El boom de la industria del entretenimiento online en España

Entretenimiento online

Una tendencia que lleva años de crecimiento exponencial en el país es la proliferación de todo tipo de servicios de entretenimiento online. Esto comprende tanto aquellos de suscripción mensual como los que implican modalidades de consumo de tipo “pagar para ver” o la compra individual de productos y servicios.

La restricciones y cierres de diversos centros de entretenimiento por la emergencia COVID ha acentuado este proceso en el último año. La contratación de servicios de streaming de audio y video ha experimentado un boom en el último año, acompañado por el uso de plataformas de e-commerce para comprar productos que antes se conseguían solo en negocios especializados, como la música, los videojuegos e incluso los comics y artículos de colección.

El cine y la venta online, a la cabeza

De todas las alternativas mencionadas, los servicios de streaming de vídeo, que brindan a sus usuarios un extenso catálogo de series y películas en constante renovación, han sido los más elegidos por los españoles en lo que respecta al entretenimiento online. Con el pago de una suscripción mensual de coste marcadamente inferior a los servicios de cable tradicionales, se puede tener acceso a una innumerable cantidad de producciones de todo género y origen, por lo que es imposible no encontrar algo que se ajuste a los intereses de cada individuo.

Además, estas empresas han expandido sus esquemas de negocios hasta convertirse en verdaderas productoras de contenido audiovisual, lanzando al mercado decenas de largometrajes y series de producción propia que poco tienen que envidiar a aquellos de los estudios y canales de televisión de mayor renombre.

Otro de los grandes ganadores del traspaso de actividades a la esfera virtual ha sido la venta online. La comodidad de recibir cualquier tipo de producto en casa, con tiempos de entrega cortos y específicos, y que son respetados a rajatabla, ha logrado imponer los portales de comercio online como la nueva realidad en la compra de bienes.

Soluciones para las finanzas personales, ahora también online

A todos los ejemplos mencionados se suma una nueva tendencia: la aparición de todo tipo de servicios e instrumentos financieros que pueden tramitarse en línea. Entre las alternativas más requeridas, los préstamos personales encabezan la lista de preferencias. El motivo fundamental es la comodidad: las personas pueden solicitar un préstamo de dinero sin tener que moverse de casa ni pasar por los engorrosos trámites que caracterizan a las entidades bancarias tradicionales.

Otro beneficio asociado con la proliferación de Fintech y empresas privadas que proveen financiamiento online es la posibilidad de comparar en forma sencilla la oferta de crédito disponible en el mercado. Con solo visitar algunos sitios especializados se pueden visualizar rápidamente las cantidades, junto con la tasa de interés y el plazo correspondiente ofrecidos por cada compañía. De esta manera, las familias pueden filtrar las opciones que mejor se ajustan al tipo de préstamo que necesitan, y evaluar cuál de ellas cuenta con los términos y condiciones más convenientes.

Este proceso de virtualización de servicios financieros ha permitido que una buena cantidad de personas en España puedan acceder a un préstamo sin complicaciones y en poco tiempo. Los requisitos de documentación para los préstamos personales online suelen ser escasos y, de acuerdo con la política particular de cada compañía y la cantidad a solicitar, pueden ser incluso otorgados a personas con antecedentes de incumplimiento, si la evaluación de su capacidad de repago actual es positiva.

Pese a todas estas ventajas, no puede obviarse un riesgo fundamental. El sencillo acceso a los préstamos personales es un arma de doble filo: por una lado, permite resolver velozmente una situación económica complicada; por el otro, personas que se encuentran atravesando un momento difícil pueden complicar aún más sus finanzas personales al tener que hacer frente a numerosas cuotas con un alto interés. Es esencial tomarse el tiempo para reflexionar profundamente sobre la real necesidad de pedir dinero prestado y, especialmente, acerca de la capacidad de pagarlo en los términos contractuales disponibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: