Alquiler temporal: ¿qué es y qué ventajas tiene?

Alquiler temporal

La fórmula del alquiler temporal está ganando terreno, sobre todo en ciudades importantes como Barcelona. Veamos en qué consiste y por qué su interés está aumentando.

El mercado inmobiliario está viviendo una época de cambios significativos, tanto a nivel de precios como de fórmulas. De hecho, en 2019 se ha notado un aumento en los precios de la vivienda, tanto en venta como en alquiler, por lo que algunos apuntan a que la pasada crisis ha llegado a su fin.

No obstante, hay expertos que anuncian la llegada de una nueva desaceleración que puede afectar al sector inmobiliario de nuevo. Esto, unido a las medidas de algunas ciudades para regular el acceso a la vivienda, además del interés de determinadas personas por la movilidad, hace que se busquen nuevas fórmulas que permitan vivir en una zona y mudarse a otra en pocas semanas o meses. Por ello han nacido propuestas como el alquiler temporal Barcelona, del que hablaremos a continuación.

Qué es el alquiler temporal

En realidad, no hay mucho misterio en saber lo que es el alquiler temporal. Se trata de adquirir un inmueble solo por un período corto de tiempo, aunque el inquilino ya tenga una vivienda en propiedad. Puede tratarse de un traslado temporal debido a una reforma en el inmueble que posee, o de trabajar en Barcelona durante un período corto, en el que un alquiler a largo plazo no interesa.

La diferencia entre éste y el alquiler de larga estancia está basado en el porqué se necesita el inmueble. No es lo mismo una vivienda para pasar las vacaciones que encontrar un lugar para vivir, al menos, durante varios años. Por eso se dice que es la causa y no la duración la que define el alquiler temporal.

Las ventajas del alquiler temporal para los propietarios

Las ventajas de esta fórmula de alquiler para el propietario de un inmueble, sobre todo, son a nivel económico. En lugar de tener vacía la propiedad, siempre hay demanda y por tanto ingresos recurrentes, más altos que los que se obtienen de un alquiler convencional que suelen ajustarse a los gastos de la propia vivienda.

Alquiler temporal para los propietarios

Además, el riesgo de impago es nulo porque siempre se hace por adelantado. De modo que cuando alguien entra en la propiedad, ya ha realizado el pago de la mensualidad, y el propietario está más tranquilo.

Otro detalle interesante es que en los alquileres temporales, los inquilinos son mucho más cuidadosos, por lo que las labores de mantenimiento serán menos frecuentes y costosas.

Beneficios para el inquilino

En el apartado de los inquilinos, a veces, tienen problemas para encontrar una vivienda que solo vayan a ocupar algunas semanas. Con el alquiler temporal este problema desaparece, ya que no tienen que comprometerse más allá del tiempo que necesitan estar en la ciudad. Se puede vivir durante un mes en Barcelona, y durante otro espacio de tiempo, en un lugar distinto cuando la estancia haya terminado.

Esta fórmula es ideal tanto para quienes quieren pasar unas buenas vacaciones, como para empresas que en un momento puntual necesitan enviar a alguien a la ciudad. Agencias como Serviguest cuentan con inmuebles en los que se puede vivir en las mejores zonas por mucho menos de lo que costaría una habitación de hotel.

El mercado inmobiliario está cambiando

Hay muchos otros beneficios que se pueden destacar de esta fórmula, tanto para quienes buscan alquilar una propiedad como para quienes la tienen y quieren obtener algún tipo de rendimiento. En cualquier caso, es una clara muestra de cómo están cambiando las costumbres, incluso en sectores como el de la vivienda, en el que antes se tenía la idea de que lo mejor era echar raíces y vivir en un mismo lugar.

Hoy, la mayoría busca tener libertad de movimiento, y por ello, el mercado inmobiliario necesita evolucionar también, proporcionando fórmulas más allá de las convencionales, como el alquiler temporal. Es la respuesta a una demanda cada vez mayor de vivir sin ataduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: