¿Cada cuánto se deben cambiar las ruedas para una conducción más segura?

Cambiar las ruedas para una conducción más segura

Aunque los usuarios no suelen hacer un cambio periódico de los componentes de sus vehículos porque representa un alto coste o por falta de tiempo, es importante comprobar de forma constante el nivel de desgaste de las ruedas porque su nivel de presión y equilibrio influyen en el agarre y precisión en la conducción.

Así como también es recomendable cumplir con las inspecciones técnicas de vehículo de forma oportuna, que incluyen comprobación de los frenos, cambios de aceite y estado de los componentes electrónicos.

Claves para sustituir los neumáticos a tiempo

Los usuarios que observan que el coche ya no tiene el mismo agarre, precisión en la frenada o la misma reacción para los cambios, seguramente sea porque sus ruedas están desgastadas por el alto kilometraje o por conducir demasiado en terrenos extremos.

No obstante, aunque se piense que sustituir las 4 ruedas puede representar una fortuna, actualmente en el mercado se encuentran neumáticos baratos de marcas profesionales como los que existen en tiendas online como www.neumaticoskm0.com,  especializadas en neumáticos económicos .

Las ruedas son uno de los aspectos que se deben revisar de forma constante en los vehículos, así como los frenos, los amortiguadores, el motor y el aceite de forma preventiva para garantizar una conducción más segura y evitar reparaciones largas y de de alto coste. Pero, ¿cómo saber si los neumáticos necesitan ser cambiados?

Claves para sustituir los neumáticos a tiempo

Para responder a este pregunta, los mecánicos recomiendan sustituirlos cuando la banda de rodadura se haya desgastado considerablemente y esté por debajo de los 1,6 milímetros de espesor. De hecho, la ubicación del mayor desgaste puede ser síntoma de un problema mecánico más grave. Por ejemplo, si este se evidencia en los laterales, puede ser que la suspensión no esté equilibrada correctamente.

A su vez, también hay que estar atento a los bultos o posibles pinchazos que reciben las ruedas después de haber pasado por un bache, porque estas irregularidades desmejoran de forma considerable la dirección.

Un conductor experto sabe que la información del panel de su coche es clave. Algunos modelos más modernos incluyen la lectura de la presión de los neumáticos a bordo. De manera que será más fácil de hacer el seguimiento de las ruedas, aunque la verificación visual y física es insustituible.

¿Cuál es el tiempo de la inspección?

Por otra parte, si se cuenta con la factura de compra o el certificado de garantía de los neumáticos, se puede revisar el tiempo que ha establecido el fabricante para la vida útil de estos accesorios. No obstante, hay que destacar que generalmente el tiempo varía según distintas condiciones como estilo de conducción, fenómenos meteorológicos, kilometraje y tipo de terreno.

Estos tiempos suelen variar entre 5 y 10 años, pero cada coche es un caso particular. Aunque también va a estar determinado por las revisiones mecánicas dictadas por la empresa de seguro.

Otra sugerencia de los profesionales es cambiar las ruedas si se vive en una ciudad con inviernos con temperaturas por debajo de los 7°centígrados

Llevar el coche a un mecánico de confianza

Durante la vida útil de un coche, la oficina de tráfico, fabricante y aseguradora establecen plazos específicos para realizar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos), que garantiza su desempeño óptimo y una mayor seguridad para los tripulantes.

Aparte de revisar el estado de los neumáticos, la supervisión es más compleja porque se comprueba el gas refrigerante, el funcionamiento del limpiaparabrisas, el aceite del motor y los componentes electrónicos.

Una ITV profesional incluye: comprobación mecánica, sustitución de aceite, servicios de electricidad, cambio de luces y reparaciones más profundas en situaciones graves como accidentes de tráfico.

Debido a la complejidad de estas inspecciones, se recomienda ir a un taller profesional no solo para hacer el cambio de ruedas y comprobar su presión, sino también verificar estos otros elementos como el estado de los filtros y amortiguadores.

Ya que los expertos siguen las especificaciones de los libros de mantenimiento del fabricante, según la marca, modelo y año.

Invertir para una mayor seguridad

Aunque los precios pueden ser un poco más altos que lo que representa hacer el cambio personalmente, se contará con una mayor tranquilidad por la calidad de servicio y por evitar daños que lamentar o gastos imprevistos.

En caso de adquirir recambios en una tienda online, es una buena opción solicitar que se envíe directamente al taller mecánico de confianza con la supervisión del cliente.

Como se ha visto, hay muchos componentes técnicos que permiten el desempeño óptimo de los coches. Es responsabilidad directa de sus dueños cumplir con los plazos de las inspecciones obligatorias, así como comprobar constantemente la presión y el nivel de desgaste de los neumáticos, ya que estos influyen directamente en la seguridad de la conducción.

Como dice el refrán popular, más prevenir que lamentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: