Ante el aumento de robos, la actuación individual

Aumento del número de robos

Es una realidad cada día más preocupante el aumento de robos y asaltos a las viviendas, algo que viene ocurriendo de forma generalizada en todo nuestro país, consecuencia directa, no hay la menor duda, de la falta de solución por parte de los gobiernos para poner fin a la crisis financiera que sigue padeciendo nuestro país desde hace ya más de una década.

No debemos esperar demasiado en este sentido, hasta que no se cambie radicalmente la forma de gobernar, algo que parece estar lejos de llegar a ocurrir, pero sí que podemos, por el contrario, realizar algunas actuaciones sobre los métodos de protección de nuestras viviendas.

Podemos implementar nuevos métodos de protección como la colocación de barras transversales en las puertas, barras en las ventanas, alarmas, puertas acorazadas… pero, sobre todo, la primera medida que todos deberíamos adoptar de manera urgente es la sustitución de las cerraduras. Por regla general, el 80 % son antiguas y muy fáciles de violar. Con el sistema bumping se pueden forzar todos estos bombines de forma fácil y rápida, dejando además muy pocos daños visibles, con lo que los seguros no querrán hacerse cargo del robo.

Tipos de cerraduras, las cerraduras electrónicas

Las cerraduras que deberemos sustituir son las clásicas cilíndricas o de perfil europeo, la mayoría de los cacos son capaces de hacer saltar estas cerraduras con un golpe seco de martillo sobre unas llaves en el ojo de esta cerradura. Así de simple y rápido pueden romper la seguridad de cualquier hogar, sin ruidos y sin destrozos visibles, por lo que una vez dentro de la vivienda ningún vecino se percatará de que un ladrón está haciendo acopio de todo lo valioso que haya en esa vivienda.

Las cerraduras más seguras y por las que hay que sustituir esta que acabamos de mencionar son las cerraduras de sobreponer, cuya resistencia quedará supeditada al material con el que estén construidas. Las cerraduras multipunto se componen de varios anclajes a diferentes alturas de la puerta que las hacen muy difíciles de forzar y, por lo tanto, se consideran de las más seguras del mercado.

Tipos de cerraduras electrónicas

Pero son las cerraduras electrónicas, la cerradura con alarma y la cerradura invisible en general, las que van más allá en los niveles de seguridad, pues no existe bombín a la vista que forzar, por lo que el ladrón, al no saber cómo actuar, optará por una víctima más propicia.

Este tipo de cerraduras las hacen tan eficaces contra el robo de viviendas porque tienen un sistema que permite la apertura o bloqueo de la puerta, y su mecanismo de acción es electrónico, lo que hace que solo puedan se activadas y desactivadas por personas autorizadas, no tienen mecanismos convencionales que puedan ser forzados.

En efecto, las cerraduras electrónicas de las que puedes encontrar una estupenda guía en la dirección web cerraduraelectronica.top, están consideradas como las cerraduras de seguridad que más protección ofrecen a las viviendas, locales comerciales, negocios y en general allá donde se instalen. Y es que al tener un mecanismo de bloqueo de la cerradura se eleva exponencialmente el nivel de seguridad de las puertas donde se coloquen. Además, están fabricadas en materiales altamente resistentes, por lo que soportarán ataques violentos como los que se realizan con un taladro o una palanca.

Aunque su funcionamiento queda supeditado a un suministro eléctrico constante, para que en caso de fallos en la instalación no nos quedemos sin poder entrar o salir. Muchos de los modelos de cerraduras eléctricas llevan integrados generadores, fuertes de energía alternativa o baterías de larga duración para seguir funcionando en casos de emergencia.

Ventajas de las cerraduras electrónicas

Pese a lo que pueda parecer en un principio, las cerraduras no son tan caras, ya que existe una gran variedad donde poder elegir. Existen numerosas cerraduras electrónicas, con lo que, con total seguridad, encontraremos la que mejor se ajusta a nuestras necesidades y presupuesto. Podemos instalar desde aquellas que poseen un panel electrónico o con un pequeño teclado, pero también más avanzadas, como los lectores de tarjetas EFID, con chips especiales, que se pueden abrir con mandos a distancia o directamente con el móvil, independientemente de si estamos cerca, en la ciudad o en otro país.

Las cerraduras electrónicas también cuentan con la ventaja de poder ser programadas, por lo que seremos nosotros los que elijamos quiénes pueden entrar y quienes no, lo que proporciona un control total sobre los accesos. Así mismo, podremos establecer los horarios para activar o desactivar la cerradura, para horarios de oficina, por ejemplo, o colocar claves para permitir o no el paso de las personas…

Podremos elegir entre tres tipos de cerraduras electrónica, la más avanzada es aquella que permite el paso con un lector de huella dactilar, con contraseña, que son las más frecuentes por ser también más económicas y con una instalación más simple y, por último, también existen otros modelos que combinan el pin de acceso con la solución tradicional de la llave, con lo que el nivel de seguridad se duplica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: