FIB 2016
CHVRCHES Every Open Eye

CHVRCHES

Glassnote, 2015
8.0
Publicado el 24.09.15

En los últimos meses, casi siempre que oíamos hablar de Chvrches era por las amenazas machistas a las que se tiene que enfrentar Lauren Mayberry día sí y día también. La música del grupo, que es de lo que se tendría que haber hablado en todo momento, parecía haber pasado a un segundo plano. Afortunadamente, el lanzamiento de 'Every Open Eye' parece que está llamado a poner las cosas en su sitio.

Cuando Chvrches debutaron hace ya dos años con 'The bones of what you believe' ganaron una justificada legión de seguidores: aunque el synth-pop al que se adscriben hace tiempo que dejó de ser un género innovador, el trío de Escocia logró darle un aire muy personal que a veces tiene mucho de etéreo y que sería difícil imaginar sin la voz de Mayberry - baste con pensar en los temas en que Martin Doherty asume el rol de cantante, siempre menos memorables y que transmiten una sensación de déjà vu, incluso cuando el nivel de interpretación mejora ostensiblemente, como sucede en ´High enough to carry you over', incluida en este último disco.

'Every open eye' supone un salto cualitativo importante. 'The bones of what you believe' era ambicioso y tenía aciertos como incuestionables ('Recover'), pero también había momentos en que el trío se tenía que conformar con esbozar ideas o quedarse a medio gas. En su segundo trabajo, y desde que suena 'Never ending circles', se percibe una consistencia apabullante. En 'Every open eye' no hay relleno ni pasos en falso, y aunque las letras están plagadas de desencuentros (no sólo sentimentales: en 'Leave a trace' Mayberry planta cara a la misoginia), las melodías suenan menos oscuras que en su debut, con un synth-pop de corte mucho más clásico que entronca con bandas como OMD, Depeche Mode o New Order (a los que guiñan un ojo desde el diseño de la portada). Pero uno de los grandes logros de 'Every open eye' es el de mantener el equilibrio entre tintes épicos y confesión emocional que tan bien les funcionó en su debut: 'Play Dead' (con sus característicos sintetizadores de sonido casi metálico) y 'Bury it' están llamadas a rivalizar con los singles más obvios, e incluso se atreven con momentos mucho más orientados a la pista de baile como 'Empty threat'. Sin duda, una de las grandes sorpresas del álbum es 'Afterglow', una sencilla balada en la que los instrumentos pasan a un segundo plano y que se apoya por completo en la interpretación vocal de Mayberry (y que también corre el riesgo de convertirse en lo que 'Somebody' fue para Depeche Mode). Con su debut, nadie podía dudar de la ambición y buenas ideas que había tras Chvrches, pero con 'Every open eye' se confirma la capacidad del trío para convertirse en uno de los grandes nombres del pop: que nada más publicar el stream del álbum fueran trending topic y que haya un subreddit dedicado al grupo dicen mucho de las pasiones que despiertan.

Otros tags:
Chvrches

Otros contenidos relacionados:

25.09.13
COMENTARIOS
Tu nota: ( opcional )  
   
 
Numerocero ©. 2011-2017