FIB 2016
Jesse Jarnow

Test de Rorschach: Jesse Jarnow (‘Big Day Coming’)

Publicado el 18.07.14
por Numerocero

Además de periodista y DJ de la emisora WFMU, Jesse Jarnow ha sido testigo directo de la historia de muchas de las bandas que forjaron la escena independiente en EE UU. Una de ellas fue Yo La Tengo, y 'Big Day Coming' es el libro en el que documenta la trayectoria tanto de la banda de Ira Kaplan, Georgia Hubley y James McNew como la de la red de revistas, sellos, salas y músicos que les dio forma. Le propusimos a Jarnow una serie de imágenes para que las comentase, y este es el resultado. 




El tridente perfecto de las erratas sobre Yo La Tengo, documentada por el bajista James McNew en Australia en algún momento de los 90, con una letra equivocada en cada palabra. No tengo ninguna duda de que algún día alguien conseguirá la errata definitiva y se equivocará en todas las vocales del nombre. Las erratas ocupan un lugar importante en la historia del grupo. Los tres miembros de Yo La Tengo han trabajado ocasionalmente como correctores de texto, e Ira y Georgia se dedicaron profesionalmente a ello durante años. En la edición española de ‘Big Day Coming’, Ignacio Juliá [encargado de la traducción y el epílogo] descubrió que yo cometí un error al reproducir una de las erratas de la historia de la banda, pero no voy a descubrir aquí cual fue. Todavía estoy bastante espantado por ello, pero me remito a mi record de deletrear el nombre correctamente.

 

 

El breve line up de Yo La Tengo de 1986, justo antes de la primera gira real de la banda, con el alto y misterioso bajista suizo Stephan Wichnewski y el guitarrista Dave Schramm. Ambos entraron y salieron del grupo varias veces durante sus primeros años, pero creo que esta es la única ocasión en la que ambos coincidieron. Este line up era todavía más inflamable que el de los Mets, que ese año fueron campeones, y cuyos progresos seguro que siguieron Ira, Georgia y Dave durante la gira. Además de ser el compañero de softball de Ira y Georgia, Dave es el increíblemente elegante guitarrista de country y folk que ayudó que el disco de 1990 ‘Fakebook’ fuese tan mágico. Todavía toca a veces con la banda, y continúa siendo mágico.

 

 

Ira y Georgia con la songwriter Laura Cantrell, el líder de Lambchop Kurt Wagner y, creo, el trompetista de Lambchop y hombre para todo de la banda Jonathan Marx al fondo. Introducirme tan a fondo en Yo La Tengo también me expuso a a muchas otras bandas que ahora son muy queridas para mí, pero ninguna otra como Lambchop. Cuantos más discos hacen, más difícil el clasificar a Kurt como compositor, y su último disco, ‘Mr. M’, resuena dentro de mí con un alcance emocional similar al del ‘Astral Weeks’ de Van Morrison: un disco poderoso y a corazón abierto, además de elegante y ensoñador. (Descubrí a Laura con la ayuda de la WFMU).


En esa época antigua antes de que todos y cada uno de los restaurantes estuviesen clasificados en Internet, libros como ‘Roadfood’ eran la llave secreta hacia el conocimiento y las comidas deliciosas. Ira y Georgia combinaban su ejemplar de ‘Roadfood’ con un atlas y así elaboraban las rutas entre un concierto y otro para poder saborear increíbles barbacoas, sándwiches y cualquier otra comida barata y maravillosa, o exótica al menos. No estoy seguro de cuándo se cayó exactamente la portada de su copia, pero creo que fue a finales de los 80. A lo largo de su carrera, Ira, Georgia y James han trascendido de sobra a ‘Roadfood’, y ahora podrían escribir su propia edición. Basándome en las varias recomendaciones que me han dado durante años, yo pagaría un buen dinero por ese libro.


Uno de mis lugares favoritos de todo el universo: la colección de discos de la WFMU, la emisora de radio libre de Jersey City con la que Yo La Tengo tienen una relación muy estrecha, y en la que yo presento ‘The Frow Show’. Este es el lugar en el que conocí por primera vez a Yo La Tengo, en uno de sus conciertos de versiones benéficos en 2003, y donde después pasé incontables horas descubriendo las maravillas del universo fonográfico. Esa foto solo muestra un trozo pequeño de su colección de LPs, y tampoco se puede ver ahí su colección de CDs igual de impresionante, el muro repleto de raros casetes, los cajones con discos de 7 pulgadas, y el apartado siempre actualizado de novedades (escogidas por el director musical de la emisora, Brian Turner), con los mejores y los más extraños lanzamientos. Poder ejercer como DJ en la WFMU es increíblemente divertido, y doy las gracias cada vez que tengo que cruzar el río para grabar un show, por cada segundo que estoy allí, que normalmente suele ser un dñia antes y un día después del programa, y, en general, siempre.

 


El querido y ahora difunto Maxwell’s de Hoboken, donde Ira trabajó como técnico de sonido, donde Georgia hizo de DJ, donde ambos tocaron versiones a principios de los 80, donde Yo La Tengo hizo su debut en 1984, donde celebraron su fiesta de boda y donde tocaron sus fiestas de Hanukkah de ocho noches seguidas desde 2001, por nombrar solo algunos lazos. Es imposible exagerar la importancia de Maxwell’s en Yo La Tengo. La gente que lo llevaba, Steve Fallon en los primeros años y Todd Abramson después, ayudaron a formar la estructura profesional de Yo La Tengo, además de ser gente maravillosa y adorable. No existía un lugar más agradable y civilizado para ver un concierto de rock en la zona de Nueva York que este. No había porteros agresivos, ni zonas VIP acotadas con cordones, solo un genial bar y restaurante, una acogedora sala atrás, una PA poderosa, y una audiencia receptiva formada por fans de la música.  


Por difícil de escribir que sea “Yo La Tengo”, es un nombre que se presta muy bien a los juegos de palabras. Por ejemplo, esta foto de Yoko Ono y la Plastic Tengo Band -o puede que sean Yo Ko tengo- en el Festival de Glastonbury en el pasado mes de junio. Tuve la suerte de poder ver su concierto de preparación en Brooklyn la semana anterior, y fue magnífico. Me encantan las últimas y multitudinarias encarnaciones de la Plastic Ono Band, pero fue realmente guay escuchar las canciones de Yoko desnudadas tan solo por un trío como Yo La Tengo y comprobar el poder de Yoko y su voz (tanto literal como conceptualmente) a sus 81 años. Espero que la colaboración continúe, y me horrorizó saber que el vídeo del directo en Glastonbury se había convertido en viral como “la peor actuación musical de la historia”. Supongo que los viejos prejuicios nunca mueren. Yoko es todavía la Beatle más cool.   

Otros tags:
Yo La Tengo

Otros contenidos relacionados:

Big Day Coming
11.07.14
COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017