FIB 2016
Como de la familia

Como de la familia

Ed. Salamandra, Trad. Carlos Mayor, 144 páginas
7.0
Publicado el 02.07.15

Con 'El cuerpo humano', publicada en 2013, Paolo Giordano demostró que el éxito de crítica y ventas de su primera novela, 'La soledad de los números primos’, ni le avasalló ni le hizo acomodarse en el terreno del relato amoroso intimista y pesimista que le aseguraría de nuevo un best seller, si no estaba ya asegurado. La guerra de Afganistán, como telón de fondo de las vicisitudes de un grupo de soldados italianos, no guardaba en principio mucha relación con esa búsqueda infructuosa de Mattia y Alice de una vida en común y a la que asistíamos desconcertados por la suma de obstáculos que los mismos protagonistas colocaban en su camino. Sin embargo, bajo la descripción de ese avispero afgano donde la espera y la incertidumbre ante el ataque enemigo actuaban como catalizadores de los conflictos personales, encontrábamos ese mismo pesimismo desasosegante que nacía de la incapacidad de controlar los acontecimientos. Incapacidad que conducía a la parálisis y a la resignación. El resultado fue una novela aceptable.

Con su nueva obra,'Como de la familia', Giordano vuelve a la intimidad de los hogares, a la familia, a la pareja, pero de nuevo con la desilusión  y la impotencia como bandera.  Una impotencia que se nutre de la inmadurez de sus protagonistas para afrontar una vida en común cuando alguno de los pilares que la sustentan falla. En este caso la muerte de la Señora A., la mujer que trabaja como asistenta y niñera para una joven pareja, hace a estos enfrentarse a un vacío nuevo, a observar por primera vez la distancia que en realidad les separa y que aquella mujer había logrado llenar y camuflar. El amor está ahí, pero mantener ese amor, llevarlo más allá del éxtasis inicial es lo complicado.

La dureza argumental es algo que caracteriza a Giordano. El autor siempre incorpora situaciones de gran dramatismo a sus historias, bien sea la desaparición de un niño o la muerte por cáncer de la “tata” en el caso de 'Como de la familia'. Sin embargo, el novelista italiano enfría la posible deriva lacrimógena con un lenguaje directo y frío, que a veces puede incluso desasosegarnos, pues preferiríamos sentirnos más cómodos en esa intimidad de los protagonistas o menos implicados en el crudo retrato de la enfermedad. Asimismo, es de agradecer que, a pesar de que en palabras del propio autor la señora A. es un arquetipo de tantas y tantas nanas que han acompañando a las clases medias altas, no se trate en ningún momento de revestir su figura de ejemplaridad o heroísmo por el hecho de sufrir una enfermad grave. Vemos las brechas que el cáncer causa en el ánimo y en la voluntad de una mujer que para la pareja protagonista se presentaba imbatible.

Paolo Giordano es fiel a lo que muchos lectores esperábamos de él, que nos haga sentir incómodamente cercanos a las vivencias cotidianas que describe, sea en un cuartel afgano o en la cocina de una casa familiar. Su tercera obra cumple las expectativas sin sobrepasarlas.

Otros tags:
Paolo Giordano

COMENTARIOS
Tu nota: ( opcional )  
   
 
Numerocero ©. 2011-2017