya que al transcurrir el tiempo, éstos se extravían, deterioran o falta información.

Consejos

Cuando se trate de un cambio de titularidad no convencional, es bueno seguir algunas recomendaciones:

  • No intente hacer el trámite sin asesoría experta. Está comprobado que cuando no se tiene la experiencia suficiente, se retrasan los procedimientos y muchas veces, se empeoran los problemas. Es mejor contar con un profesional que esté al tanto de todos los detalles y pueda encontrar la mejor manera de solucionar el trámite.
  • Tomar previsiones financieras para hacer frente a los trámites, resolver un problema de éstos requiere varios pagos que incluyen impuestos, asesorías, etcétera.
  • Sacar varias fotocopias de todos los documentos que se tengan, nunca están de más, y se pueden requerir en cualquier momento. Esto puede ahorrar tiempo.

Lo más importante es no darse por vencido, siempre habrá una solución, y un profesional experto la encontrará para lograr el objetivo de regularizar la situación del vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: