FIB 2016
Sleater-Kinney

Sleater-Kinney

Sub Pop, 2014
8.0
Publicado el 19.01.15

Diez años no son nada

Sin fisuras: así es el nuevo álbum de Sleater-Kinney. En estos tiempos en que hay que acercarse a las reuniones de viejas glorias con escepticismo o incluso tapándose la nariz con una pinza, el trío de Olympia ha sido capaz de poner fin a un hiato de 10 años con un trabajo que se puede batir sin miedo con algunas de las obras cumbre de su carrera.

En esta década hemos visto cómo Carrie Brownstein, Janet Weiss y Corin Tucker seguían sus carreras musicales por separado, las dos primeras a través de Wild Flag, y la última, en solitario. Pero ninguna de esas propuestas llegó a calar tanto como Sleater-Kinney. Mención aparte merece la conversión de Carrie Brownstein en actriz y cerebro tras 'Portlandia', una serie a punto de morir de éxito. Puede que sea precisamente el haberse embarcado en proyectos tan dispares durante estos años lo que ha permitido que el trío volviera con ganas, porque la sensación que transmite 'No Cities to Love' es la de haber retomado las cosas casi donde las dejaron, remontándose incluso un poco más allá. Si  'The Woods' supuso un giro que  acercó al grupo a  un rock denso y de corte clásico, con 'No cities to love', se alejan de aquel experimento y vuelven a sus raíces: canciones cortas y contundentes en las que no falta el trasfondo político, mucho más cercanas a ese 'One beat' que les consagró definitivamente.

Desde que se abre, Sleater-Kinney dejan claro que ni la edad ni el éxito han aplacado su música ni su discurso: 'Price tag' mira de frente a la crisis y habla del coste que ha supuesto a sus víctimas, y lo hace con un ritmo violento y crudo y que de paso marca la pauta del álbum. 'No cities to love' rezuma tensión y esas melodías aparentemente sencillas marca de la casa ('No anthems' o la contagiosa 'Bury our friends'), pero también hacen guiños al post punk ('No cities to love'), al rock progresivo ('Fade') y al pop ('Gimme love'). Dice Tucker que con 'No cities to love' apuntan a la yugular: no exagera.


Otros tags:
Portlandia

Otros contenidos relacionados:

18.03.15
28.03.13
COMENTARIOS
Tu nota: ( opcional )  
   
 
Numerocero ©. 2011-2017