FIB 2016
Rolando Hinojosa Smith

Timeline: Rolando Hinojosa Smith

Publicado el 21.05.13
por Numerocero

Hace unos días os adelantábamos en exclusiva las primeras páginas de Estampas del valle (Xórdica Editorial), la obra clave de Rolando Hinojosa Smith, publicada originalmente en 1973. Ahora es el turno de hablar con esta figura ineludible de la literatura chicana y creador de la celebrada saga Klail City Death Trip para recorrer una vida y una obra que abarcan casi nueve décadas.

AÑOS 30

“Provengo de una familia de lectores, mis padres se leían uno al otro. Mi madre, Carrie Effie Smith, era anglo americana, pero hablaba y escribía bien, tanto en español como en inglés.  De mi parte, yo era el menor de la familia; de los cinco, cuatro nos dedicamos a la enseñanza. Mi madre me enseñó el alfabeto en español y a los tres o cuatro años leía cuentos o periódicos que mi padre compraba en Matamoros, Tamaulipas.  Mi pueblo natal, Mercedes, Texas, queda a unos ocho kilómetros del Río Grande (en México se le llama el Río Bravo) y desemboca en el golfo mexicano.”

AÑOS 40


“En el tercer año de secundaria sosteníamos concursos en los cuales uno escribía cuentos y ensayos. La biblioteca conserva cinco piezas mías. El primer cuento que escribí en español tomó lugar en Arteaga, Coahuila, aldea montañosa  de 1200 habitantes, donde pasaba los veranos con una familia méxico-texana. El cuento habla de dos campesinos que tratan de huir de la leva durante la Revolución Mexicana de 1910. Fallecen al tratar de evadirla. Contaba con quince años de edad; el tema surgió ya que de niño prestaba atención a las conversaciones de la gente mayor, muchos de los cuales habían participado en la Revolución. El cuento lo perdí, pero no me acuerdo cuándo ni dónde.”

“A la edad de diecisiete años, con permiso de mis padres, me presenté de voluntario, en 1946. Serví  16 meses y después de mi licencia me inscribí en la universidad de Texas en Austin.  Estudie año y medio y en el año 49, volví al ejército.”


AÑOS 50

“Pasé unos meses en Japón y en junio de 1950 estalla la guerra en Corea. Participé en la primera batalla (Task Force Smith) donde sufrimos 188 bajas y treinta y pico que cayeron prisioneros. Pocos meses después, descubrimos sus cadáveres; habían sido asesinados por los norcoreanos.  Un balazo en la nuca.  Me licencié 19 meses después y volví a la universidad.  Dado mi servicio militar, el gobierno nacional me proporcionó 48 meses de estudios universitarios; se encargaba de todos los gastos además de un estipendio de 75 dólares mensuales. Trabajaba en una de las bibliotecas y eso también me ayudó a pasarla cómodamente.  Leía de todo y, como compartí un apartamento con dos chicos brasileños, estudié el idioma portugués formalmente, además de hablarlo de diario.”


AÑOS 60


“Después de mi licencia universitaria trabajé como profesor de secundaria, luego trabajé para una firma química, luego como gerente de una fábrica de ropa, volví a la secundaria, y por fin la hice de funcionario público.  Cosa de nueve años y con la lectura siempre a la mano.  Mi mujer pagó por todos los gastos de nuestro casamiento y pasamos la luna de miel rumbo a la Universidad de Illinois (Urbana-Champaign) donde, cinco años después se me otorgó el doctorado al defender la tesis sobre Galdós.  Impartí clases en Trinity University (San Antonio, Texas) por dos años solamente, ya que me ofrecieron ser jefe del departamento de idiomas modernos en Texas A & I en Kingsville.  A los cuatro años se me nombró decano del colegio de artes liberales.  Dos años después se me ascendió a Vice Presidente de la universidad.  Dimití al año, ya que la universidad de Minnesota me había ofrecido el puesto de jefe del departamento de literatura chicana.  Durante este tiempo, mi mujer realizó sus estudios como abogada.”




AÑOS 70

“A principios de los años '70, asistí a un congreso regional y me topé con un amigo y ex-colega, Daniel Rodríguez.  Me dijo que iba a presentarme a Tomás Rivera. La semana anterior un estudiante me había regalado una entrevista y un cuento de Tomás.  Nos presentamos y empezamos a caminar por el campus universitario. Caminamos  cosa de cinco horas y por consiguiente no asistimos a ninguna de las sesiones o al almuerzo.  Tomás había ganado el Premio Quinto Sol por su novela ".  . y no se lo tragó la tierra’." Es un relato extraordinario. Yo no había publicado nada y cuando le mencioné que tenía algo, me pidió que se lo enviara.  El cuento fue aceptado y recibí un cheque de 35 dólares.  Para ese tiempo ya tenia hecha buena
parte de la primera novela, ‘Estampas del Valle’, a la cual también se le otorgó el Premio Quinto Sol.  Recién cumplidos los catorce años de nuestra amistad, muere Tomás.  Una gran pérdida no solo para mí, sino también para la literatura méxico-americana.  Pero durante esos catorce años, viajamos a múltiples estados y universidades en California, Colorado, Oklahoma, Indiana, Arizona, Louisiana, New York, y México D.F.”

AÑOS 80 Y 90

“ Al fin de mi cuarto año en Minnesota, las universidades de California en Los Angeles (UCLA) y la de Texas, me ofrecieron un puesto como profesor.  Escogimos Austin en 1981 y vivimos felizmente hasta la muerte de mi esposa en 1999.  Para ese tiempo ya había publicado ‘Estampas del Valle y otras obras’ (el Premio Quinto Sol) , ‘Klail City y sus alrededores’ (Premio Casa de las Américas) y, en 1981, ‘Korean Love Songs’.”

“He tratado de escribir en múltiples géneros dentro de la novela, narraciones cortas en Estampas y Klail City, una novela en verso (‘Korean Love Songs’), novela epistolaria (‘Mi querido Rafa’), una novela sin narrador donde los que narran son los treinta y pico de personajes (‘Los amigos de Becky’), novela que toma lugar en una universidad ( ‘We Happy Few’), novela en forma de diario (‘The Useless Servants’), y otras más, ya que quería mostrarle a los escritores jóvenes que no tenían que escribir una novela del siglo diecinueve por excelentes que fueran.  La novela eje se titula ‘Claros varones de Belken’.  Por lo visto, titulo basado en la obra de Fernando de Pulgar, así como dos novelas criminales.  Lo que halaga son las tesis para el doctorado que se han escrito sobre la serie en España, Sicilia, Alemania,
EEUU, así como tesis para la maestría: Países Bajos, Suecia, Italia, etc.  Debido a ‘Korean Love Songs’ y ‘The Useless Servants (Los siervos inútiles)’ se me invitó a la universidad nacional en Seul.·

“Viajo mucho, pero también escribo sea donde sea y esté. Seguramente como otros escritores, a veces despierto a las tres o las cuatro de la mañana y si tengo algo que decir o escribir, pongo manos a la obra.  Además de ello, tengo los fines de semana libres, las vacaciones escolares, los veranos, y días feriados. No tengo, pues, excusa alguna si dejo de escribir.”

Otros contenidos relacionados:

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017