“Burbujas de viaje”: ¿La solución para irse de vacaciones al extranjero?

Burbujas de viaje

A380 de la compañía aerea australiana Qantas.

La idea viene directamente de Oceanía. Nueva Zelanda y Australia podrían establecer una “burbuja de viaje” en las próximas semanas, para permitir que sus ciudadanos se vayan de vacaciones entre sus dos países sin un período de cuarentena. Una solución temporal para evitar reanudar todos los vuelos internacionales, evitando así un nuevo pico de epidemia.

La situación es favorable para el establecimiento de dicho sistema, ya que Nueva Zelanda se considera el primer país que ha superado el coronavirus, y Australia ha mantenido el número de contagios diarias por debajo de 25 desde el pasado 22 de abril. La medida no solo sería complacer a los habitantes, ya que serviría sobre todo para revivir una economía estancada, particularmente en la industria del turismo. 

En los Estados Unidos o Canadá, estas “burbujas” podrían surgir localmente o en algunos estados. El objetivo es reanudar una actividad en un entorno reducido. Sin embargo, las preguntas sobre la legalidad de tal medida surgen en el acto. Evitar que un estadounidense ingrese a California cuando otro podría ingresar a él en violación de la Constitución. Por lo tanto, los gobernadores deben reflexionar sobre el tema.

¿Y en la Unión Europea?

El gobierno español no se ha comunicado sobre tales medidas, ya que aún estamos en estado de alarma y están restringidos lo movimientos de los ciudadano según las fases establecidas por el ministerio de sanidad.

Si bien los países se han volcado en frenar la propagación del virus, podrían imaginarse aperturas muy leves entre países vecinos. Cuando la situación es mejor, si las fronteras del espacio Schengen se cierran durante muchas semanas más, ¿por qué no imaginar burbujas entre Francia y Alemania, España y Portugal o incluso Bélgica y los Países Bajos? Sin embargo, no hay nada que confirme que los Estados prevén esto.

Al igual que con sus cierres, los países involucrados tomarán una decisión cuando lo consideren apropiado, pero es probable que la Unión Europea intente dar directivas para tener una respuesta más o menos homogénea a la pregunta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: