FIB 2016
Lois Patiño,Socrates Adams,Maston

Somos nuevos aquí

Publicado el 19.06.13
por Numerocero

LOIS PATIÑO


Nacido en 1983, el realizador gallego Lois Patiño va trazando, poco a poco, una sólida carrera. Tras comenzar con tres documentales ('Profesor Tejero', 'Rayito' y 'Zuma') enraizados en el retrato de personajes alejados de la sociedad, afectados por la locura, Patiño ha condensando su último trabajo en torno al paisaje en dos recientes series de videocreación: Paisaje-Distancia, Paisaje-Duración: una invitación a la reflexión llena de quietud e insólita belleza -en la línea del cineasta norteamericano James Benning- a través de estáticos planos generales. La obra del joven cineasta, abanderado del Novo cinema galego, ha sido multipremiada en prestigiosos festivales de todo el mundo. Recientemente, la Mostra de Cinema Periférico de La Coruña (S8) se ha hecho eco de su trabajo exhibiendo, en formato instalación, la ya citada 'Paisaje- Duración', 'En el movimiento del paisaje', 'Na Vibración' y la recién galardonada en el Festival de Oberhausen 'Montaña en sombra'. Un director con personalidad y estilo propios al que debemos seguir la pista.

  

SOCRATES ADAMS


La mejor promoción posible para ‘Todo va bien’ de Socrates Adams, es dejar hablar por sí sola a su sinopsis. Ian, un comercial gris y sin talento, es sometido por su jefe a la prueba-castigo de cuidar a un tubo llamado Mildred como si de una hija se tratara. Socrates Adams nació en 1984 y, tras la revelación que supuso en Reino Unido este ‘Todo va bien’, está a punto de publicar su segundo trabajo, ‘A Modern Family’. Ya es mucho decir, pero en los mejores momento de su novela, Adams nos recuerda al John Kennedy Toole de ‘La conjura de los necios’. Aquí la tendencia humorística no esquiva lo bizarro, con su Ian convertido en una especie de alternativa al protagonista de ‘Cabeza borradora’ de David Lynch y el mundo en el que se desenvuelve en una alternativa minimal a la desmesura del ‘Brazil’ de Terry Gilliam. Por momentos, a Adams parecen faltarle algunas de las estrategias de gran narrador que, como lectores, nos podrían involucrar en mayor medida en un relato que, a veces, peca de excesiva planificación conceptual. A pesar de esa escasez de chicha emocional, Adams es una voz a seguir, en pleno proceso de maduración, pero con una creatividad a prueba de bombas.

 

MASTON


“Maston es un hombre. Maston es una banda”. Con este escueto mensaje en su bandcamp se presenta el grupo de Frank Maston, músico californiano al que no es difícil imaginar durante horas, en su infancia y adolescencia, desmenuzando los sonidos de Brian Wilson, Phil Spector y Ennio Moricone. Como las de sus modelos, sus canciones son un prodigio de arreglos, melodías y misterio. Hagan la prueba y pongan a algún amigo ‘Strange Rituals’ o ‘Flutter’, a ver si son capaces de adivinar cuándo han sido grabadas. Si se puede recurrir al tópico de “bandas sonoras para películas que no existen” es gracias a grupos como éste, que también recuerda poderosamente el retrofuturismo de los primeros broadcast. Después del Ep ‘Voyages’ (2012), este año ha visto la luz el espléndido ‘Shadows’, que ya agotado su tirada limitada en vinilo. Para los que quieran más, también tienen su reciente y ensoñadora versión de ‘I Go to Sleep’ de The Kinks. Delicatessens absolutas.

Otros tags:
Lois Patiño, Socrates Adams, Maston

Otros contenidos relacionados:

Costa da morte
26.09.14
Off cine 2013
27.12.13
COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017