FIB 2016
10 nombres clave de la electrónica en 2013

10 nombres clave de la electrónica en 2013

Publicado el 12.12.13
por Carles Novellas

Podrían haber sido 20 y hubiéramos incluido a Daniel Avery, Kingdom (gran año de Fade To Mind), Om Unit, Clip!, Alizzz, Anthony Naples o Kode9 (siempre). Pero lo bueno si breve dos veces bueno; y, aunque quizás podrían ser otros, estos 10 que siguen lo han puesto muy alto este 2013. Al grano:

  

MIKE PARADINAS  

Por su labor como incansable descubridor de advenedizos y escenas imposibles al frente de Planet Mu debería aparecer cada año en una lista como ésta. Pero es que además éste 2013 nos ha regalado dos discos importantes, ambos bajo su mítico alias de µ-Ziq-: primero ‘Somerset Avenue Tracks (1992-1995)’, recopilación de joyas ocultas hasta la fecha; y después ‘Chewed Corners’, nuevo material a la altura de su reputación. Por si fuera poco, nos dejó con los ojos como platos y las piernas rotas en su actuación en el festival MiRA! de Barcelona, hace apenas unas semanas. Si el Time escoge al Papa Francisco, nosotros nos quedamos con Mike.

 

 

DANIEL LOPATIN

R Plus Seven’ aparece bien arriba en todos los resúmenes del año, y no es ninguna sorpresa. Ya cuando se publicó, a finales del mes de septiembre, el consenso fue instantáneo: no se recuerda tanta unanimidad desde ‘Untrue’, ‘Ciudadano Kane’ y los cinco MVPs de Michael Jordan. Lopatin –para quien no lo sepa aún: Oneohtrix Point Never– se reinventa sin dejar de ser él mismo en esta obra monumental de electrónica fracturada y visionaria para la generación post-internet. Su estética, además (portada, vídeos) es de las que dejan poso. 


 

DJ RASHAD  

Rashad Harden no podía faltar. El americano se confirma definitivmente como uno de los productores más relevantes de ahora mismo gracias a su insuperable terna en Hyperdub, todos de este mismo año: ‘Rollin’ en marzo, ‘I Don’t Give a Fuck’ en julio y ‘Double Cup’ –desde ya, la piedra rossetta del footwork– en octubre. Tras de escuchar cualquiera de ellos ya no vale eso de que el footwork es solo guarreo para que cuatro chavales del ghetto muevan los pies como si les estuvieran devorando los caimanes: Rashad refina, renueva y ‘musicaliza’ un género que nació marginal y se ha transformado en virus global. Kode9, Paradinas y varios cientos de miles de conversos en todo el mundo no pueden estar equivocados. Ah, y no nos olvidemos: nuestro hombre es también jefe de Teklife y Lit City Trax, dónde han publicado este año Traxman o Visionist. Más no se le puede pedir.

 

 

MARK PRITCHARD  

El inglés más ilustre de Melbourne (es un decir) lleva un tiempo con el talento desbocado y las ideas en ebullición, en gran parte debido a las posibilidades que le ha visto al footwork, la vuelta del jungle, el cruce de lenguajes entre ambos géneros y, básicamente, todo lo que se encuentra en el espacio entre los 160 y los 80 bpms. ‘Ghosts’, ‘Lock Off’ y ‘Make a Livin’’ (todos en Warp) son tres EPs magnos firmados con su propio nombre (detalle importante si tenemos en cuenta que ha usado más de 15 aliases distintos en sus 20 años de carrera) y que en realidad no son más que la avanzadilla de un esperadísimo nuevo LP que debería llegar durante el primer trimestre de 2014. Hay ganas. 

 

 

RON MORELLI  

Dirigir un sello neoyorkino desde París es uno de los muchos detalles que hacen de Morelli un tipo especial. Es aclamado como uno de los mejores djs de techno de la actualidad, pero todo el mundo reconoce que su técnica no es precisamente ejemplo de finura. Debuta como productor y lo hace un poco por lo bajini, con un pedrusco de cimiento armado y ruidaco salvaje en el sello de Vatican Shadow titulado ‘Spit’ (escupitajo: le va que ni pintado). Y sigue sacándose de la manga cantidades ingentes de material subterráneo de primera calidad en L.I.E.S., quizás el sello del año (por segunda temporada consecutiva). Olfato, integridad y carisma. 

 

 

FOUR TET  

Curioso (o no tanto) lo que está ocurriendo con Kieran Hebden-Four Tet: su talento no se pone en duda, pero sus haters crecen en número y furia. La razón es bien clara: está sobre-expuesto, hiperdimensionado, multipresente. Dicho de otra manera: es un pesado. Y esto, en tiempos dominados por la red, hay que vigilarlo. Bien es cierto que su actividad ha sido frenética y que casi todo lo que toca lo toca bien (empezando por ‘Beautiful Rewind’ y ese temazo que es ‘Kool FM’), pero quizás no sea necesario que cada semana aparezca aquí y allí porque le han reeditado un Late Night Tales a su nombre con el que él no está de acuerdo; o porque le han filmado en una web de Winsconsin comprando discos de free jazz a 2 euros; o porque se ha marcado una sesión de 8 horas non-stop que –admitámoslo– nadie va a escuchar. A pesar de todo le queremos porque, pardiez, es muy bueno.

 

 

JOE

¿Joe? ¿Perdón? ¿Joe qué más? Pues Joe a secas. Como Jose pero en inglés. No es que sea precisamente un novato, pero tampoco se ha prodigado mucho hasta ahora: 5 maxis en 4 años, del 2009 al 2012. Los más atentos y fans de esto del baile y los bajos retumbantes quizás conozcan sus dos contribuciones al recopilatorio de Hessle Audio ‘116 & Rising’ (sobre todo la trepidante ‘Level Crossing’ , hit infalible), pero ya muy a finales de este 2013 se ha destapado con dos nuevos releases que son pepinos de sabor intenso: primero ‘Slope / Maximum Busy Muscle’ en –de nuevo– Hessle Audio; y hace nada, dos días, con Punters Step Out / Club Scared’ en Hemlock (el sello de Untold). 4 de 4, 100% de efectividad. Además se acaba de marcar uno de los mixes del año para FACT.    

 

 

JOHN TALABOT  

Otro año grande en casa de Talabot. Su 'Dj Kicks' marca un punto de inflexión, pero no por ser el primer español en participar en la serie, si no por la calidad de sus minutos y lo insobornable de su propuesta, rechazando los cantos de sirena de los charts y los billetes rápidos. Aqunue, obviamente, no solo de Dj Kicks vive el hombre: John/Oriol ha girado con Pional por todo el mundo sin apenas respiro (abriendo para The xx o encabezando line-ups de festivales), ha empezado proyectos nuevos con algunos suecos (Genius of Time y Axel Boman, más concretamente) y ha seguido dirigiendo con mano firme el sello Hivern, cuyo ritmo de lanzamientos es cada vez más regular y excelso: a destacar este año los 12 pulgadas de New Jackson, Aster, Blanc (alias de otro que tal) y Michael & Mathis, y el EP de remezclas de temas de The xx. Que no decaiga.

 

 

JAMES HOLDEN  

Varios de los nombres de esta lista de elegidos están aquí por su ubicuidad y capacidad de multiplicarse a si mismos. Holden, en cambio, a pesar pinchar muy bien y dirigir un sello de pedigrí (Border Community, este año muy poco activo) aparece por una sola razón: ‘The Inheritors’, un disco que tiene todo un mundo dentro y que no se parece a ningún otro. Psicodelia, primitivismo, rituales cósmicos, espirales interminables de sonido, hipnosis y –atención– la promesa de unos directos revolucionarios que eleven aún más las bondades de una música que, definitivamente, no es de este planeta.

 
 

PAUL WOOLFORD  

Otro al que no esperábamos y que ha dejado una huella bien visible en esta segunda mitad de año. Primero se descolgó en verano con uno de los hits más incontestables de su ya larga trayectoria, ‘Untitled’, un trallazo de techno-house clásico y moderno (sí, se puede) editado en Hotflush, el sello de Scuba. Pero la sorpresa llegaría con ‘Soul Music’, doble álbum firmado como Special Request, el nombre con el que se transforma en un animal salvaje del jungle, los breaks y el drum’n’bass clásico y, sí, de nuevo, moderno. Bajos a punto de reventar, polirritmia con fundamento, mucha euforia rave (sirenas, llamadas a la revolución) y la mejor remezcla de todas las que le han hecho hasta hoy a Lana del Rey.

Otros tags:
Oneohtrix Point Never, Mark Pritchard, Four Tet, John Talabot, Mike Paradinas, DJ Rashad, Ron Morelli, Joe, Paul Woolford

Otros contenidos relacionados:

2013 en gifs (2)
31.12.13
COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017