Cómo hacer una acometida eléctrica en casa

Acometida eléctrica en casa

Toda vivienda, edificio, o local comercial nuevo, necesita de una instalación eléctrica interior para poder tener energía eléctrica, pero también conectarse a la red eléctrica de la empresa que suministra el servicio en la región, esto se logra por medio de una acometida. Para que la empresa de suministros realice la conexión, se deben cumplir una serie de requisitos, y hay empresas que se encargan de estas gestiones.

Conectar la electricidad a una construcción nueva requiere haber cumplido con la acometida eléctrica

Las acometidas electricas son imprescindibles, pues gracias a ellas la energía eléctrica que procede de la red general puede llegar hasta las cajas de conexiones que se encuentran en los domicilios de los usuarios.

Para poder gestionar el alta ante la empresa que suministra la energía, es necesaria la acometida eléctrica, y en un mercado que está liberado, son varios los operadores que comercializan esta energía.

Mucho antes de poder encender una luz por primera vez en una vivienda, local comercial o edificio, se debe tramitar la acometida eléctrica, mediante un estudio que evalúe las condiciones que se requieren en cada caso en particular, así como las necesidades del presente y que también cubra el futuro de cada instalación.

Una vez cumplimentado el requisito de realizar la evaluación, se debe solicitar el permiso para poder concretar la instalación de la acometida, y de esta manera, poder conectarse al suministro general.

La acometida eléctrica puede ser de diferentes tipos

Estas acometidas pueden tener distintas naturalezas y dependerán del punto en que se deberá realizar la conexión hasta donde se desee el suministro eléctrico, y de la tensión que este suministro requiera.

Para esto será necesario que una empresa pueda gestionar de forma eficaz y con conocimiento de todo lo necesario que hace falta, de la mejor forma posible. Para ello, hay empresas que se especializan en la ejecución, la tramitación y la certificación de acometidas eléctricas, que son esenciales en cualquier tipo de construcción nueva.

Generalmente, quien se encarga de las acometidas eléctricas suele ser la empresa que suministra la energía en la región, que no puede elegirse, aunque se le debe pedir un presupuesto sobre su instalación y puede no aceptarse. En ese caso se puede pedir presupuesto a una empresa ajena a la prestadora del servicio, y así tener valores comparativos.

Son las mismas empresas nombradas, las que se hacen cargo de realizar todas estas gestiones, junto a la acometida eléctrica y el proceso ante quien suministra el servicio, para tener todo simplificado y poder hacer uso de la electricidad en el menor tiempo posible.

Una nueva construcción requiere que la acometida para el servicio eléctrico sea calculada desde el principio de la obra

La acometida para el servicio electrico debe ser planeada desde el mismo proyecto de una construcción nueva, desde el plano mismo. Esta acometida es el nexo entre la distribución exterior correspondiente a la empresa de servicio eléctrico y la instalación eléctrica interior que le dará energía a la vivienda.

Esta relación entre el exterior y el interior necesita del trabajo profesional de personal cualificado especializado en este tipo de labores, y cuyo objetivo principal, será el de proveer a los usuarios de un servicio confiable y eficaz.

El tendido eléctrico y la correspondiente acometida deben ser realizados por un profesional experto

Este tipo de trabajos requiere de mucha experiencia y del conocimiento necesario, pues se trata de todo el tendido eléctrico interno de una vivienda, y cuyo final, será la respectiva acometida eléctrica para esa instalación.

Este proceso es el que permite la unión entre la red exterior de suministro y la instalación interior que recibirá ese suministro, y que debe contar con la autorización de la empresa de energía de la zona para que autorice tal unión.

Las acometidas para la electricidad se clasifican por la tensión necesaria:

  • Baja tensión, parte desde los 127 V y los 550 V, que son para oficinas, viviendas particulares y comercios.
  • Media tensión, que van desde los 5 kv hasta los 40 kv, para edificios grandes e industrias.

Las acometidas para la electricidad pueden ser subterráneas también, ya que los cables ingresan bajo tierra; así como también pueden ser aéreas, que ingresan en la parte superior de la construcción.

Cada acometida debe contar con elementos indispensables, por parte de la empresa y del usuario. La empresa provee los conductores, el tablero, armario, la puesta a tierra en el exterior; y el usuario, de la puesta a tierra interior y un interruptor que funcione de manera general para toda la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: