FIB 2016
Roberto Bolaño

Manual de uso: Roberto Bolaño

Publicado el 18.02.15
por Julio C. Santamaría

El mito Bolaño

¿Se ha convertido Roberto Bolaño (1953-2003) en mito?  Quizá sea demasiado pronto para afirmarlo, los tiempos en la literatura por lo común son distintos  a los del deporte, el cine o la televisión,  y pasados doce años de su muerte, el fenómeno Bolaño sigue aún gestándose a pesar de esa temprana canonización de la que ha sido objeto. No obstante, ciertas condiciones para dicha mitificación se cumplen: una carrera en pleno éxito que se trunca por la enfermedad y la muerte a una edad temprana, a los cincuenta, y una biografía donde se mezcla lo político, lo bohemio, lo generacional e incluso cierta marginalidad que ha sido convenientemente exagerada por el marketing literario. Pero sobre todo existe una identificación de un autor con sus personajes y con  sus tramas. En este sentido Bolaño lo puso fácil con Arturo Belano, protagonista de 'Los detectives salvajes', presente en otras obras como 'Amuleto' e imaginario inspirador de 'Estrella distante', un alter ego con infinitas  coincidencias biográficas con su creador. El riesgo de esa mitificación es que crea una envoltura que cubre la obra del escritor, una envoltura que distorsiona ciertas miradas sobre su obra. La gran baza de Bolaño, sin embargo, está en que su literatura posee la calidad suficiente y  una fuerte  unidad  temática y de estilo que hacen que en realidad se conciba como un gran proyecto que ha seguido creciendo con la publicación de varias obras después de su fallecimiento como 'El tercer Reich', o 'Los sinsabores del verdadero policía'. Bolaño se ha situado por sus justos méritos literarios en un autor imprescindible y clave de la literatura hispanoamericana de finales del XX y principios del XXI.

A Bolaño la fama le llega pasados los cuarenta con la publicación de 'La literatura nazi en América' (Seix Barral) en 1996, pero especialmente con su paso a Anagrama y la publicación de 'Estrella distante' (1996) y sobre todo de  'Los detectives salvajes' en 1998, Premio Herralde de Novela y Premio Rómulo Gallegos. Atrás quedan los años de enviar relatos a concursos literarios de ayuntamientos e instituciones, concursos que le van permitiendo subsistir con su familia en Blanes. En uno de estos concursos donde es  finalista descubre incrédulo que otro de los finalistas es el reconocido escritor argentino Antonio Di Benedetto. Bolaño se sorprende de que un autor de esa categoría participe en esos concursos alimenticios. Consciente de la dureza del mundo editorial, Bolaño persistirá, no obstante, en dar a conocer su obra en la cual trabaja incansablemente.  La anécdota de Di Benedetto, con quien mantuvo una fluida correspondencia, le inspirará uno de sus más famosos y premiados cuentos, 'Sensini', incluido en el volumen de relatos 'Llamadas telefónicas' (1997). Porque Bolaño es un escritor que habla de escritores, que convierte el juego metaliterario en el leitmotiv de su obra.  Y si enumerar las influencias del autor chileno requeriría un sinfín de páginas, la de autores como Borges es innegable. Un ejemplo de ello es  'La literatura nazi en América', una antología de escritores latinoamericanos, ficticia y llena de humor, que irremediablemente nos evoca la tradición borgiana de fabular con literaturas inexistentes. Una novela avanza una constante de su obra, esa necesitad de establecer sus particulares cánones literarios donde, junto a Borges o Cortázar, están autores como Efraín Huerta, Enrique Lihn, Bioy Casares, autor de 'La invención de Morel' de la que Bolaño dijo que después de esta obra  ya no se podía escribir nada nuevo, o miembros de su propia generación como el recientemente desaparecido Pedro Lemebel.

Bolaño afirmaba: “Estoy condenado, afortunadamente,  a tener pocos lectores, pero fieles. Son lectores interesados en entrar en el juego metaliterario  y en el juego de toda mi obra, porque si alguien lee un libro mío no está mal, pero para entenderlo hay que leerlos todos, porque todos se refieren a todo. Y ahí entra el problema”. Con los años el número de lectores no ha sido tan pequeño como el autor imaginaba. Su irrupción en el mercado estadounidense, con el apadrinamiento de personalidades como Susan Sontag o Patti Smith, y su difusión por numerosos países de Europa le han convertido en un autor de culto al que quizás no podríamos colocarle la etiqueta de best seller en el uso más corriente del término, pero sí la de  autor de largo recorrido.

Sí acertó  Bolaño al identificar un tipo de lector fiel que con cada nuevo libro va componiendo un puzle donde se superponen la obra y la vida del autor.

Hasta 1996 su obra publicada se limitaba a 'Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce' escrita junto a Antoni G. Porta (1984), 'La senda de los elefantes' (1984) que años más tarde se reeditaría con el título de 'Mounsier Pain', 'La Pista de hielo' (1993) y algunos de sus libros de poesía como 'Reinventar el amor' y 'Los perros románticos'. En el periodo entre 1996 y 2003 Bolaño va a libro por año en una actividad frenética para dar luz a toda una obra que había ido amasando durante dos décadas como puede verse en la exposición Archivo Bolaño del CCCB de Barcelona y ahora en la Casa del Lector de Madrid. Por eso resulta imposible obtener una visión panorámica de Bolaño sin ahondar en ese pasado previo al éxito literario.

 

Los años del DF, los infrarrealistas, y el traslado a Europa


Roberto Bolaño abandona su Chile natal y se traslada al DF en 1968, en plena adolescencia.  Aquellos años en la capital Mexicana son años de frenética lectura y de sus primeros pasos en la escritura. Bolaño en aquel entonces aspiraba a ser poeta.

En 1975 funda junto con Mario Santiago y otros escritores jóvenes el movimiento  poético infrarrealistas. Los infrarrealistas se sitúan como un movimiento al margen y en contra de la poesía oficial e institucional  mexicana cuyo mayor representante era Octavio Paz. Para Bolaño la referencia poética más válida era su compatriota Nicanor Parra que años atrás había bajado a la poesía de su pedestal con obras como 'Antipoemas' de 1960. Los infrarrealistas eran un grupo de jóvenes ávidos de literatura y en un permanente deambular por la calles del DF que hicieron de cafés y cantinas sus templos marginales de la literatura y que publicaron sus obras en fanzines y revistas extrainstitucionales. Eran unos años, los setenta, en que quizás los movimientos literarios quedaban como algo del pasado. Los años del DF los resume Bolaños en uno de sus poemas más célebres que forma parte de  'Los perros románticos':

“En aquel tiempo yo tenía veinte años

y estaba loco.

Había perdido un país

pero había ganado un sueño.

Y si tenía ese sueño

lo demás no importaba”

 

En 1977 Bolaño se traslada a España, primero a Barcelona, más tarde a Gerona  y por último a Blanes, pero México será el escenario principal de sus novelas. Los infrarrealistas se convertirán en material novelesco mutando su nombre por el de real visceralistas en 'Los detectives salvajes'.

Desde finales de los 70 y la década 80, y pese a la publicación de dos de sus novelas, Bolaño, como ya hemos dicho, vive sumido en la creación de su obra alternándola con trabajos como el de guarda de camping o vendedor de artesanía. En 1985 se casa con Carolina López con quien convivía hace años y con quien tiene dos hijos.

En los noventa sus intentos constantes de publicación se ven compensados aunque la enfermedad que le aqueja se hace cada vez más presente.

 

Los detectives salvajes



La producción literaria de Bolaño, entre poesía, narrativa y ensayo ('Entre paréntesis'), es considerablemente extensa. Pero es innegable que son dos obras fundamentalmente las que le sitúan como un narrador excepcional, 'Los detectives salvajes' y '2666'. Hasta 1997, la producción de Bolaño se restringía a relatos y novelas no demasiado largas.

La figura del detective en Bolaño es una acertada metáfora en esa labor de búsqueda y reconstrucción de biografías inventadas que salpica toda su obra, que con 'Los detectives salvajes' alcanza su punto culminante y que se mantiene en  2666.  Ya 'Estrella Distante' surgido de uno de los capítulos finales  de 'La literatura nazi en América', se trata de reconstruir la biografía de Carlos Wieder, poeta y torturador en los meses posteriores al golpe de estado de Pinochet.  En Los detectives salvajes sus protagonistas, Arturo Belano y Ulises Lima recorren el México de los setenta en búsqueda de la desaparecida escritora Cesárea Tinarejo, en un viaje con reminiscencias beat y con aires de thriller. El viaje y sus consecuencias se dilataran en una narración  que dura veinte años, de 1976 a 1996. Dividida en tres partes, la central y más importante es un impresionante relato polifónico en que decenas de personajes en una especie de testimonio-entrevista van recomponiendo lo acontecido a los protagonistas del viaje durante ese intervalo de veinte años.  Este artificio estructural es situado por algunos críticos a la altura de 'Rayuela' de Cortázar. Cargada  un humor iconoclasta y agresivo, la obra está impregnada a su vez de una melancolía que es también un recurrente en toda su producción.

 

2666

'2666', publicada póstuma en 2003, es un monumental ejercicio narrativo dividido en cinco partes que poseen entidad propia. De hecho, el mismo Bolaño dispuso su publicación por separado cuando ya era consciente de su próximo fallecimiento. Editor y familia consideraron más conveniente la publicación conjunta. El argumento gira en tono a la figura del escritor alemán Beno Von Archimboldi, claro homenaje al pintor italiano Giuseppe Arcimboldo, quien es en este caso el personaje a reconstruir.  La narración se desarrolla en Europa y América. Calificada por parte de la crítica como novela total, en la obra la melancolía convive con el horror. Horror que se manifiesta tanto en la descripción cruda de los asesinatos de mujeres en el municipio de Santa Teresa, nombre con el que Bolaño rebautiza Ciudad Juárez, como en ese recorrido que se hace de la historia Europea del siglo XX.  A pesar de que posteriormente se han editado otras obras, '2666' ejerce de testamento literario del autor que trabajó en ella hasta la extenuación poco antes de su fallecimiento.

Otros tags:
Roberto Bolaño

Otros contenidos relacionados:

Librerías
19.09.13
COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017