Gipselly 31/01/2019
Tailandia

Tailandia es el país de las sonrisas. Así se le conoce por la hospitalidad de su gente. Impresiona por sus asombrosos paisajes, sus templos budistas y los tesoros que guardan sus palacios. Te contamos cuáles son los cuatro parajes obligados en Tailandia.

Bangkok

Tailandia

Bangkok, la capital, es un paraje obligado en Tailandia. Podrás visitar el Gran Palacio Real, residencia oficial del rey hasta mediados del siglo pasado. En sus espacios está el Wat Pho, o Templo del Buda de Esmeralda. Allí podrás admirar el Buda acostado, de 46 metros de largo y 15 de altura.

Tampoco puedes perderte el Wat Arun o Templo del Amanecer, ni un paseo en barco por los canales de Bangkok y sus mercados flotantes.

Por la noche un paseo imprescindible es subir a la Baiyoke Tower II. Desde su altura de 309 metros podrás admirar el atardecer y las luces de la ciudad.

Otros sitios donde apreciarás la actividad incesante de Bangkok son la calle Khaosan y el Barrio Chino.

Chiang Mai

Tailandia

Desde Bangkok tomas el tren nocturno que te conducirá a otro de los parajes obligados en Tailandia: Chiang Mai. Es una ciudad para disfrutar relajadamente, visitar sus templos, parques, y deleitarse con la gastronomía tailandesa.

Algunos de los templos budistas imperdibles son el Templo del Buda León y el Wat Phra That Doi Suthep. Este último conocido como el Templo Sagrado de la Montaña, cuenta con 306 escalones que te conducirán a terrazas para disfrutar las vistas.

Otro templo que debes conocer es el Wat Pha Lat, o templo escondido, porque en efecto lo está entre el bosque tropical. Llegas caminando a través del Sendero de Los Monjes que comienza cerca del Doi Suthep.

Ayutthaya

Tailandia

Es la antigua capital del Reino de Siam, y uno de los parajes obligados en Tailandia. En el parque histórico podrás observar las ruinas de palacios y templos budistas.

Para conocer su historia visita el Ayutthaya Historical Study Center, y para saber de los yacimientos arqueológicos, ve al Museo Nacional Chao Sam Prayaas.

Uno de los templos que no te puedes perder es el Wat Maharat, o Templo de la Cabeza de Buda. Solo quedan ruinas, pero entre las raíces de un árbol podrás ver la cabeza de una estatua de Buda, una imagen muy conocida de Tailandia. Hay muchas más cabezas de figuras de Buda por el lugar, vestigio de los destrozos causados por los invasores birmanos.

Phuket

Tailandia

Otro de los cuatro parajes obligados en Tailandia es la isla de Phuket, la más grande del país. Encontrarás playas paradisíacas, rodeadas de vegetación tropical y montaña.

Además de divertirte en la playa, una de las actividades imprescindibles en Phuket es hacer un recorrido en canoa por la bahía de Phnag Nga.

Para admirar el atardecer llega hasta el monte Laem Promthep, donde está un pequeño faro al que puedes subir para ver la puesta de sol.

Puedes visitar también el Wat Chalong, el templo budista más importante, y recorrer el centro histórico. No te olvides de admirar la gran estatura del Gran Buda, de 45 metros de alto.

Para que la visita a Phuket sea completa, acércate a los mercados nocturnos, donde hallarás una oferta amplia de comida tailandesa e innumerables comercios.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: