Cómo funcionan las cabinas de crioterapia

Crioterapia

La crioterapia corporal es un tratamiento innovador por medio del cual el cuerpo humano es sometido a bajas temperaturas con el objetivo de hacer que el organismo reaccione, ofreciendo una serie de consecuencias positivas tanto a nivel estético como de salud.

Por sus múltiples beneficios para la salud, este sistema se ha ido incorporando con gran éxito en los centros de tratamientos estéticos, clínicas y centros de rehabilitación.

Dado el éxito del tratamiento, una máquina de crioterapia puede convertirse en una alternativa para generar una mayor rentabilidad en negocios dedicados al cuidado físico. Por tanto, puede que te interese echar un vistazo en este enlace: comprar máquina de crioterapia.

En las siguientes líneas, te contaremos un poco más sobre esta terapia, sus beneficios y el funcionamiento de las cabinas de crioterapia.

¿Qué es la crioterapia y cuáles son sus beneficios?

La crioterapia es un conjunto de técnicas en las que se aplica frío sobre todo el cuerpo o una parte del mismo, con fines terapéuticos. La terapia de frío que conocemos en la actualidad fue desarrollada por el doctor Toshima Yamauchi, quien en 1970 descubrió la forma exacta para enfriar el cuerpo por medio del uso de nitrógeno gaseoso.

Crioterapia y sus beneficios

El descubrimiento permitía un alivio inmediato del dolor y otras molestias. Con el paso del tiempo, el uso de la crioterapia ha evolucionado, pudiendo aplicarse para conseguir diferentes efectos en el cuerpo humano, principalmente:

  • Regenerador muscular para deportistas.
  • Reafirmante de la piel, generando un efecto tensor inmediato.
  • Activación del metabolismo, ayudando al cuerpo a perder peso.
  • Disminuye dolores musculares, descongestiona y mejora la circulación sanguínea en las piernas.
  • Oxigena la piel ayudando a reducir los síntomas de envejecimiento cutáneo.
  • Favorece la liberación de serotonina, lo cual disminuye los niveles de estrés y mejora el estado de ánimo de las personas.

¿Cómo funcionan las cabinas de crioterapia?

Las cabinas de crioterapia funcionan por medio del uso de nitrógeno líquido. El paciente se expone al gas del nitrógeno de forma controlada durante un tiempo de tres minutos como máximo, tiempo en el cual las temperaturas pueden llegar a -190 grados Fahrenheit, según el tipo de tratamiento que se esté aplicando y el efecto que se desee conseguir.

Por supuesto, el cuerpo recibe el frio pero la sensación térmica no es de tal magnitud. La cabina controla el flujo de gas nitrógeno de manera inteligente, siempre bajo estricta vigilancia del especialista, que mantiene control de los signos vitales del paciente durante los 3 minutos de la sesión.

Básicamente, se trata de un engaño para el cerebro, porque el frío nunca llega a traspasar la piel. Lo que ocurre es que el nitrógeno estimula los receptores del frío y se simula el congelamiento, aunque la dermis escasamente llegará a rangos entre 5 y 0 grados centígrados.

Esto causa la activación de los sistemas de defensa, previniendo un posible congelamiento. Es un engaño que tiene consecuencias positivas en pacientes con psoriasis, dolores crónicos causados por artritis, acelera la recuperación muscular en deportistas de alto rendimiento y alivia el estrés, entre otros beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: